Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
revista10

ENSXXI Nº 10
NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2006

Durante la reunión de París, cuyas sesiones fueron codirigidas por Jean-Claude Ginisty y Ignacio Paz-Ares (de las delegaciones de París y Madrid, respectivamente) el presidente del Notariado de París, Gérard Canales, propuso cuatro grandes líneas de reflexión:

a) La ANME tiene por vocación favorecer los intercambios de información jurídica. Los trabajos emprendidos desde su creación caminan en buen sentido. Hay que favorecer su difusión entre los notarios, para que puedan beneficiarse de las comparaciones entre los distintos sistemas existentes.
b) La ANME debe favorecer el intercambio y encuentro de notarios en el marco de acciones comunes, con el modelo, por ejemplo, de las Jornadas de información y formación iniciadas con la Law Society. El objetivo es que notarios de diferentes países tomen el hábito de trabajar juntos.
c) La ANME debe favorecer los intercambios de los estudiantes y los jóvenes notarios, para preparar el futuro de la profesión.
d) La ANME debe favorecer los encuentros con los poderes políticos y económicos locales. En cada una de nuestras metrópolis, el Notariado es un actor integrado  en esos ámbitos. Conviene estructurar esta dimensión, incluso mediante alguna organización informal que permita integrar las fuerzas locales y los representes de las Cámaras de Comercio en acciones comunes con el Notariado.

El acta de la sesión de París recoge que la delegación española presentó la revista EL NOTARIO y anunció la creación de un espacio, dentro de la revista, dedicado a dar a conocer la ANME y sus trabajos.
Recoge también que los representantes del Notariado de Bruselas propusieron organizar una Jornada de información, en los locales del Consejo Económico y Social Europeo, sobre el tema de la adquisición inmobiliaria y destinado a los funcionarios europeos: procedimientos de negociación de las compraventas, firma de precontratos, firma del documento notarial, fiscalidad inmobiliaria, financiación y crédito hipotecario.
A propuesta de Ignacio Paz-Ares se toman acuerdos para la puesta al día y difusión de las fichas temáticas. También a su propuesta, la delegación suiza acepta asumir la presidencia del Bureau de la ANME, con Berlín y Roma como vicepresidentes, manteniendo París la secretaría y asumiendo Bruselas la tesorería.