Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
revista11

ENSXXI Nº 11

ENERO - FEBRERO 2007

IN MEMORIAM

Nos ha dejado uno de los grandes del Notariado. El día 22 de enero, a las cuatro de la madrugada, falleció en su domicilio en Madrid uno de los más grandes del Notariado, Manuel de la Cámara Álvarez. El Colegio Notarial de Madrid se siente particularmente orgulloso de la galería de notarios excepcionales que han engrandecido su historia. EL NOTARIO DEL SIGLO XXI le eligió en su número 2 como arquetipo de notario magistral, ejemplo para las nuevas generaciones de profesores y notarios, y paradigma de quienes han otorgado al Notariado parte del lustre y prestigio que le adornan.
En la entrevista publicada entonces proclamó su convicción de que "sólo el Notariado latino garantiza la eficacia del negocio jurídico". Fue miembro de la Comisión de Codificación y vicepresidente de honor de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, así como vicepresidente de la Unión Internacional del Notariado Latino y decano honorario del Colegio Notarial de Madrid, y estaba en posesión de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort.
Maestro por actitud, por prestancia y por vocación, Manuel de la Cámara era, en suma, una de las grandes lumbreras que el Colegio Notarial de Madrid ha brindado al mundo jurídico. Ingresó brillantemente en el Notariado en 1944 y siete años después ya estaba en Madrid, donde ejerció hasta su jubilación. En los años setenta, sus clases magistrales en el Centro de Estudios Tributarios marcaron un hito en la historia del Derecho Mercantil.
La libertad, como consecuencia necesaria e inevitable de la verdad, fue para él obsesión e ideal de vida. EL NOTARIO DEL SIGLO XXI quiere rendir cumplido homenaje "in memoriam"  a quien nunca podrán olvidar sus amigos y compañeros, tanto las generaciones pasadas como las venideras, por sus inestimables aportaciones al mundo científico jurídico. Manuel de la Cámara, maestro, investigador, gran notario, mejor persona, deja en el Colegio Notarial de Madrid un recuerdo imborrable. Descanse en paz.