Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
revista12

ENSXXI Nº 12
MARZO - ABRIL 2007

EMILIO GARRIDO CERDÁ
Notario

José-Luis Martínez Gil nació en Galicia, de donde era su madre y en donde su padre estaba destinado como Registrador de la Propiedad. Poco después fue a vivir con sus padres a Valencia, la tierra de su padre, donde estudió el Bachillerato y la Carrera de Derecho. Quiero decir con ello que, aunque parezca hombre serio e, incluso adusto, el fondo de su alma lo llena de un, perfecto mestizaje entre la agudeza y sensibilidad gallega y la luminosidad y brillantez mediterránea. 
Ingresó prontamente en el Notariado. Quizás el primer ejercicio de la oposición lo aprobó antes de cumplir 24 años. Nos conocimos en aquella oposición de 1.919 que, se celebró en Barcelona, quizás un poco antes en la Academia de Emilio Bartual. Y desde entonces hemos guardado una entrañable amistad, que se ha ido robusteciendo con el transcurso de los años. Ingresó por Sort. Estando allí publicó su primer trabajo en la Revista Jurídica de Cataluña, "El impulso como causa de desuso de las capitulaciones matrimoniales", que refleja la sensibilidad del joven notario frente a la realidad que distorsionaba la tradición jurídica de la zona. 
Poco después se trasladó a Villar del Arzobispo, acercándose a Valencia. En Valencia formamos un reducido grupo para preparar la oposición restringida y asistíamos al Seminario de la Facultad de Derecho que dirigían los Profesores Luis Díaz Picazo y Manuel Broseta. Allí pude constatar la agudeza mental de José Luis. Recuerdo una sutil teoría que formuló sobre los efectos de las condiciones resolutorias potestativas, y que abandonó por no ajustarse a la formulación que defendía VaIlet en base de una interpretación histórica, a pesar de que al menos yo la consideraba genial. Y es que, por aquel entonces, Vallet era para nosotros como un dios.

"De su época de Decano cabe destacar la organización de las Jornadas de la Academia Matritense sobre la Ley 11/1981 de reforma del Código Civil, y el Simposio Notarial 83, máximo esfuerzo de modernización y actualización del Notariado, cuyas ponencias y comunicaciones conservan toda su lozanía"

Junto con Roberto Blanquer, Antonio Beaus y Antonio Soto hicimos todo el temario de la oposición, que era mucho más amplio que los de ahora. Antonio Beaus, José Luis y yo utilizamos el sistema llamado acumulativo y le oí "cantar" cientos y cientos de temas. José Luis era un brillantísimo: orador, que anonadaba al oyente. Sin embargo la primera oposición no le fue demasiado bien y solo obtuvo una segunda: Monforte de Lemos. Fue extraño, porque le tocó un tema que creíamos perfecto, y dicho por él era pluscuamperfecto, pero el Tribunal lo consideró desenfocado.
Pero a la segunda, obtuvo Madrid, donde tomo posesión en Abril de 1.968, realizando un brillante y eficaz ejercicio de la profesión, e iniciando una trayectoria corporativa que le llevó hasta las más altas metas.  Desde un primer momento estuvo integrado en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Unión Internacional del Notariado Latino. En enero de 1.976 fue nombrado Director General de los Registros y del Notariado. Era la época de la transición y a nadie se le escapa la importancia del Ministerio de Justicia. Fueron Ministros Antonio Garrigues y Landelino Lavilla, y Decano del Colegio de Madrid Francisco Núñez Lagos. Con todos ellos tuvo José Luis perfecta consonancia ante los problemas que se le plantearon en aquellos tiempos, quizás el peor fue el de los intentos de la Ley de Bases de la Función Pública de la UCD. Atención especial dedicó José Luis a las Resoluciones de los Recursos Gubernativos. Hay muchas Resoluciones ejemplares de esta época.

"En 1976 fue nombrado director general de Registros y Notariado. Fueron ministros Antonio Garrigues y Landelino Lavilla, y decano del Colegio de Madrid Francisco Núñez Lagos. Con todos ellos tuvo José Luis perfecta consonancia ante los problemas que se le plantearon en aquellos tiempos"

Apenas cesado de Director General fue elegido Decano del Colegio de Madrid y Presidente de la Junta de Decanos, convirtiéndose en el único notario que ha ostentado ambos cargos, además de Don Eduardo López Palop. De su época de Decano cabe destacar la organización de las Jornadas de la Academia Matritense del Notariado sobre la Ley 11/1981 de reforma del Código Civil, y el Simposio Notarial 83, máximo esfuerzo de modernización y actualización del Notariado, cuyas ponencias y comunicaciones conservan toda su lozanía. José Luis fue Presidente de su Consejo Permanente.
José Luis ha sido profesor de la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense y Colegio de Abogados de Madrid. Es miembro de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia. Y está en posesión de la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort.
Desde un punto de vista doctrinal, además de aquella primera conferencia sobre capitulaciones, José Luis ha partícipado en varias Ponencias en Congresos de la UINL sobre "Los efectos del divorcio, de la separación de cuerpos y de la separación de hecho sobre las personas y sobre los patrimonios en derecho comparado" (Munich-Salzburgo, 1.967); "Efectos deI divorcio, de la declaración de divorcio en derecho comparado" (Montevideo, 1.969); "Conflictos de leyes en materia de sucesión por causa de muerte..." (Atenas, 1.971); y ''Normas de Derecho Internacional Privado aplicables a la transmisión y partición de  herencia" (Buenos Aires, 1973).

"Nació en Galicia, de donde era su madre y en donde su padre estaba destinado como Registrador de la Propiedad. Poco después fue a vivir con sus padres a Valencia, la tierra de su padre. El fondo de su alma lo llena de un, perfecto mestizaje entre la agudeza y sensibilidad gallega y la luminosidad y brillantez mediterránea"

En materia de Urbanismo, especialmente en referencia a las Urbanizaciones Privadas, ha pronunciado varias conferencias en Madrid y en Barcelona. En la Academia Matritense del Notariado ha pronunciado dos conferencias relativas a la condición resolutoria y al régimen jurídico de las acciones, así como sobre el régimen de la transmisión de acciones en la Academia Sevillana del Notariado. Ha tratado también la materia de Ia prelación de créditos laborales en una obra colectiva publicada por la Caja  de Ahorros de Madrid y pronunciado una conferencia sobre la fe pública mercantil publicada por la Junta de Decanos. También publicó, junto con Francisco Núñez Lagos y Francisco Lucas Fernández, un pequeño tratado sobre "Los aspectos notariales de Inversiones Extranjeras" que nos sirvió de libro de cabecera de despacho para muchos notarios.
Y una última faceta, no por menos conocida menos valiosa y meritoria. Ha preparado a decenas y decenas de opositores, para el segundo ejercicio de la oposición. Son muchos los Notarios cuya primera preparación para el ejercicio de la profesión, ha estado en manos de José Luis. Entre ellos, sus dos hijos notarios de Madrid.