Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 15
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2007

JOSE MANUEL GARCÍA COLLANTES
Notario de Madrid y presidente de la Comisión de Asuntos Europeos de la UINL     

Grupos de trabajo de la Unión Internacional del Notariado
                                                             
La UNION INTERNACIONAL DEL NOTARIADO (U.I.N.L.) cuyo 25º congreso celebramos en la actualidad en Madrid, cuenta con numerosas comisiones a través de las cuales realiza sus actividades. Es éste un buen momento para hablar de algunas de ellas y exponer los trabajos que realiza.
Una de las comisiones más antiguas y sin duda la más importante en cuanto a  número de miembros, es la COMISION DE ASUNTOS EUROPEOS (C.A.E.). Está funcionando ininterrumpidamente sobre la base de dos sesiones anuales (primavera y otoño) desde el año 1964. Su primera sesión tuvo lugar en Ginebra el cinco de diciembre de 1964 y la última, por ahora, se ha celebrado en Saint Malo (Francia) los días catorce y quince de este mes de septiembre de 2007. En España ha celebrado nueve reuniones en su ya antigua trayectoria: cuatro en Barcelona (la última en mayo de 2005), tres en Madrid, una en Valencia y una en Granada. En su “pequeña historia” ha habido varias vicisitudes: fue creada en su seno una “Sección del Mercado Común”, que fue configurada como comisión independiente durante algún tiempo, para finalmente refundirse de nuevo hace tres años con su matriz bajo el nombre original y genuino de COMISION DE ASUNTOS EUROPEOS.
Han sido miembros de ella figuras señeras de nuestro notariado y han sido varios los españoles que la han presidido: Ramón Fraguas, Jesús Led Capaz, José Luis Perales Sanz y, actualmente, quien esta reseña escribe. La Comisión está dirigida por un directorio o “bureau” compuesto por siete miembros (su actual secretario es el notario de Almería Salvador Torres Escámez).

"Una de las comisiones más antiguas y la más importante en cuanto a  número de miembros, es la de Asuntos Europeos.  Funciona ininterrumpidamente sobre la base de dos sesiones anuales desde el año 1964"

Forman parte de esta comisión todos los países de Europa con un sistema de notariado de tipo latino (treinta y dos actualmente) y cada país está representado por un número de delegados que puede oscilar entre dos y cinco. (Los delegados españoles a fecha de hoy son Enrique Brancós, Pedro Carrión, Ernesto Tarragón, Cristina Planells y María Reyes Sánchez Moreno). Esto nos da una idea de las dimensiones de la comisión y del pluralismo existente en su seno: Conviven notariados veteranos (Francia, España...) con otros recién incorporados (Georgia, Ucrania, Bulgaria...); grandes notariados (Alemania, Rusia, Italia...) con pequeños (Luxemburgo, Andorra, Malta, San Marino e incluso la Ciudad del Vaticano...). También asisten a sus sesiones, en calidad de observadores, representantes de los juristas anglosajones de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda. Se trata de un equipo, como puede observarse, bastante variopinto y cada sesión puede muy bien ser considerada como un “pequeño” congreso del notariado europeo. Son idiomas de trabajo el francés, el inglés y el alemán, aunque las publicaciones se hacen todas en francés.
Sus actividades abarcan aspectos internos y externos. Desde un punto de vista interno, la finalidad principal de la comisión estriba en la formación de sus propios miembros. Dicho de otra manera: Se trata de obtener un grupo de notarios dotados de una buena formación en Derecho Comparado y en Derecho Comunitario, capaces de transmitir sus conocimientos a sus respectivos países. Esto se consigue a través de un intercambio de información legislativa en todas las sesiones, así como en la celebración dentro de ellas de foros sobre aspectos sobresalientes de la actualidad legislativa europea.
Más importante es la actividad externa. Despojada la C.A.E. de toda actividad política frente a la Unión Europea (función asumida con ventaja por el Consejo de los Notariados de la Unión Europea CNUE), la comisión ha centrado sus esfuerzos en intentar ser un verdadero comité científico al servicio de los notarios de Europa. En este sentido, sus actividades se desarrollan en el doble plano del estudio y la enseñanza.

"En los últimos tres años han sido acometidos y terminados trabajos, entre otros, referentes a 'condiciones de validez de poderes en el ámbito europeo', y 'representación de personas jurídicas'"

El estudio se realiza a través de subcomisiones constituidas en su seno para el examen de los temas que, propuestos por el directorio o “bureau”, son aprobados por la asamblea plenaria de miembros. Estos temas versan, como es lógico, sobre cuestiones de Derecho Comparado de los países miembros, así como sobre aspectos de Derecho Comunitario ya vigente en las materias que más afectan directamente al trabajo cotidiano de los notarios. Muchos de los trabajos realizados por la comisión a lo largo de su trayectoria han alcanzado gran difusión tras haber sido publicados. Recordemos los manuales uniformes de poderes, los manuales de regímenes económico-matrimoniales y sucesorios, hoy agotados... Más recientemente el llamado “libro azul”, también sobre Derecho de Familia y Sucesiones, en trance de ser actualizado y publicado de nuevo...
En los últimos tres años han sido acometidos y terminados trabajos referentes a “condiciones de validez de poderes en el ámbito europeo”, “representación de personas jurídicas”, “obligaciones de los notarios en relación con el blanqueo de capitales”, divorcios transfronterizos”, “formación continua de los notarios en Europa”, “funciones y organización de los distintos notariados europeos”, “consecuencias jurídicas de las parejas de hecho”, “título ejecutivo europeo”, “sociedad anónima europea”, “circulación de documentos notariales en Europa por vía electrónica” y “sucesiones transnacionales”.        
La segunda gran actividad de la comisión en el orden externo, la enseñanza, se lleva a cabo a través de la ACADEMIA NOTARIAL EUROPEA. Esta academia,  que funciona dentro de la C.A.E., fue creada fundamentalmente para contribuir a la formación de los nuevos notariados surgidos en el centro y este de Europa tras la caída del comunismo, aunque sus actividades pueden ser extendidas a cualquier notariado que solicite su intervención. La misión de esta academia se centra en la organización de cursos y seminarios en cada país para sus notarios sobre los temas que elige el notariado que solicita la intervención de la misma.
En el último año han sido cuatro los seminarios organizados por la Academia Notarial Europea: BULGARIA (“El papel del notario en una sociedad democrática”); ARMENIA (“Función del notario en la transmisión inmobiliaria”); ESLOVAQUIA (“El Notario y la Unión Europea”); LITUANIA (“El notario en una economía de mercado”). Estos cursos, generalmente de día y medio de duración, han tenido notable éxito, como lo atestigua la presencia masiva de notarios, que en algunos casos ha rondado el setenta por ciento del número total de notarios del país.
Hasta aquí el trabajo que realiza la comisión. Formación, intercambio, difusión... En definitiva, una tarea bonita y útil que se realiza con ilusión por parte de muchas personas y que constituye la mejor contribución de la UINL a la construcción del notariado europeo.
Como presidente de esta comisión en el período 2005-2007, ya al término de mi mandato, he confesar que estos años han constituido la parte más gratificante de mi actividad internacional. Doy las gracias a cuantos han colaborado en los trabajos en este período y espero que esta experiencia pueda ser útil y beneficiosa para el notariado español y para toda la UINL.