Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 15
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2007

GIANCARLO LAURINI
Notario en Marano di Napoli y actual presidente de la UINL

Es un privilegio para mí dirigirme a todos los Colegas españoles a través de las páginas de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI, excelente ejemplo de difusión del modelo notarial, combinando seriedad e interés periodístico, sobriedad e información.
El Congreso Internacional del Notariado llega hoy a su vigésimo quinta edición, en el magnífico marco de su histórica y encantadora capital, Madrid, conocida en todo el mundo no sólo por sus obras de arte y sus cascos antiguos, por las catedrales y los extraordinarios museos, por su modernidad y desarrollo económico, sino también por el renombre de su Notariado.
Lo afirmo con profunda convicción, siendo el Notariado español uno de los fundadores de la Unión Internacional de Notariado y uno de sus miembros líder. Ello en virtud de su historia, de su papel en la sociedad española, de su imagen en el ámbito nacional e internacional, gracias al ahínco de personas de gran valor en los más altos niveles de los órganos políticos y técnicos de la UINL.
El Congreso internacional constituye siempre un momento relevante en la vida y en la historia de una gran Organización como la nuestra, que reúne a los miembros de una Categoría profesional que está al servicio de más de la mitad de la población mundial, en los cinco Continentes.
Una Categoría formada por profesionales de derecho - titulares de una función pública, que actúan de forma imparcial e independiente, con la autoridad del Estado, aportando legalidad en las relaciones entre ciudadanos, no sólo en los 75 Países del mundo miembros de la UINL, sino también en muchos más, cuyos notariados todavía no forman parte de la misma, pero cuentan de manera sustancial con estructura, organización y funciones muy parecidas a las nuestras y por lo tanto están muy próximos a adherirse.  

"El Congreso constituye siempre un momento relevante en la vida y en la historia de una gran Organización como la nuestra, que reúne a los miembros de una Categoría profesional que está al servicio de más de la mitad de la población mundial, en los cinco Continentes"

Desde 1948, la Unión Internacional del Notariado es el punto de encuentro de los notariados que operan en el mundo entero, fomentando un intercambio de ideas y experiencias, diría único, no sólo entre sus diferentes componentes, sino entre culturas y tradiciones jurídicas distintas. Culturas y experiencias incluso metajurídicas, que se expresan y manifiestan, en particular, en los Foros, que se han convertido ya en un paso obligatorio en los congresos internacionales. En la época de la globalización, de la dimensión supra y ultranacional de las relaciones económicas, jurídicas y sociales, el notariado ya ha dejado forzosamente de moverse en el restringido espacio local y nacional, para hacerlo en una perspectiva mucho más amplia, continental e intercontinental.
La función "antiprocesal" del Notario, que, año tras año, desde la antigüedad hasta hoy en día la revela siempre más su actualidad e importancia en el desarrollo de la sociedad. 
Y es la razón por la que el sistema de notariado de tipo latino recoge un consentimiento cada vez mayor en el mundo. 
Véase como el common law se está acercando al sistema de notariado latino, y no viceversa, implementando procedimientos que nosotros hemos adoptado desde hace siglos, atribuyendo mayor valor probatorio a los documentos con intervención notarial, sustituyendo la jurisprudencia con el statute law, demuestran un interés por nuestro sistema que es, cuanto menos, halagüeño.
Han transcurrido muchos siglos desde su origen y el notariado se ha desarrollado para seguir siendo una institución fundamental, fiel a su función, poniendo al día su know how, ello también gracias al intercambio y a la colaboración entre notarios de todo el mundo a través de la Unión Internacional del Notariado y sus demás organismos continentales.

"La UINL es el punto de encuentro de los notariados que operan en el mundo entero, fomentando un intercambio de ideas y experiencias, diría único, no sólo entre sus diferentes componentes, sino entre culturas y tradiciones jurídicas distintas"

Como presidente de la Unión Internacional del Notariado, me siento muy orgulloso de representar y vivir su historia, la de los Notarios de todo el mundo, que contribuyen a la paz y a la seguridad social, dando de tal manera un aporte fundamental al afianzamiento de los derechos humanos.
El 25º Congreso Internacional del Notariado será otro hito fundamental de la historia del notariado, que esperamos con dicha y entusiasmo, con la seguridad de que todos los Congresistas regresarán a sus países con un recuerdo maravilloso de España y del Notariado español.