Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 15
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2007

KRASIMIR ANADOLIEV
Notario y Vice-Presidente de la Unión de Notarios de la Cámara Notarial de la República de Bulgaria

En el plano histórico, la notaría búlgara ha recorrido una trayectoria bastante larga para llegar a su estado actual. Siguiendo la legislación que regula la actividad notarial hemos de mencionar que una de las primeras leyes en la materia son:  la “Ley de Notarios y de Jueces de Paz” que se ocupan de los asuntos notariales, la cual ha entrado en vigor con fecha del 14.03.1885, la „Ley de los Bienes,  la Propiedad y las Servidumbres” del año del 1904 y la „Ley de Privilegios e Hipotecas” del año de 1908. Hasta el año del 1998 el notario es un funcionario del Estado formando parte del sistema judicial general. No obstante, los procedimientos notariales siempre han sido de protección. La notaría privada de Bulgaria ha iniciado su funcionamiento en el año de 1998 en virtud de la Ley de los Notarios y la Actividad Notarial (LNAN) aprobada en el año de 1996. La LNAN en su esencia es una ley orgánica que regula el estatus de la notaría. Las propias actividades notariales no están codificadas sino que vienen reguladas en una serie de leyes: el Código Procesal Civil (los propios procedimientos notariales revisten un carácter judicial-protector), la Ley de Obligaciones y Contratos (que regula la forma de la transacción – un acta notarial cuando se trata de los bienes raíces, el efecto de transferencia que surge al firmar un acta notarial), etc.
Todos los notarios en la República de Bulgaria, en virtud de la Ley de los notarios y la Actividad Notarial son miembros de la Cámara Notarial de la República de Bulgaria. La Cámara Notarial es una persona jurídica con domicilio en la ciudad de Sofía. Son órganos de la Cámara Notarial: la Junta General, el Consejo de los notarios – un órgano de gobierno y de gestión, el Consejo de Control, la Comisión Disciplinaria.
Una persona, a efecto de adquirir la capacidad jurídica de notario, deberá haber terminado la carrera jurídica universitaria, deberá haber obtenido la capacidad jurídica con arreglo a la Ley del Poder Judicial, es preciso que tenga una práctica jurídica profesional de 3 años y debe haber aprobado exitosamente el examen de notarios, el cual es organizado y realizado por el Ministro de Justicia.

"Para adquirir la capacidad jurídica de notario deberá haber terminado la carrera jurídica universitaria y haber obtenido la capacidad jurídica con arreglo a la Ley del Poder Judicial"

El Notario en Bulgaria tiene competencia territorial, las actas notariales para la transferencia de propiedad o para la constitución de un derecho real sobre bienes inmuebles y la justificación del derecho a la propiedad sobre tales inmuebles se realizan por el notario en cuya zona se halla el bien inmueble. Las inscripciones, las anotaciones y las borraduras se realizan por un Juez de Inscripciones en cuya zona se encuentra el bien inmueble. Las otras actuaciones notariales, al igual que los testamentos se pueden efectuar por cualquier notario independientemente de la relación entre la jurisdicción y la certificación notarial.
Hoy en día, del notario búlgaro se puede decir que se ha afirmado como un profesional apreciado, un garante de la circulación civil, ganándose cada día más la confianza de la sociedad.
La reforma notarial en el país se ha realizado en breves plazos y ha demostrado sus ventajas. Los últimos 10 (diez) años han sido un período de privatización y de restitución de la propiedad de bienes que han sido quitados a favor del estado durante la etapa del comunismo. Gracias a los notarios búlgaros este período difícil ha transcurrido sin conmociones, y si se toma en consideración también el aumento de la actividad de los sectores de negocios en la esfera de las transacciones cuyo objeto son los bienes inmuebles, hay que mencionar el mejoramiento de la rapidez del propio servicio notarial con un elevado nivel de calidad, que es lo que necesita en la actualidad la circulación civil.
En su actividad práctica los notarios en Bulgaria aún confrontan dificultades de naturaleza organizativa y técnica que se plantean a efecto de solucionarlos. En este sentido se pueden mencionar la falta de un sistema informático unificado entre los notarios, la ausencia de un sistema unificado de acceso remoto entre los notarios y las Agencias de Inscripciones, como también de acceso remoto a otras instituciones  que tengan que ver con la actividad notarial. Y es así como hoy en día se está trabajando en estos temas y ya se ha puesto el inicio de la creación de un sistema informatizado entre las notarías y de acceso remoto a las Oficinas de Inscripciones  y otras instituciones oficiales.
La Administración de la Cámara Notarial se ha planteado la tarea y trabaja con bastante ahínco en lo relativo a la ampliación de las competencias del notario  hacia esferas de actividad  nuevas, para nosotros, tales como son el derecho mercantil, en el campo del derecho familiar teniendo en mente la celebración de los contratos matrimoniales y el papel del notario en esta actividad, los convenios de partición de bienes inmuebles. Todo ello sería una prolongación natural del creciente papel del notario.     
En el plano internacional la Notaría Búlgara ha conquistado su lugar y forma parte de la gran familia de los notarios del tipo latino, no sólo como esencia de la actividad notarial sino también en nuestra condición de miembro pleno de la Unión Internacional de Notarios y de la Unión de Notarías de la Unión Europea. Esto nos brinda la posibilidad de tomar parte en el proceso de la cooperación internacional y de defender firmemente los principios de la notaría del tipo latino. Más concretamente, sin desvirtuar el trabajo de los demás colegas que trabajan en diversas comisiones de la Unión Internacional de Notarios, aquí quisiera aprovechar la oportunidad para señalar la enorme labor de investigación que ha llevado a cabo la Comisión de Asuntos Europeos, cuyo Presidente es el Notario García Collantes, de cuya labor tengo impresiones directas siendo miembro de la misma Comisión en mi condición de representante por parte de la Cámara Notarial de la República de Bulgaria.
En conclusión me gustaría desearles tanto a los colegas búlgaros como a todos los colegas en el mundo que en nuestra labor cotidiana aspiremos a elevar el prestigio de la profesión notarial, a guiarnos por la sensibilidad, que no nos olvidemos de las verdades de la vida, a saber, que cada palabra, cada mirada, cada sonrisa es capaz de regalar felicidad a las personas que nos rodean.