Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 15
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2007

MARC GELEIJNS
Notario en Roosendaal (Holanda)

He aceptado con gusto la petición por parte de la revista del Colegio Notarial de Madrid EL NOTARIO DEL SIGLO XXI de escribir una pequeña aportación acerca del notariado neerlandés. Mi artículo es a título personal.

La nueva Ley del Notariado
La actual Ley Neerlandesa sobre la profesión de notario entró en vigor el 1 de octubre de 1999, es decir prácticamente a las puertas del siglo XXI. Esta nueva ley hizo que el notariado neerlandés temblara en sus cimientos. La vieja ley databa de 1842. Desde entonces había cambiado poco básicamente. La nueva ley intentaba que el libre funcionamiento del mercado así como la posibilidad de establecerse libremente llevasen a precios más reducidos y a una diferenciación de los mismos. A su vez, objetivo era mejorar la calidad así como la accesibilidad a los servicios. Con la entrada en vigor de la nueva ley el notariado neerlandés ha experimentado importantes y drásticas modificaciones. Hago mención de algunos de estos cambios:
En primer lugar se ha posibilitado una política de libre establecimiento. Si se cumplen algunas condiciones previas, el nombramiento de un notario es casi automático. Estas condiciones son, entre otras, haber finalizado la carrera universitaria de derecho notarial, al menos 6 años de experiencia práctica como candidato a notario, un plan de operaciones elaborado así como la aprobación por parte de un comité de expertos financieros y notarios.
En segundo lugar se han liberalizado completamente las tarifas fijas vigentes hasta entonces, aplicándose un periodo de transición. Actualmente sólo se aplica una tarifa máxima para actividades concretas relacionadas con las familias para las personas más desfavorecidas.

"La actual Ley Neerlandesa sobre la profesión de notario entró en vigor el 1 de octubre de 1999, es decir prácticamente a las puertas del siglo XXI. Esta nueva ley hizo que el notariado neerlandés temblara en sus cimientos"

En tercer lugar los cambios en la política de nombramiento han facilitado en gran medida que un notario que deja el cargo junto a su sucesor gestione el procedimiento de despido y nombramiento. De esta manera es posible que, en caso de sucesión o entrada en un notariado, el notario pueda exigir un pago en concepto de buena voluntad de su sucesor o de su futuro notario asociado.  Debido a la mayor influencia de un notario sobre su propia sucesión y el pago relacionado de buena voluntad por parte del sucesor, se ha hecho hincapié en la naturaleza del notariado como profesión liberal.

Las primeras implicaciones
En concreto las dos primeras modificaciones legales, la política de establecimiento más libre y las libres tarifas, han llevado a que un número relativamente grande de notarios dejaran sus cargos a finales del siglo. Ya no eran capaces o ya no estaban dispuestos a combinar su profesión con el cargo. Para ellos conciliar la iniciativa empresarial competitiva en un mercado cada vez más liberal con su posición como magistrados imparciales era algo imposible.
El compañerismo en el gremio empeoraba por la feroz competencia de los precios. De modo ilustrativo, a finales de 2004 cierta región de los Países Bajos fue descrita por un miembro de la Real Asociación Profesional de Notarios (KNB en sus siglas neerlandesas), como la "Falluja notarial", haciendo referencia a la Guerra contra Irak.

"El compañerismo en el gremio empeoraba por la feroz competencia de los precios. A finales de 2004 cierta región de los Países Bajos fue descrita por un miembro de la Real Asociación Profesional de Notarios, como la 'Falluja notarial', haciendo referencia a la Guerra contra Irak"

Especialmente para el sector inmobiliario las tarifas notariales han bajado sustancialmente. Para la mayor parte de las notarías el sector inmobiliario era (y sigue siendo) de suma importancia para su rentabilidad. Por lo tanto no era de sorprender que, con motivo de las tarifas reducidas en combinación con el constante deber de asistencia y protección así como de responsabilidad, entre los estudiantes de derecho se despopularizara el notariado. Consecuentemente, el número de estudiantes de derecho notarial disminuyó considerablemente.

Comité Hammerstein
Pasado cierto tiempo el Ministro de Justicia creó un comité bajo el mando de un juez, Hammerstein, para evaluar los efectos de la nueva Ley del Notariado. En su informe final, publicado en septiembre de 2005, el llamado comité Hammerstein presenta, entre otras cosas, los siguientes resultados:
· Los notarios han empezado a trabajar más eficazmente y prestan más atención a la innovación así como al cliente.
· No existen indicios de que el funcionamiento del mercado y la liberalización de las tarifas hayan conducido a una fuerte disminución de la calidad o que hayan afectado a la integridad dentro del grupo profesional.
· La KNB puede contribuir en la consolidación de la posición del notario a través de la orientación y la regulación reforzada en el campo de la calidad, la iniciativa empresarial y la integridad.

La evaluación del libre funcionamiento del mercado
Mientras, en el año 2007 el notariado neerlandés ha alcanzado aguas más tranquilas. Con el paso del tiempo muchos notarios, que llevaban trabajando mucho tiempo bajo la antigua ley del notariado, han sido sucedidos por una generación de notarios nombrados bajo la vigencia de la ley actual. Se podría decir que los nuevos notarios no conocen otra cosa. Están más familiarizados con los aspectos comerciales de su profesión y las libertades y los requisitos legales relacionados con los mismos. Además, aparentemente los grandes problemas financieros para las notarías pertenecen al pasado, ya que las nuevas tarifas se están estabilizando cada vez más, aunque bien es verdad que en un nivel más bajo que en el pasado. Frente a la caída de las tarifas para las transacciones inmobiliarias está la subida de las tarifas para las operaciones en el campo del derecho familiar, para el régimen matrimonial convencional, contratos de convivencia, testamentos, etc. Para las operaciones en el campo del derecho empresarial la nueva ley no ha tenido implicaciones, puesto que estas operaciones tampoco estaban sujetas a una tarifa fija bajo la antigua ley.
A pesar de la liberalización aplicada, no se ha visto afectada la posición del notariado como soporte del estado de derecho. Al contrario, recientemente el notariado ha recibido nuevas tareas legales: el control jurídico del contenido de los estatutos de sociedades que en el pasado era tarea del Ministerio de Justicia ya ha sido confiado al notariado; el Ministerio de Justicia actualmente sólo comprueba los antecedentes de los fundadores, los accionistas y de los responsables de la política de una sociedad. Asimismo, el Registro Central de Testamentos, que antes formaba parte del Ministerio de Justicia de los Países Bajos, es gestionado íntegramente por la KNB. También en el campo del derecho procesal el notariado está haciendo progresos: en caso de un divorcio de común acuerdo el notariado puede entregar la petición al juez en nombre de ambas partes, no siendo ya necesario que la entregue un abogado o procurador.
Mientras tanto varias encuestas han demostrado que los candidatos a notarios que quieren ser nombrados no consideran un gran obstáculo el periodo de prácticas obligado de 6 años. Escribir un plan de operaciones y un pago de buena voluntad en general tampoco se considera una barrera importante para formar parte del notariado.
La conclusión de todo ello es que aparentemente el atractivo de la profesión está yendo en aumento. Desde el año académico 2003/2004 el número de estudiantes notariales viene aumentando.

El cambio de posición de la Real Asociación Profesional de Notarios
El papel de la KNB, que antes funcionaba principalmente como asociación, también ha cambiado con la entrada en vigor de la Ley actual del Notariado. La tarea de la KNB ahora es más de mantenimiento y supervisión, ya que se ha convertido en una entidad de derecho público, una orden. Esto lo ha interpretado, entre otras cosas, como el establecimiento de reglas para una formación profesional permanente para notarios y candidatos a notario. Asimismo, la KNB se ocupará de que en las notarías se lleven a cabo auditorías con el fin de mantener el alto nivel de calidad. Las personas que llevarán a cabo dichas auditorias serán notarios compañeros de otras zonas en los Países Bajos, que recibirán una formación específica. De esta manera la KNB comprobará si en la práctica se cumplen los altos requisitos para la profesión y tareas del notario establecidos por el legislador.

El notariado: Una profesión liberal en los Países Bajos ¿y fuera de este país?
La naturaleza de la profesión liberal se subrayará aún más en el futuro, ya que los notarios también deberán inscribirse en el registro mercantil a partir de enero de 2008. La edad de jubilación aún obligada de 65 años probablemente cambiará en un futuro próximo, posiblemente hasta los 70 años, tal y como propone el Comité Hammerstein. Por último, se prevé que la legislación recoja en qué casos los notarios podrán trabajar por cuenta ajena para otros notarios.

"En el año 2007 el notariado neerlandés ha alcanzado aguas más tranquilas. Con el paso del tiempo muchos notarios, que llevaban trabajando mucho tiempo bajo la antigua ley del notariado, han sido sucedidos por una generación de notarios nombrados bajo la vigencia de la ley actual"

En definitiva, hasta la fecha el notariado neerlandés ha sobrevivido a una reforma drástica que ha sido la introducción bastante abrupta del libre funcionamiento del mercado. Con la base de un gran conocimiento profesional y una calidad continuamente alta, en parte por la continua formación y el control por parte de compañeros, se intentará evitar en la medida de lo posible un funcionamiento exagerado del libre mercado en el notariado. En mi opinión el notariado neerlandés podrá afrontar los futuros desarrollos del siglo 21 con optimismo.
Desde la perspectiva internacional los Países Bajos son el único país de la Unión Europea que combina tarifas notariales totalmente libres con el notariado latino. En la Unión Europea se intenta llegar continuamente a una mayor integración del espacio judicial europeo. Tal vez en el siglo 21 se ponga de manifiesto si los Países Bajos con su legislación única para el notariado han tomado la delantera o por el contrario ha perdido el paso.