Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 15
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2007

Junto a su colega argentino José Negri, el alma impulsora del enorme esfuerzo que supuso, desde la profunda fe en los valores del Notariado, la promoción, organización y crecimiento de la Unión Internacional del Notariado  (UIN) fue el notario español Rafael Núñez Lagos, orgullo del Colegio Notarial de Madrid, del que fue Decano, y de todo el Notariado español.
Hijo del notario Francisco Núñez Moreno, Rafael Núñez Lagos nació en Madrid en 1902. Estudió Derecho en Valencia obteniendo las máximas calificaciones con premio extraordinario de la licenciatura en 1925. Ingresó con la edad mínima en el Notariado; obtuvo por oposición entre notarios plaza de primera, siendo en aquel momento el más joven de esa categoría, y en otra oposición llegó a Madrid.
Fue muy intensa su participación en la organización de estudios y conferencias que aparecieron en los primeros Anales de la Academia Matritense del Notariado. Desde la Junta de Decanos de los Colegios Notariales de España, de la que fue su primer secretario a partir de 1951, promovería la fundación de la Revista de Derecho Notarial. También participó en la creación de la Revista Internacional del Notariado. Además, en 1941 comenzó su cooperación a la dirección de la Revista General de Legislación y Jurisprudencia y, desde su creación, en 1948, fue miembro del Consejo de Redacción del Anuario de Derecho Civil.
Destacó asimismo en la enseñanza universitaria de teoría del instrumento público. Recorrió las Universidades españolas y americanas impartiendo lecciones de derecho notarial. El 21 de noviembre de 1961 se inauguró en la Universidad de Madrid el primer curso, 1961-1962 de la cátedra de Teoría y sistema del instrumento público, creada para el Doctorado de la Facultad de derecho y patrocinada por el Colegio Notarial de Madrid, En 1963 publicó su programa de la disciplina, que debiera haber sido el esquema del Tratado de derecho documental que proyectaba y que su ulterior dedicación al Decanato del Colegio Notarial de Madrid y Presidencia de la Junta de Decanos, que desempeñó durante seis años, le impidió realizar.
Cuando se celebró el Primer congreso Internacional del Notariado Latino,  fue designado Vicepresidente de la Unión; y, en el IV Congreso, celebrado en el año 1956 en Río de Janeiro, se le designaría Presidente. En el VIII Congreso, que tuvo lugar en México en 1965, se le designó Presidente de Honor, acuerdo ratificado en el IX Congreso, Munich-Salzburgo, 1967, por unanimidad y dándole carácter de vitaliciamente único, como reconocimiento de su ingente labor en pro de la Unión Internacional y de su fecundo magisterio en el derecho notarial.
Rafael Núñez Lagos falleció el 11 de enero de 1991, pero su dedicación al Notariado y en particular a los principios y valores del notariado, han dejado huella imborrable en esta gran obra, hoy consolidada y que celebra nada menos que su 25 Congreso, que es la Unión Internacional del Notariado, de la que pueda ser considerado como el gran fundador.