Menú móvil

cerrar-mobile

 

ENSXXI Nº 20
JULIO - AGOSTO 2008

EXAMEN DE UN MANDATO PRORROGADO QUE TERMINA

Tanto las Asociaciones como los notarios asistentes a las Jornadas sobre la reforma del Reglamento Notarial celebradas hace dos años en el Colegio Notarial de Madrid convinieron en la necesidad de democratizar las instituciones representativas del notariado, lo que por otro lado solo significaría el cumplimiento del  mandato constitucional (art. 36 CE) de que los Colegios Profesionales  tanto en su estructura como en su funcionamiento deben someterse a las reglas de la democracia.
Lamentablemente no respondió la reforma del Reglamento a estas expectativas, muy al contrario restringió los canales de participación  democrática existentes y mantuvo un sistema obsoleto de reparto y ejercicio del poder sin permitir la entrada a nueva savia participativa que inyectara en las estructuras organizativas de energía democrática.
Pero aunque esta sea así y no se hayan establecido ni siquiera controles democráticos, el Notariado no puede conformarse.  Nunca en democracia pueden quedar incontrolados los órganos de poder ni sujetos solo a responsabilidad ante la historia los que ejercen ese poder delegado.  Y de la misma forma que los Parlamentos, mediante el examen de la gestión de su gobierno, hacen periódicamente una valoración del estado de la nación, los notarios están obligados a analizar el estado de la corporación  notarial y sus gestores a dar cuenta de su gestión.

"EL NOTARIO DEL SIGLO XXI cree constructivo analizar el mandato prorrogado que ahora culmina y hacer un debate público sobre el Estado de la función notarial"

También EL NOTARIO DEL SIGLO XXI cree constructivo  analizar el mandato prorrogado que ahora culmina y hacer un debate público sobre el Estado de la función notarial sopesando el balance de aciertos y errores del período, valoración que debe estimarse tanto más necesaria cuando la gestión de los mandatarios, por primera vez en la historia, se ha profesionalizado al presupuestarse, por acuerdo del propio Consejo responsable, importantes compensaciones para los dos máximos responsables de la gestión, lo que aumenta proporcionalmente su obligación de rendir cuentas y responder del encargo recibido.
EL NOTARIO DEL SIGLO XXI invita desde estas páginas a todos los notarios de España a participar en este debate sobre el estado de la función notarial que analizará si han aumentado o disminuido las competencias, si se ha deteriorado o no la imagen corporativa, el acierto o los yerros en la aplicación de la tecnología, en la organización corporativa, en la orientación de las propuestas normativas a través de leyes, Reglamento, jurisprudencia  etc.
El último trimestre del año se celebrarán elecciones  generales en  los flamantes Colegios  autonómicos recién estrenados.  Básico es que todos los notarios acudan a las urnas con una información fidedigna de las necesidades y carencia recibidas así como de los  proyectos y programas de los nuevos candidatos a las Juntas Directivas y al Consejo General, y vital es  que las elecciones se celebren bajo las reglas elementales de la democracia, especialmente transparencia y participación informada.

Movimientos corporativos
A la redacción de esta revista han empezado a llegar síntomas de cierto descontento y de deseos de cambio de rumbo y de métodos. Adelantamos hoy el nacimiento en Barcelona de una Plataforma para el cambio FUTURO NOTARIAL que proyecta, según dice en razón al deterioro progresivo de la profesión notarial, un programa de cambios positivos que recoge en forma un tanto genérica en una proclama que a su instancia trascribimos a continuación, siendo según se nos comunica su propósito  hacer extensivo su programa a todos los colegios de España  hasta lograr una Plataforma nacional que haga virar la nave corporativa en  dirección correcta.

"Básico es que todos los notarios acudan a las urnas con una información fidedigna de las necesidades y carencias que se advierten así como de los proyectos y programas de los nuevos candidatos a las Juntas Directivas y al Consejo General"

La Plataforma está encabezada por Joan Carles Ollé Favaró, notario de Barcelona, y forman también parte del grupo promotor otros destacados notarios del Colegio de Catalunya, entre los que se cuentan José Alberto Marín Sánchez, Mariano Gimeno Valentín Gamazo , Ildefonso Sánchez Prat, Francesc Consegal García, José María Salgado Vallvey, María Teresa Martín Peña, Gerardo Mármol Llombart, Miguel Roca Barrufet, Fermín Moreno Ayguadé, José Vicente Torres Montero, José Blanco Losada y bastantes más, hasta aproximadamente unos treinta.

PLATAFORMA FUTURO NOTARIAL

En los últimos años la situación de nuestra profesión se ha deteriorado considerablemente. Hoy estamos objetivamente peor que hace cuatro años. Vamos de decepción en decepción. Las últimas, considerables y dolorosas, bien recientes. La gestión de nuestros altos representantes ha sido muy contestada en ámbitos relevantes    (nuevas tecnologías, entreguismo en aranceles, relación con los registradores, organización corporativa, concursos notariales). Además, con demasiada frecuencia el notariado ha entrado en colisión con relevantes colectivos sociales (registradores, abogacía, gestores, entre otros, y ahora,  con el TS). También la mayoría de partidos políticos, por unas razones u otras, se ha terminado alejando de nosotros. Esa misma insuficiente capacidad para generar consensos y acuerdos ha influido en las graves divisiones internas que han aquejado al notariado. No nos podemos permitir de ninguna manera ni la desunión ni el aislamiento social y político, que nos llevan a un callejón sin salida, al fracaso colectivo.
No podemos continuar así. Por eso, un grupo de notarios hemos decidido impulsar Futuro Notarial: una Plataforma para el cambio.    
Estamos convencidos que hay otra manera de hacer las cosas. Hoy el continuismo en la dirección notarial no augura sino nuevas frustraciones. Ha llegado el momento de luchar todos juntos, sin exclusiones, por un futuro mejor para el notariado. Por un futuro con más democracia corporativa, más transparencia, más sobriedad en la gestión, con unas nuevas tecnologías al servicio del notariado. Estamos absolutamente convencidos que los registradores ni son nuestros enemigos, ni nuestros adversarios. Recuperar la unidad interna del notariado es una prioridad absoluta para nosotros. Impulsaremos en todos los Colegios candidaturas de integración, de renovación, de unidad. Es el momento de sumar. Muchos de los que hoy (junto con otros) coincidimos en esta Plataforma, en el pasado estuvimos en candidaturas distintas. Apostamos decididamente por el diálogo para lograr los imprescindibles consensos internos y sociales. Desde la máxima firmeza en la defensa de lo esencial de nuestra profesión. Con  irreductible obstinación. Pero sin diálogo nada es posible.  No queremos más confrontación. La dirección corporativa exige moderación, tolerancia, flexibilidad, generosidad. Ha llegado el momento de un cambio de rumbo. Queremos impulsar desde Catalunya una nueva política notarial, una nueva mayoría en nuestro Colegio y en el Consejo General del Notariado. Súmate a Futuro Notarial. Súmate al diálogo y al cambio.
En el próximo número de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI, y en una sección especial habilitada al efecto, haremos públicos cuantos movimientos, iniciativas, programas y proyectos nos sean remitidos por los notarios de los diferentes Colegios para colaborar en el logro de los valores democrático de transparencia y participación informada.