Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 21
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2008

ÁLVARO DELGADO TRUYOLS
Notario de Palma de Mallorca

ESPECIAL ELECCIONES

Las próximas elecciones a la Junta Directiva se presentan en el Colegio de Baleares, por primera vez en mucho tiempo, realmente interesantes. Habiendo sido el nuestro históricamente un Colegio casi "dormido", con escasa implicación de sus colegiados, y en el que las elecciones a cargos corporativos solían solucionarse a través de la clásica "cooptación" entre los notarios veteranos, nos encontramos en la actualidad con una situación de amplia movilización de los notarios del Colegio, con dos candidaturas presentadas, cada una de ellas con su respectivo programa electoral, y con un debate abierto entre todos acerca del futuro de nuestra profesión y del modelo de gestión que interesa trasladar al Consejo General del Notariado.
Tal situación de amplia movilización y confrontación electoral, poco frecuente por estos pagos y que es contemplada por algunos agoreros como una señal de fractura del notariado balear, es vista por muchos de nosotros como un esperanzador proceso de debate democrático y como una demostración palpable de que el notariado de las islas, pese a la distancia geográfica y a su peculiar configuración territorial (80 notarios repartidos en cuatro islas), la cual aumenta aun más si cabe el grado de aislamiento y desinformación de la mayoría de los colegiados, está a la altura y en perfecta sintonía con lo que está sucediendo en los demás Colegios notariales.
En nuestro Colegio se han presentado en el plazo reglamentario dos candidaturas. Una de ellas, encabezada por el actual Decano, Andrés Monserrat (notario de Pollença) representa la línea continuista con la política que ha llevado a cabo el CGN en el mandato que ahora concluye. De hecho, el Decano de Baleares ha sido uno de los apoyos incondicionales de José Marqueño en los últimos años, y ha manifestado públicamente su intención de dar continuidad a la política corporativa del Consejo saliente. La lista alternativa, encabezada por Luis Pareja (notario de Palma de Mallorca), y que recoge a algunos destacados "disidentes" de la anterior Junta Directiva, representa una línea más aperturista, heterogénea y participativa del notariado balear, en sintonía con la mayoría de los postulados de "Futuro Notarial".
Las elecciones se presentan reñidas, los candidatos están ya en plena "campaña" y la cosa se prevé apasionante. Pero algo hemos ganado ya en un Colegio de perfil históricamente plano en materia de representación corporativa: la implicación, participación y debate de un buen número de colegiados. Sólo por ello ha valido la pena la aparición de una candidatura alternativa y el hecho de que, en una y otra lista hayan saltado al ruedo, para debatir y confrontar ideas, bastantes primeros espadas del notariado balear. Resulta complicado aventurar un pronóstico a estas alturas del proceso electoral, cuando faltan todavía dos meses (por cierto, extraño y excesivo plazo!) para el día de las elecciones. Pero la preocupación generalmente manifestada por el futuro de la profesión, el grado de movilización e implicación de bastantes compañeros, y hasta el grado de pasión que alguno está poniendo en la campaña electoral me llevan a pensar que soplan vientos de cambio en el notariado balear.