Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 24
MARZO - ABRIL 2009

FRANCISCO CAAMAÑO HA TOMADO POSESIÓN COMO NUEVO MINISTRO  

Juan Carlos Campo Moreno, secretario de Estado; Santiago Hurtado Iglesias, secretario general técnico; Caridad Hernández García, directora general de relaciones con la Administración de Justicia

Madrid, Redacción.-
El nuevo titular del Ministerio de Justicia, Francisco Caamaño, ha informado, en su primera comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, sobre los objetivos y líneas de trabajo de su Departamento durante los próximos tres años. Ante el propósito del Gobierno de “alcanzar un gran acuerdo sobre la Justicia con todos los implicados en la misma, incluidos los representantes de la sociedad civil” el ministro ha defendido que las reformas “basadas en objetivos claros” se hagan posibles con el consenso de todos.
Entre sus objetivos, Caamaño ha destacado la mejora del sistema de seguridad jurídica preventiva, “simplificando trámites y facilitando el acceso de los ciudadanos a un servicio básico”. Ha anunciado también un proyecto de Ley para la reforma del Registro Civil, basado en desjudicializar todo lo posible la función del Registro, y que éste funcione como Registro único para toda España, con servicio on line y atención directa a los ciudadanos en los municipios “en términos de calidad y prontitud”.
Caamaño, aunque no hizo mención expresa a la Ley de Jurisdicción Voluntaria, aseguró que el Ministerio de Justicia buscará fórmulas no jurisdiccionales de solución de conflictos que ayuden a reducir el número de litigios, a fin de descargar a los jueces de tareas que excedan el núcleo de su función.
Acuerdo social sobre la Justicia
En concreto, el nuevo ministro ha anunciado la convocatoria anual de 220 plazas para jueces y 150 plazas para fiscales, así como de 290 plazas de secretarios judiciales este mismo año y se ha comprometido a mejorar el marco normativo de la conciliación familiar y laboral de quienes ejercen la función jurisdiccional, así como a la implantación definitiva de la nueva Oficina Judicial para racionalizar el trabajo en las sedes judiciales y ganar en eficacia.
El ministro Caamaño ha expresado su apuesta “por una Justicia titular y de calidad”. Se instaurará la nueva figura del juez de adscripción territorial y se formularán mecanismos que estimulen y favorezcan las sustituciones entre jueces, secretarios judiciales y fiscales titulares. Asimismo se fortalecerán las garantías de los derechos de los ciudadanos y la mejora de los servicios de las Oficinas de Atención. El nuevo titular de Justicia propone “un gran acuerdo social” para esos objetivos de crear un Registro Civil único de España, moderno y plenamente accesible en línea, impulsar formar de conciliación y reducir la litigiosidad” con el objetivo de “situar al ciudadano en el centro del sistema de Justicia”.