Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 34
NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2010

Notario....... en fin de semana

Al alcalde de Valladolid, elevado a la fama recientemente por un traspiés verbal, todo se le vuelven quejas. Ahora le achacan la extraordinaria rapidez con que compró un piso en cierto edificio con licencias discutidas y hasta que fuera capaz de encontrar notario y entidad financiera en un fin de semana y dejar todos los papeles arreglados. ¡Qué mal saben transmitir los notarios su situación de servicio permanente para urgencias en fiestas y fines de semana, incluso la impagable institución del notario de guardia que existe en las grandes ciudades!

Irrepetible Mendiguren

El Notario del siglo XXI se suma gozosamente al homenaje que notarios, abogados, amigos y clientes dispensaron a Alberto Mendiguren por los relevantes méritos contraídos en la prestación del servicio notarial durante décadas en el país vasco. ¡Qué camadas de personas leales, entregadas y discretas han encarnado siempre entre los oficiales de las notarías...!

Notario soldado

Del país vasco envían a Juvenal copia del escrito presentado en un juzgado justificando la denegación por su colegio de una apostilla sobre la firma de un notario que legitima a su vez una firma, al margen de alguna de las formalidades legales, lo que, a tenor del escrito le priva de la categoría de documento público, cosa que se hubiera evitado simplemente recurriendo al acta del art. 207 RN, y añadiendo para terminar que autoridades y funcionarios deben aplicar exclusivamente su legislación nacional, de la misma manera que los soldados siempre llevan su uniforme por muy remoto que esté el lugar en que cumplan las misiones, símil novedoso que nunca se había considerado: notario profesional, notario funcionario, notario sacerdote, notario asesor... pero en un notario militar nunca se había pensado.

Beneficencia... para otros

Un particular borrador de reglamento de la Ley del Suelo, el procedente e informado por el recientemente suprimido Ministerio de la Vivienda, cuya titular aprovechó sus escasas competencias para consentir y facilitar la inscripción de obras nuevas en el registro en virtud de simple instancia con firma legitimada, evitando otros costes en notaría aun a costa de controles, y llegado el caso en actos j. documentados, todo en beneficio del consumidor, claro es, aunque a su inspirador, lástima, procedente de la camada de Arbó, le ha faltado extender su acción benefactora también al acto de transcribir la descripción de la obra en los folios registrales declarándola sin cuantía. ¡Qué fallo, seguro que involuntario!

Y más derroche

Magnífica está siendo, según recogen los medios, la labor exportadora del Colegio de Registradores de España financiando la digitalización e indexación de los registros de Sarajevo, a cuya seguridad jurídica contribuirá, de la misma forma que el ejército lo ha hecho a la seguridad física de los ciudadanos. Y lo hace financiando, con 123.000€ según un medio y 130.000 millones de € más IVA (?) según otro. Enhorabuena! pero quizá hubiese sido mejor digitalizar antes en condiciones los registros propios de modo que el acceso a los registros pudiera tener lugar en la forma en que las dos famosas Leyes 24 (24/2001 y 24/2006) pudieran ser cumplidas como ordenó nuestro Parlamento, va  ya  casi para diez años.

Urge limitar la responsabilidad

Primero fueron los afectados por la crisis financiera, luego las organizaciones de consumidores, después Izquierda Unida y ahora CIU. Todos claman por un cambio legislativo que limite la responsabilidad del deudor al bien hipotecado, evitando esas situaciones dantescas, y que escandalizan a la prensa extranjera, en que la banca embarga el sueldo a los deudores a los que antes requisó la vivienda. Máxime cuando es la propia entidad prestamista la que elige la empresa de tasación, cuando no es propia, la que señala el valor de la finca puesta en garantía. Responsabilidad es del acreedor, dotado siempre de flamantes asesorías, valorar el bien puesto en garantía y manejar con prudencia el crédito concedido, para evitar deterioros, burbujas y especulaciones, siempre ajenas al prestatario.
Es la hora de las correcciones, Sr. Legislador, no espere a la próxima burbuja.

Notario rapero

Muchas han sido la formas en que los notarios se han dado a conocer a la posible clientela, aunque en general normas colegiales no escritas de ética y deontología profesional han rechazado cualquier forma que desborde la dignidad de la función y la vieja norma de que a los clientes solo debe atraerlos la calidad en el servicio.
No en todos los lugares es así. Ahí tienen en Francia el caso de Justin Conseil, notario y rapero en una
pieza, que para atracción de la clientela tiene colgado en la red un video en que a ritmo de rap y sin pudor alguno ofrece al público poderes, testamentos y contratos en verso y ritmo beat al que no tarda en incorporarse, con más gracia y salero, la que parece ser su oficial. Incluso anuncia conciertos en la propia notaría....... Juvenal promete dedicar un "rhythm and poetry" a este notario e inefable trovador.

Registrador en la red

Ya estaban aburridos los notarios de que empresas y corporaciones de todo tipo se sirvieran de la marca "notario" para apoyar su propaganda de fidelidad y autenticidad en su gestión. Ahora le ha tocado el turno a la acera de enfrente a la que ha llegado el contagio. La empresa Internet Names World Wide España utiliza para su propaganda al registro. "Somos un Registrador de confianza" se anuncia a toda plana en un publirreportaje.
Ya son dos para consolarse... y quizá para enorgullecerse.

Corredor... cuesta abajo

Muchos son los sinsabores de la titular del recién degradado Ministerio de la Vivienda. No ha mucho inauguraba el Salón Inmobiliario de Madrid y allí desde su tribuna proclamaba, en plan adivino,  que ya se había llegado a un ajuste del precio de la vivienda. A los pocos días S&P emitía un informe en el que decía que España estaba haciendo una parada en la caída libre, pero que un segundo hundimiento de los precios de la vivienda era incuestionable, en clara contradicción con aquella. Su sucesor en el cargo, Pepe Blanco, ha terminado por desautorizarla. Ni 24 horas tardó en contradecir a Corredor: el precio de la vivienda tiene que recibir todavía un ajuste mayor, incluso pidió a los bancos y cajas que rebajen mucho más el precio para dar salida al stock que han acumulado por impagados.
Y no hacía falta un ministro. Los hechos son tozudos. Basta salir a la calle... o ir a una notaría.

Manuel Valencia, hijo adoptivo de Siero

Juvenal se suma al homenaje que la Corporación de Pola de Siero ha dedicado al que fuera notario de esa población durante más de treinta años. Además el galardón ha sido otorgado por unanimidad de todos los partidos del municipio con la excepción de I.U. que se abstuvo.
El Notariado debe ser consciente que gran parte de su prestigio, que hoy se dilapida miserablemente, se ha
acumulado por esa labor continuada y silenciosa en las poblaciones de tantas generaciones de notarios que llegaron a institucionalizarse entre la población civil como asesores y puntos de referencia jurídica y moral, que la sociedad termina por reconocer otorgando luego estos galardones a los que dejaron esa estela flotante de lo que fue y debió ser siempre el notario. ¡Enhorabuena D. Manuel!

Transparencia

Es uno de los leits motivs de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI. Por eso Juvenal se hincha de satisfacción al comprobar cómo el Consejo Consultivo de Economistas pide el depósito público de las cuentas anuales de la Fundaciones. Y también deberían pedirla para las Asociaciones, los Partidos políticos, los Colegios profesionales, las ONG.... sí, y también para el Consejo del Notariado. ¿Por qué no? ¿Qué interés se protege con la ocultación o el secretismo?

Se vende una vivienda

Como lo oyen. Se sabía que las cosas estaban mal y que la economía está estancada. Pero la cuestión debe ser más grave aún. El Diario de León considera noticia destacable, la venta de una vivienda en esa ciudad.

Archivos notariales

Un grupo de investigadores a iniciativa de la Junta de Andalucía han comenzado a analizar la vida social y económica de la Andalucía del siglo XVI rastreando los protocolos notariales de ciudades y aldeas andaluzas.
Nunca se habrá valorado suficientemente el esfuerzo, devoción y rigor con que los notarios han guardado
secularmente sus protocolos. Hoy puede decirse que son el mejor -y casi único- archivo de la historia sociedad civil, y la única fuente para que los estudiosos puedan elaborar una historia de la economía, una historia social o una historia de las vivencias urbanas de los ciudadanos desde el siglo XV en adelante.

Más exportación

Los Registradores españoles están exportando su modelo a los países iberoamericanos aunque con desigual fortuna. El Congreso de CINDER en Lima ha despertado algunas ampollas o al menos así le ha sido comunicado a Juvenal conforme se dice en otra parte de esta revista. También se ha intentado en China, aunque por el momento sin éxito. Sí parece que ha sido aceptada su colaboración para modernizar el Registro de Cabo Verde, según anunciaba a toda plana un medio local. Enhorabuena.

Enhorabuena, Amelia

Por fin, tras un calvario de casi cuatro años, durante los cuales no ha cejado en su empeño de dejar patente su inocencia, Amelia Bergillos, notaria de Marbella, ha visto archivadas las actuaciones que contra ella se habían abierto en el caso Hidalgo. Su último recurso solicitando que el archivo provisional se convirtiera en definitivo ha prosperado. Amelia Bergillos, y seguro que todos los demás notarios que por esta causa estaban involucrados, han sido declarados inocentes. Como todos, en cuanto conocíamos la causa de la sospecha, constituir sociedades en serie con un socio extranjero de Delawware siempre conforme a la Ley, esperábamos. Enhorabuena Amelia. Pero, ¿qué será ahora de aquellas detenciones tumultuosas, o de aquellas entradas y salidas, hasta cuando veces, de un procedimiento donde bien a las claras se veía que ni había connivencia, ni menos coautoría o complicidad sino simplemente una actuación profesional conformada a ley y a lo más un error en la sospecha? ¿Cómo se recuperan los sinsabores, inquietudes y aparente deshonor cacareado por los medios en forma persistente? ¿Y las situaciones de desamparo generalizado?

Cláusulas abusivas

¡Qué obsesión por ejercer funciones judiciales la de los calificadores de los registros! Cualquier operador jurídico debe excluir la aplicación de una cláusula abusiva, pero solo los jueces pueden declararla como tal y sancionarla con la nulidad. Una cláusula abusiva conforme a la Directiva 93/13 no vincula al consumidor aunque no la haya impugnado previamente con éxito, y desde luego aunque estuviese inscrita en cualquier registro. Mejor es que no se incluyan en la escritura y que no se inscriban,  y sobre todo que no se apliquen. Pero no demos al hecho de su eventual inscripción una trascendencia que no tiene.

Inefable... Arruñada

De nuevo ha surgido D. Benito defendiendo la imparcialidad. (Véase al respecto el nº 5 de esta revista). De nuevo con que los costes de un registro imparcial y público como el de España son, junto con los de Dinamarca y Holanda, los costes hipotecarios más bajos de Europa. Tal vez, pero solo serán fiables sus afirmaciones, aparte de otras cosas en las que no entramos ahora, si detrae del coste total en otros países el importe de las tasas o impuestos conexos a la registración, o incluye en España lo pagado por el Impuesto de AJD que es la tasa por otorgar documentos inscribibles,  ¿no cree?

Meterse en jardines...

Es muy difícil en una sola carta, una carta inefable dirigida a los decanos pero colgada en el SIC antes de que le llegara a algunos, meterse en más jardines ajenos y recién regados que los que pisa en ella el autor, el representante de los notarios, de un lado añadiendo en el asunto de la cancelación de las hipotecas otra interpretación maximalista a la serie acumulada que está empujando a la función notarial hacia la de los agentes del Estado, y de otro extendiendo esa misma técnica a cuerpos sobre los que no ejerce ninguna jurisdicción ni tiene ninguna autoridad, más que una opinión como la de cualquier otro.
Juvenal no imagina esta carta firmada por cualquiera de los Presidentes del Notariado hoy jubilados.

Nueva Academia

El NOTARIO DEL SIGLO XXI se suma a la magna expectación que se ha creado en el cuerpo con la creación de la Academia Notarial Europea fundada por la UI del Notariado con sede en Valencia. Todos los notarios confían en que esta institución, que por ahora no ha explicitado demasiado sus fines, resolverá los magnos problemas de prestigio e identidad que aquejan a esta institución en todo el planeta. ¡Ánimo! Veamos que hay detrás de la foto.

Otro Blas

Juvenal se suma al homenaje multitudinario que Isla Cristina, municipio donde Blas Infante ejerció como notario durante nueve años, ha celebrado en el centenario de su toma de posesión como notario. (En realidad su toma de posesión en 1910, fue en Cantillana (Sevilla), y a Isla Cristina solo llegó en 1922). Pero a este municipio no le importan los detalles, sino la aportación que hizo a la historia del pueblo y la huella que dejó en la ciudad, en los distintos sectores sociales con los que se relacionaba y a los que ayudaba día a día, en la política, la economía o la educación de Isla Cristina. Es la estela famosa que se citaba antes.

Serenísima democracia

En Venecia, durante casi mil años, la muerte del dogo iniciaba un proceso electoral cuyo primer paso consistía en la designación al azar de un muchacho, el ballotino, que era llevado ante el Gran Consejo para que eligiese, entre sus miembros mayores de treinta años, a treinta electores que, mediante sorteo, eran reducidos a nueve. A continuación, esos nueve elegían a otros cuarenta, cada uno de los cuales debía contar al menos con siete nominaciones. Mediante otro sorteo, esos cuarenta se reducían a doce cuya tarea consistía en elegir a cuarenta y cinco, con un mínimo de siete votos por cabeza, entre los que el ballotino elegía once nombres. Esos once tenían que votar por cuarenta y uno, con nueve votos como mínimo, y los cuarenta y uno, incomunicados y constituidos en cónclave secreto, elegían al dogo mediante una mayoría de veinticinco votos, siguiendo otro proceso perfectamente regulado y no menos elaborado.
Este democrático proceso podía ser complejo, sutil incluso, pero se ajustaba escrupulosamente a Derecho,
garantizaba la legitimidad del elegido y respondía a la reglas de juego que los venecianos se habían dado y que, en consecuencia, no debía ni podía ser cambiadas. El así elegido decidía los gloriosos destinos de la República (¿para qué otra cosa sino era elegido?) y los demás reconocían que la voluntad mayoritaria de los venecianos era ser gobernados por tal insigne persona y, lejos de obstaculizar su labor, guardaban absoluto y respetuoso silencio o, alternativa que el principio de solidaridad hacía comprender como de mejor significado, colaboraban activamente con sus dirigentes.
Es cierto que no han faltado envidiosos detractores que han considerado el sistema como una forma de
perpetuar en el poder al grupo dominante e, incluso, entre los propios venecianos o, mejor dicho, entre una tozuda y resentida minoría de ellos, hubo, alguna vez, quien, a espaldas de sus gobernantes, osó reclamar más democracia, propagó la difamación y la sospecha o cuestionó, criticó u obstaculizó las sabias decisiones de sus dirigentes. Por suerte, tales insolidarias actuaciones, fueron neutralizadas, siempre en aras del bien común, mediante la rápida actuación del célebre y temido Consejo de los Diez. Pero eso, como diría Wilder, es otra historia.

Fétido frangollo

Hasta Juvenal han llegado los efluvios malolientes de un extraño proyecto en torno al cobro de la gestión de las escrituras relacionados con una caja de ahorros norteña.
No han faltado en la Corporación algún garbanzo negro o más tostado de lo debido. Pero nunca se había
intentado oficializar desde los órganos corporativos y precisamente por alguien que forma parte del Comité Ejecutivo, contubernio de tal laya, menos aún intentar disfrazarlo con la intervención de una sociedad cuyo socio es el órgano máximo de representación de la Corporación Notarial.
Tengan por seguro sus promotores que, ni aunque le añadan el apelativo "institucional", como a ciertas
conocidas gabelas, no quedará purificado este fétido frangollo que se anuncia y que, si es preciso, en el próximo número se desvelará.

ADN y Magnus Fallen

La última misiva remitida por Asociación De Nadie (llamada así por contar con un único asociado fantasma) ha causado enorme conmoción en el Notariado, especialmente como consecuencia de su atrevida reinterpretación del término "democracia". ADN considera gravemente antidemocrática cualquier reforma dirigida a instaurar precisamente más democracia en nuestras instituciones corporativas.
Nos ha parecido que esta aparente contradicción exigía la urgente intervención de nuestro ilustre
colaborador, el profesor vienés Magnus Fallen, por lo que hemos solicitado su opinión al respecto. Ésta es su respuesta.

Dr. Magnus Fallen
Gabinete psicoanalítico
Bergasse Strasse,19
VIENA

Viena, 18 de noviembre de 2010

Estimado Juvenal:

Le reitero de nuevo mi alborozo por el impagable material que acostumbra a remitirme, que por si sólo, sin necesidad de mayor prueba, constituye la confirmación absoluta de las geniales intuiciones de mi venerado Sigmund. En esta ocasión, además, el documento es anónimo, lo que resulta todavía más interesante, pues es bien sabido que el anonimato permite al paciente expresar libremente sus complejos y emociones sin las incómodas restricciones derivadas de la vergüenza que, inevitablemente, surgiría si se conociese su identidad e intereses.
Observa usted, querido amigo, alguna contradicción en el documento. Lamento no estar de acuerdo (¡cómo se
ve que desconoce usted los recovecos del alma humana!) Quizá las hubiese si la asociación firmante, en vez de llamarse "Asociación De Nadie", se llamase "Asociación Democrática de Notarios" y tuviese además varios miembros que, pongamos, eligiesen a un presidente, incluso. En este último caso la contradicción entre, por un lado, elogiar a la democracia como gobierno del pueblo y, por otro, criticar la inmoralidad e ilegalidad de una reforma dirigida precisamente a profundizar en ella, sería colosal, pero parece que tal cosa no ocurre. Las sinuosidades psicológicas del texto demuestran que su autor es unipersonal, pero no
precisamente fantasmal ni formado por éter, sino humano, demasiado humano.
Desde esta perspectiva, la contradicción desaparece. El autor no está interesado en la democracia, sino en
el statu quo, probablemente el suyo. Resulta extraordinariamente reveladora la inclusión en el texto del argumento de que "la elección se realiza conforme a un procedimiento electoral regulado por el Reglamento Notarial, que fue aceptado por todos de antemano". Algo así como... ¿cómo dicen ustedes? Ah sí, Santa Rita, Rita, Rita... creo recordar. No se cuándo fue "aceptado" ese procedimiento, parece que antes de su Constitución, ni qué significa exactamente eso de "aceptar", pero lo que está meridianamente claro es que al autor le molesta sobre manera que le cambien el procedimiento, aunque sea para profundizar en la democracia corporativa que, créame, es la última de sus preocupaciones. Se intuye que el autor ha luchado por llegar donde está, que ha ascendido a su posición actual a base de mucho sufrimiento y que ahora que está a punto de obtener la gratificación anhelada... ¡ahora no, por Dios, ahora no se le pueden cambiar las
reglas! El miedo a la pérdida es omnipresente.
Por si hubiera alguna duda termina su misiva alegando que el verdadero y genuino espíritu democrático
impone el deber de no apoyar normas ilegales que pretendan modificar la situación actual en un sentido más democrático. Léase: el verdadero espíritu democrático consiste en estar calladitos y no opinar ni emprender ninguna iniciativa que pueda imposibilitar las legítimas (e indiscutiblemente legales) expectativas personales del autor. Y empleo la palabra imposibilitar, porque en su subconsciente cualquier reforma del statu quo es vivida con verdadero pánico, como si, tras ella, se reconociese personalmente incapaz de
obtener sus más íntimos objetivos vitales.
Pienso que, así, el texto resulta comprensible, coherente y claro, como únicamente puede lograrse tras
aplicar los resortes que nos proporciona la ciencia.

Siempre suyo,
Magnus

Nueva sede registral

Enhorabuena a los registradores, y albricias para los ciudadanos por la nueva sede que estrenan en estos días los 55 registros de la capital. Un solo edificio moderno, donde se centralizarán todas las operaciones y dotado de las últimas tecnologías ¿Llegarán éstas a los libros y sus contenidos de modo que sea posible el acceso directo conforme exige la Ley?.

Convenio colectivo

Parece que el convenio colectivo firmado por la patronal con las centrales sindicales no ha traído la paz. Protestas, amenazas de huelgas y de sacar a la opinión pública no se qué trapos y hasta no sé que delitos que se cometen en las notarías (de los que serían cómplices los acusados si no los denuncian desde luego). Hasta impugnaciones ante la Audiencia Nacional hay en el sector.
Juvenal solo es espectador y no ha bajado a la arena de este debate, pero sí tiene que hacerlo ahora para
desautorizar tanto a quienes han utilizado la publicación en el último numero de un artículo de un colaborador para imputar su contenido a esta revista con el onírico argumento de que no se reproduce en la Sección de Opinión, como a los que pretenden cubrirse, con el manido subterfugio de con estos amigos para qué quiero enemigos!, las frustraciones o desengaños de su gestión (por cierto infaustamente externalizada).

Clemencia

Sabido es el grado de crispación en que se desenvuelve nuestra política y los navajazos que suelen rifarse en la arena preelectoral, Juvenal desde aquí, pide clemencia y moderación para con José Mª García Urbano, candidato a la alcaldía de Estepona, al que están triturando inmisericordemente con insultos, le llaman malayo por nada, le hacen imputaciones infundadas de inductor al fraude fiscal por asesorar en esa materia... Injusto. La política es cruel. Pero pedir un certificado de buena conducta al Consejo o al Colegio tampoco está en el guión.

Democracia... escasa

La recién nacida Asociación de D. Nadie (?) ha remitido un suelto sin firma que en pocos párrafos da una descripción de la democracia...... realmente parvularia. ¿Cómo se entiende la mayoría, que es lo que se acepta de antemano, en virtud de qué argumento se puede solicitar silencio a los críticos, donde está el máximo sistema de control? Juvenal recomienda a D. N. que lea a Schumpeter y verá como la tesis que propone coincide con el procedimiento que recomienda para acallar a las masas.