Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 37
MAYO - JUNIO 2011

TODOS LOS NOTARIOS IMPLICADOS ERAN INOCENTES

La magnitud descomunal que policías,  autoridades anticorrupción y prensa atribuían a la red descubierta,  contrasta llamativamente  con la escasa consistencia que tenía el sumario, según se ha podido comprobar una vez que aquel dejo de ser secreto.
Policías y fiscales basaban sus imputaciones en nonadas. Consideraban altamente  sospechoso el hecho de  que unos administradores de sociedades dieran apoderamientos a personas no residentes (?). Estimaban turbio manejo  la utilización de mandatarios verbales en las escrituras,  hecho del que los instructores deducían voluntad deliberada del notario de ocultar al verdadero titular del negocio (?). Valoraban casi como  fragante  el hecho de que en las escrituras se formalizaran  aportaciones de capital procedente de paraísos fiscales que los instructores presumían se entregaba  en efectivo en la notaría, sin advertir que estaban operando con notas registrales y copias simples de las escrituras a las que no se incorporaban las certificaciones bancarias acreditativas de que las aportaciones se hacían a través de cuentas bancarias que sí estaban en la matriz y copia autorizada(!), y tomaban casi como una confesión  no dar el trato de paraíso fiscal al estado USA de Delaware porque, aunque no figura ni nunca ha figurado en la lista legal de paraísos fiscales, según ellos,  "casi"  actúa como tal...

"La magnitud descomunal que atribuían a la red descubierta,  contrasta llamativamente  con la escasa consistencia que tenía el sumario"

Los argumentos son tan inexactos e infundados que no es de extrañar  que el Tribunal en su sentencia,  haya dado un inusual varapalo a los instructores, al Juez, a la Fiscalía Anticorrupción y a la Policía,  acusándoles de que las investigaciones que hicieron eran  incompletas, de que incurrieron en errores como el caso de los mandatos verbales o las certificaciones bancarias,  y,  lo que es más grave,  que, apoyándose  en una interpretación sesgada de esos hechos y en una investigación incompleta, fijaron a priori una tesis y luego argumentaron. Es decir que no fueron los datos probados los que les llevaron a  formular la tesis,  sino el contrario. O lo que es lo mismo, que hubo un prejuicio  evidente. Como explicó la agente 81607,  que por cierto según se recoge en la sentencia tenia estudios de derecho, ellos  sólo tenían  que buscar datos que apoyaran la tesis prefijada, lo que explica, dice la sentencia,  que no se investigara a los bancos (por orden del juez), ni  a los socios de las sociedades Delaware... etc.

"Como explicó la agente 81607,  sólo tenían  que buscar datos que apoyaran la tesis prefijada, lo que explica, dice la sentencia,  que no se investigara a los bancos"

Tampoco es de extrañar que el titular del bufete de Marbella intervenido haya declarado públicamente que Policía y Fiscalía buscaban dar un golpe de efecto, obtener un rédito político, ponerse medallas por haber asestado un golpe contra organizaciones criminales,  y que había que hacerlo en forma  grandiosa: con notarios, con mujeres, con rusos, suecos, finlandeses...Y todo se hizo con suposiciones que se tomaron como verdades...Tan es asi que la  sentencia ha atendido menos del 1% de lo que la instrucción y la  fiscalía se demandaban.

"Los argumentos son tan inexactos e infundados que no es de extrañar  que el Tribunal en su sentencia,  haya dado un inusual varapalo a los instructores, al Juez, a la Fiscalía Anticorrupción y a la Policía,  acusándoles de que las investigaciones que hicieron eran  incompletas, de que incurrieron en errores"

Y tampoco es de extrañar que la prensa, que por cierto  sigue teniendo pendiente la asignatura de equilibrar imputaciones (que magnifica) y absoluciones (que minimiza),  haya cambiado la   denominación de la operación que se presumía descomunal: de equipararla a una gigantesca ballena ha pasado a conocerse con el nombre del más pequeño de los alevines: operación  chanquete.