Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 37
MAYO - JUNIO 2011

TODOS LOS NOTARIOS IMPLICADOS ERAN INOCENTES

Ni cuando la lluvia mediática más arreciaba contra los notarios, ni antes ni después, el Consejo supo estar a la altura debida. No supo dar la cara frente a las acusaciones injustas que caían sobre el Notariado (hubo de hacerlo el Ministro en una breve y patética intervención televisiva), ni menos supo salir en defensa o protección de los notarios que los medios estaban descuartizando.

"No supo dar la cara frente a las acusaciones injustas que caían sobre el Notariado (hubo de hacerlo el Ministro en una breve y patética intervención televisiva), ni menos supo salir en defensa o protección de los notarios que los medios estaban descuartizando"

En una reunión informal de muchos decanos en Valencia, los reunidos, entre los que no estaba el Decano de Madrid, acordaron mantener, junto al Ministerio, una línea de prudencia. En la convicción o al menos sospecha de que --según uno de sus oráculos por supuesto no notariales con los que se iluminaba--, en el sumario podía  haber dinamita que podría contaminarles, del Consejo salió una pusilánime nota que fue más o menos dejar a su suerte a los notarios imputados. Hubiera bastado, como hicieron otros, hablar con ellos para comprobar la banalidad de las imputaciones. Sí lo hizo el decano de Madrid que, tras hablar con los afectados, salió en su defensa en una  tribuna en “El País” (como también lo hicieron algunos otros notarios en el Ideal de Granada).  Y el Colegio de Madrid organizó de inmediato una mesa redonda con asistencia del Ministro de Justicia, de un magistrado del Tribunal Supremo Sr. Martín Pallín, del  Decano de los Abogados de Madrid Luís Martí Mingarro, del director adjunto de la Comisión de Prevención de Blanqueo del Banco de España Ignacio Palicio, que luego testificó en el proceso; del Comisario Jefe de la Policía judicial Juan Antonio González, del Presidente de la Asociación de la Prensa Fdo. González Urbaneja, y de la Directora de la Prevención de Blanqueo de Caja Madrid, entre otros, para tratar de dejar fijado el papel que a cada estamento corresponde en la lucha contra el blanqueo de capitales. Al acto asistieron más de trescientas personas, tres salas del Colegio se llenaron, se retransmitió por videoconferencia a las instituciones de fuera de Madrid que lo solicitaron, y también asistieron los tres notarios imputados, y de cuyo contenido dio cumplida cuenta el número 1 del EL NOTARIO DEL SIGLO XXI DE  mayo de 2005, al que nos remitimos. Iniciativas ambas que debieron irritar al Consejo, porque en la sesión de julio de ese año, en ausencia del decano de Madrid que no pudo asistir, y del Vicedecano que se había ausentado de la sesión tras insistir los reunidos, pese a su denuncia, en someter a votación los hechos (vicio heredado que se ha convertido en habitual en los Consejos),  denostó  al decano de Madrid por haber realizado una política totalmente contraria a la institucional --le pusieron el mismo apelativo que a las compensaciones, que por cierto  ya se habían asignado y percibían  los promotores de esa  política--- del Consejo.

"Ni estuvo a la altura entonces, ni lo ha estado durante el proceso,  ni una vez conocida la sentencia absolutoria, tras la que ha emitido una nota,  ahora triunfalista,  que con razón ha irritado a los que se han sentido desamparados durante los seis  años que ha durado su calvario"

Ni estuvo a la altura entonces, ni lo ha estado durante el proceso,  ni una vez conocida la sentencia absolutoria, tras la que ha emitido una nota,  ahora triunfalista,  que con razón ha irritado a los que se han sentido desamparados durante los seis  años que ha durado su calvario. No es de extrañar la contranota  que uno de los afectados, Amalia Bergillos, emitió, nos ha enviado y ha hecho llegar a todos los notarios y que ha continuación se transcribe.

Respuesta de Amelia BErgillos a la “Nota de Prensa del CGN”
En respuesta a la “Nota de Prensa” emitida por el Consejo General del Notariado, con fecha 31 de Marzo de 2.011, relativa a la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Málaga, en la conocida como “Operación Ballena Blanca”, la cual, me afecta de forma directa por ser uno de los Notarios absueltos, he de puntualizar lo siguiente:
1) Dicha “Nota” fue confeccionada y divulgada a través de diferentes medios de comunicación, no sólo sin mi consentimiento, sino en contra de mi expresa voluntad.
2) Si, como se supone, el motivo principal de su publicación, fue dar a conocer la absolución de los Notarios imputados, sorprenden los párrafos de la sentencia que han considerados destacables, y ello sin perjuicio de las bondades e importancia del OCP.
Así, llama poderosamente la atención, que, entre otros muchos, se omita, el que a continuación transcribo: “En conclusión y como ha venido siendo anticipado, consideramos que Álvaro Eugenio Rodríguez Espinosa y María Amelia Bergillos Moretón no cometieron delito alguno”.
3) Desconozco en qué han consistido “las gestiones”, a que se hace referencia y que ha realizado el Consejo, desde el año 2005 hasta la fecha de hoy, en el tema que nos ocupa, ya que ninguna de ellas nos fue comunicada, si bien:
a) En cuanto a “... la explicación del contenido de la actuación notarial en las materias a las que se refería la investigación penal”, no debió ser ni clara ni convincente, ya que fuimos nuevamente detenidos el 17 de abril de 2.007, sin que, esta vez, mereciéramos ninguna “nota de prensa”.
b) ES ABSOLUTAMENTE FALSO, que el Consejo haya ”... cumplimentado todos los requerimientos dirigidos….por las defensas de los notarios...”.
A petición de los imputados, sólo emitió la Comisión Permanente del Consejo, una "Nota" (así la denominaron), sin fecha ni firma, en Mayo de 2007 (2 años después de nuestra primera detención), en respuesta a  nuestra solicitud de una "certificación de las instrucciones que se  habían circulado a todos los Notarios, sobre el cumplimiento de las obligaciones que nos imponía la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales". Hasta esto nos negaron inicialmente, ya que solo recibimos esta última "Nota", tras 12 consultas al OCP y un requerimiento notarial al Consejo, que nunca fueron contestados.
En estos seis difíciles años no hemos recibido ninguna otra colaboración, ayuda, interés o apoyo del Consejo General del Notariado, que sin embargo ha tardado solo 4 horas en apuntarse el tanto de la absolución.
Era mi intención inicial, ejerciendo mi derecho a réplica, dar mi respuesta con la misma publicidad y difusión que ha tenido la confeccionada por nuestros representantes.
He preferido, por sentido de la responsabilidad y por el cariño que tengo a mi profesión, “lavar los trapos sucios dentro de casa”.
 
Marbella, a 12 de Abril de 2.011.

Amelia Bergillos Moretón. Notario de Marbella.

Colofón

Todo ha terminado. Pero no todas las heridas han cicatrizado. Momento es de plantearse su, por sentido de la responsabilidad, no había que presentar en el Consejo General del Poder Judicial un auto de protesta por la actuación de dos jueces concretos y uno de los muchos de la Fiscalía Anticorrupción de Málaga que han actuado, no ya por ignorancia e incompetencia que han sido puestas de manifiesto en la Sentencia, sino incluso por “predisposición”.