Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 42
MARZO - ABRIL 2012

Hace unas semanas se presentaron en una notaría de la costa mediterránea los familiares de una persona fallecida que, según decían dichos familiares, había otorgado un testamento on line.
Hechas las averiguaciones oportunas, se llegó al conocimiento de la existencia de una web con la siguiente dirección: http://testamundi.com.
En su página de inicio, tras el rótulo  "Testamundi. El banco de los testamentos", se puede leer el siguiente texto: 

"Las Formas tradicionales: dejar un testamento confiando la redacción a un notario o escribir un manuscrito (holográfico). La desventaja es que si cada vez que algo cambia en su vida (un número de cuenta bancaria, una inversión, un heredero ha desaparecido, una separación...) debe ir a un notario para cambiar su testamento y pagar cada cambio, no es práctico y es caro.
La Solución es la siguiente: Redactar manuscritamente un testamento diciendo que sus últimas voluntades se encuentran enunciadas en testamundi.com y la apertura se realiza a través de la introducción del número ........ con la contraseña ......... Este testamento holográfico se entrega a un notario o a unos herederos o se deja en un sitio donde se sabe que se encontrará.

"Parece broma, pero es absolutamente real. Mientras escribo estas líneas, la página en cuestión se encuentra libremente accesible y operativa en Internet"

Al día de hoy, las firmas no son reconocidas en Internet, así que declaramos que cualquier copia impresa de su última voluntad se ejecutará una vez contrastada la pantalla de visualización de sus contenidos por parte de los herederos y / o un notario.
¿Cómo funciona? Inserte sus voluntades registrándose en nuestra página.
Podrá modificarlas a voluntad y gratuitamente: sólo tiene que introducir el número de testamento y su contraseña personal. Al llegar el día, sus herederos tendrán acceso (sin la posibilidad de modificar) su testamento.
Toda la información registrada está criptada y es imposible de consultar sin tener las contraseñas. Nuestro compromiso es estrictamente la confidencialidad y la no divulgación (incluso a los ministerios pertinentes).
Incluso en caso de requerimiento judicial, no será posible descifrar el contenido cifrado, sólo los herederos con conocimientos del número de testamento y las contraseñas tendrán acceso a la lectura. La seguridad está plenamente garantizada y más seguro que en una caja fuerte.
Nuestras condiciones estipulan que ningún seguimiento será dado a las solicitudes de la ley o la justicia en cualquier país.
Costos El registro y depositar el testamento en nuestro sitio está sujeto al pago de una suma global de 39 euros y reconducción anual de 9 euros. Se le notificará por correo cada año. Si cambia su dirección de correo electrónico, no se olvide de cambiar esta dirección en nuestro sitio. Si no se renueva, no se eliminará, pero para abrir el testamento, sus herederos deberán pagar el importe faltante de las anualidades no pagadas más 100 euros por los gastos incurridos?.

Un poco más abajo, encontramos la siguiente frase: "Más de 127.000 testamentos están registrados en nuestra base de datos".

En la misma página hay tres enlaces a sendas páginas con las siguientes rúbricas: "Ingresar un nuevo testamento"; "Modificar un testamento existente" y "Consultar un testamento".
En la página "Ingresar un nuevo testamento", después de una casilla para rellenar con una palabra clave que no olvidará y que le servirá en caso de olvidar su contraseña, con otra casilla para la dirección de correo electrónico y unas casillas para las "llaves de apertura del testamento (para los herederos)" -sic-, con la posibilidad de introducir hasta tres llaves distintas, para el Heredero 1, el Heredero 2 y el Heredero 3, nos encontramos con la siguiente plantilla de testamento para rellenar y completar (todo on line, claro):
"El texto de su testamento

Yo, ................, sano de cuerpo y mente,
vecino de ..............................
nacido en ............ el ..../..../19..
con documento nacional de identidad número ..............
de nacionalidad ...............
declaro por las presentes, dejar mis bienes que se enumeran a continuación a las personas que designo como mis herederas:
A mi hermana ..............., dejo el apartamento número ............ de la calle ........... en el pueblo de ............. (si posible, ponga el numero de escritura y el notario donde lo ha adquirido)
etc
(complete este texto)".

Al lado de las casillas para las "llaves de apertura" hay un enlace que nos permite acceder a la siguiente explicación:

"Puede ingresar 1 a 3 llaves. Estas llaves servirán a sus herederos para abrir el testamento, son como las llaves de una caja fuerte. Si tiene:
* Un heredero: una llave es suficiente
* Dos herederos: escriba 2 llaves
* Tres o más: ingrese 3 llaves.
La apertura del testamento solo se podrá hacer mediante el ingreso de todas las llaves. Sus herederos tendrán que estar juntos para introducir sus llaves. Si un heredero muere antes, no olvide de eliminar una llave. Por lo tanto, mejor apuntar en algún sitio qué llave da a cada heredero.

"Semejante patochada cuesta 39 euros más 9 euros anuales por el mantenimiento. Un testamento notarial sólo cuesta 37,18 euros, IVA incluido"

Podrá distribuir las llaves entre sus herederos, dando a cada uno un testamento manuscrito, tal como en el ejemplo que sigue:
Yo, Pepito Fulano, sano de cuerpo y mente, nacido en Caravaca el 06 de agosto 1960 y con número de documento de identidad 1234567980, de nacionalidad española, por la presente declaro que la apertura de mi testamento se hará en la página web de Testamundi.com, ingresando el número ........... y la llave: .............
El presente testamento anula todo testamento anterior. Hecho en Madrid el 3 de enero 2010 (Su firma)
Entregará entonces un testamento manuscrito de este tipo a cada uno de sus herederos, cambiando únicamente la llave que destina a cada uno.
Otra solución es entregar este mismo testamento a un notario o dejar un solo manuscrito en un cajón que está seguro de que sus herederos abrirán. En estos 2 últimos casos, una de las claves es suficiente."

Parece broma, pero es absolutamente real. Mientras escribo estas líneas, la página en cuestión se encuentra libremente accesible y operativa en Internet. Por supuesto que lo de los 127.000 testamentos ya registrados no se lo cree nadie, pero alguno que otro ya ha picado. 
No creo que ningún lector de esta revista precise de comentario alguno sobre los textos transcritos. Me limitaré a llamar su atención sobre el tema del coste: semejante patochada cuesta 39 euros más 9 euros anuales por el mantenimiento. Un testamento notarial (con su legado de usufructo o del tercio libre para el cónyuge viudo, sus legados de cuota, de cosa específica, de cantidad, de pensión, de bien ganancial o de los derechos que correspondan al causante sobre un bien ganancial al liquidar la sociedad conyugal -que no es lo mismo-, sus sustituciones vulgares, con o sin expresión de casos, sus sustituciones fideicomisarias, en su caso, condicionales o de residuo, sus cláusulas de acrecimiento, su cautela socini y otras previsiones para hacer compatible la voluntad del testador con el debido respeto de las legítimas, su dispensa de colación de determinada donación hecha con anterioridad, sus nombramientos de contadores partidores y albaceas, solidarios o mancomunados, de actuación necesaria o sólo subsidiaria, su designación de tutores, de administradores para los bienes de los menores que no se quiere que sean administrados por el titular de la patria potestad, etc., todo ello de conformidad con la ley personal del testador, con identificación presencial y apreciación de la capacidad del mismo por el notario, en un documento guardado a perpetuidad en el protocolo notarial, sólo accesible al propio testador en vida del mismo y con constancia de su existencia en un registro oficial también secreto durante su vida) sólo cuesta 37,18 euros, IVA incluido. Y lo mejor de todo es que, además, ... es VÁLIDO.
Si es que no sabemos lo que tenemos.