Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 43
MAYO - JUNIO 2012

Madrid.- Redacción

El Colegio Notarial de Madrid presentó el pasado 24 de Abril, presidido por el ministro de justicia excelentísimo Sr. D. Alberto Ruiz Gallardón, la Fundación Notarial SIGNUM para la resolución alternativa de conflictos, que tiene como objetivo difundir y promover la resolución rápida y eficiente de conflictos. Participaron como ponentes también: D. Ignacio Solís Villa, Decano del Colegio Notarial de Madrid; D. Manuel Pizarro moreno, Académico de número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación; D. Manuel Jiménez de Parga, Ex-presidente del tribunal Constitucional; D. Jose Miguel Guerrero, Vice-Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid; D. Andrew Johnson, Notario y Mediador en Reino Unido; D. Fernando Rodriguez Prieto, Patrono de la Fundación SIGNUM.

"Todos los ponentes coincidieron en la gran labor a desempeñar por La Fundación SIGNUM al ser uno de los primeros centros de resolución de conflictos integral, contando con una corte de arbitraje y un centro de mediación ya operativos"

Al acto, que tuvo lugar en el salón de actos del Colegio de Notarios de Madrid,  asistieron más de 150 personas,  en su mayoría notables representantes del mundo empresarial y jurídico, así como diversas autoridades.
Todos los ponentes coincidieron en la gran labor a desempeñar por La Fundación SIGNUM al ser uno de los primeros centros de resolución de conflictos integral, contando con una corte de arbitraje y un centro de mediación ya operativos. Así mismo la Fundación anunció la convocatoria de mesas sectoriales para debatir la mejor forma de trasladar las experiencias de otros países a nuestras empresas.

Alberto Ruiz Gallardón

El  Excelentísimo Sr. D. Alberto Ruiz Gallardón destacó el impulso que desde el ministerio se está dando al desarrollo de la “resolución alternativa de conflictos” como  estrategia para apoyar el sistema de justicia en esta legislatura, así como la necesidad de ponernos, es estos temas, a la altura de países de nuestro entorno. Destacó que desarrollo de estas vías promovidas por la nueva Fundación, constituye un rasgo propio de las sociedades liberales..”
“Una sociedad donde los desacuerdos se puedan resolver de un modo sencillo será sin duda una sociedad más dinámica, más dialogante y más constructiva que otra que lo fíe todo a un largo proceso judicial. Este deberá ser siempre posible pero no debería convertirse en la fórmula más habitual en la convivencia cotidiana.”
“No puede ser que España, que es una de las doce primeras potencias económicas mundiales, ocupe el puesto 63 en cuanto eficiencia de sistemas de justicia, un dato que nos indica que estamos desaprovechando recursos, que tenemos margen para mejorar nuestra competitividad agilizando el tráfico jurídico y mejorando los tiempos de respuesta de los órganos jurisdiccionales.”
“Tenemos que homologarnos con los países de nuestro entorno dotados de avanzados y eficaces sistemas de justicia, y precisamente la Resolución Alternativa de Conflictos es una de esas materias en las que en España arrastramos un déficit histórico. Nuestra apuesta por fomentar estos mecanismos quiero asegurarles que es absolutamente decidida y sincera, prueba de ello es la decisión de que la mediación, además de ser un mecanismo autónomo y extrajudicial, sea también una herramienta intrajudicial en aquellos supuestos en los que el juez entienda que el litigio puede resolverse a través de este sistema. Podrá invitar a las partes a acudir a una sesión informativa reservándose éstas la libertad de decidir si se someten o no a mediación.”

“Una sociedad donde los desacuerdos se puedan resolver de un modo sencillo será sin duda una sociedad más dinámica, más dialogante y más constructiva que otra que lo fíe todo a un largo proceso judicial”

Así mismo, el ministro refirió el gran respaldo de confiabilidad que ofrecía la participación del colectivo notarial en este tipo de procesos:
“Todo lo expuesto tiene su plasmación real y concreta en lo que hoy nos convoca aquí, en la Fundación Signum. Es una buena noticia saber que el Colegio Notarial de Madrid ha puesto en marcha una institución cuyo fin es precisamente promover, facilitar y fomentar, la resolución alternativa de conflictos. Se trata de una iniciativa que manifiesta una vez más la vocación de servicio público del notariado y su incuestionable afán de ser útiles a nuestra sociedad. Estoy seguro del éxito de una propuesta que facilita, como nunca hasta ahora, el acceso de los ciudadanos y las empresas a mecanismos que eviten acudir a juzgados y tribunales.
Sobre el arbitraje, ofrecida también como instrumento por la fundación, indicó que la formación jurídica exigible a los árbitros "queda garantizada por su condición de notarios. Su eficacia radicaría en que a través del arbitraje y en un plazo de seis meses se podría solucionar con absoluta confidencialidad y a unos costes razonables una controversia que en otros supuestos podría llevar años.”
“En todo caso, el hecho de que árbitros y mediadores sean experimentados notarios, que forman parte del Colegio Notarial de Madrid, o que se hayan jubilado ocupando una plaza incluida dentro del mismo, no hace más que aumentar la confianza en unas nuevas vías, ya sea la mediación o el arbitraje, asequibles, ágiles, confidenciales, y con todas las garantías jurídicas que hacen innecesario judicializar todo el conflicto; con mayor motivo todavía, cuando la Fundación se proclama y con razón “especialista en los ámbitos civil y mercantil”.
“El problema que en muchas ocasiones plantea el cumplimiento de dichos laudos se ha llegado a resolver de un modo inteligente por parte de la justicia pues se ha creado un juzgado especializado en la ejecución de los mismos evitando la dispersión, agilizando su tramitación y adoptando de esta forma criterios homogéneos. Tal vez, una medida similar pudiera extenderse a aquellos supuestos de mediación que concluyen con un acuerdo entre las partes pues bien es verdad que ni la Fundación ni el centro de mediación, ni los mediadores, lógicamente, son responsables de la ejecución de los derechos y obligaciones que estén consignados en el acuerdo.”

Manuel Pizarro Moreno

Para D. Manuel Pizarro Moreno este tipo de soluciones puede ayudar a desbloquear fondos que actualmente tiene el sistema financiero español pendientes de resolución en los juzgados, permitiendo que parte de estas cantidades fluyeran de nuevo al sistema:
“En el mundo empresarial en este momento, en el mundo financiero, estamos en torno a un 8 por ciento de morosidad en el sistema financiero, que son dos millones, en números redondos. Esos 160.000 millones que tenemos en los tribunales si en vez de gestionarlos en cinco, seis o siete años, los pudiéramos gestionar en seis meses o pudiéramos evitar el propio proceso estaríamos lanzando a la sociedad 140.160 millones y descargaríamos de los balances bancarios nada menos que 160.000 millones, con lo cual le daríamos un impulso tremendo a la actividad económica.”

“Yo creo que asumir funciones de mediación y arbitraje por los que son los profesionales de la fe  dará confianza a un sistema jurídico como el español. Y la confianza, desde luego, es la palanca de futuro.”

También destacó que el actual colapso de la justicia, con tiempos de resolución superiores a los 5 años, incide de forma directa en las primas de riesgo país al generar un clima de incertidumbre entre los posibles inversores:
“Por lo tanto, yo creo que todo este tipo de iniciativas son fundamentales para que la economía vaya mucho más rápida y para algo que es fundamental en el mundo económico que es eliminar la incertidumbre. Cuando alguien va a un país y, además del riesgo que tenga en su actividad económica, tiene la incertidumbre de que cada vez que quiere ejercitar su derecho o conseguir que le reconozcan su derecho tardan diez años en que se lo reconozcan pues el riesgo se transforma en incertidumbre y alguien aplica una prima de riesgo superior en un país donde no sabe absolutamente lo que le puede pasar. Con lo cual yo creo que todo este tipo de actuaciones son fundamentales.”
Finalmente Pizarro subrayo la gran idoneidad del perfil de los notarios  para este tipo de procesos:
“Yo creo que asumir funciones de mediación y arbitraje por los que son los profesionales de la fe  dará confianza a un sistema jurídico como el español. Y la confianza, desde luego, es la palanca de futuro.”

Manuel Jiménez de Parga

D. Manuel Jiménez de Parga como presidente del Consejo de Arbitraje de la Comunidad de Madrid, comentó el momento de transición entre una vieja justicia con grandes problemas de agilidad y un nueva etapa donde figuras como el arbitraje ayudaran en la descongestión de los tribunales y aquí es donde la Fundación Notarial SIGNUM jugara un papel muy relevante:
“Los que hemos tenido una larga experiencia profesional como abogados y después la fortuna de incluso pertenecer a la Administración de Justicia, incluso al Tribunal Constitucional hemos de confesar, si somos sinceros, que nos ha avergonzado en determinados momentos tener que resolver, en un sentido o en otro, porque ya aquel asunto estaba totalmente olvidado, y quizá incluso consumado.

"Estamos en un momento de transición, tardaremos … en descongestionar los juzgados y los tribunales … pero afortunadamente el Gobierno está haciendo los esfuerzos para, con la colaboración de esta Fundación del Colegio Notarial, entre otros … intentar resolverlo“

El arbitraje, y naturalmente la mediación, puede resolver este estado de cosas, puede conseguir que ese retraso extraordinario y esa acumulación extraordinaria de asuntos en los tribunales de justicia ordinaria mejoren."
"Estamos en un momento de transición, tardaremos ciertamente, en descongestionar los juzgados y los tribunales; y tardaremos en conseguir una Administración de Justicia de ritmo aceptable, pero afortunadamente el Gobierno está haciendo los esfuerzos para, con la colaboración de esta Fundación del Colegio Notarial, entre otros, y de diversas instituciones de arbitraje ya funcionando intentar resolverlo. “

José Miguel Guerrero

Por su parte D. José Miguel Guerrero destacó la importancia del arbitraje para el mundo empresarial teniendo en cuenta los altos niveles de globalización; recordó que el objetivo de Fundación Notarial SIGNUM es plenamente compartido por la CEIM y la Cámara de Madrid y  la necesidad de colaborar en la búsqueda de sinergias que existen entre los diversos organismos, para conseguir que estas soluciones lleguen a las empresas en su conjunto y les aporten la seguridad jurídica que permitan un correcto desarrollo empresarial:

“Por ello, tanto por la CEIM como por la Cámara de Comercio de Madrid aplauden el desarrollo de iniciativas como estas en la medida que contribuyen a crear un escenario jurídico más propicio para el desarrollo económico”

“Las diferencias, disputas o controversias son inherentes a la actividad empresarial y lo son aún más en escenarios de coyuntura económica desfavorable. Lo más eficaz que puede hacerse con ellas es removerlas cuanto antes y del modo más eficiente, porque una controversia abierta es siempre, y sin ninguna duda, un negocio inacabado que tensiona las relaciones entre empresas y personas e impide que surjan o se materialicen nuevos y buenos proyectos que podrían acometerse de forma conjunta y contribuir al desarrollo económico del país. Es por ello que forma parte del compromiso de las organizaciones empresariales para con el empresario el perseguir la consolidación de fórmulas de arbitraje y mediación dentro de la propia comunidad empresarial como alternativa extrajudicial para la resolución de conflictos mercantiles. Y es que en los tiempos de profunda crisis económica que nos está tocando vivir la rápida y eficaz solución de los conflictos se ha convertido no ya en una ventaja competitiva para los empresarios sino en una condición “sine qua non” para su crecimiento e internacionalización. Y en ocasiones, y esto es muy importante, incluso para su supervivencia.”…
“Por ello, tanto por la CEIM como por la Cámara de Comercio de Madrid aplauden el desarrollo de iniciativas como estas en la medida que contribuyen a crear un escenario jurídico más propicio para el desarrollo económico. En este sentido, son claras las sinergias entre lo que se propone realizar la Fundación y los propios esfuerzos que los empresarios madrileños a través de su Cámara de Comercio realiza en la resolución de disputas a través de su Corte de Arbitraje, sinergias que confío, y sin ninguna duda será así, puedan traducirse en un futuro cercano en fórmulas de colaboración entre la Fundación y la Corte de Arbitraje de Madrid.”

Andrew Johnson

El reputado mediador y notario ingles D. Andrew Johnson, trasladó la realidad del alto desarrollo del arbitraje, la mediación y el derecho colaborativo, como herramientas usuales en el Reino Unido. Destacando como razones importantes de su uso por las empresas la confidencialidad del proceso y los grandes ahorros  económicos y en tiempos que tiene la mediación frente a los sistemas judiciales:

“¿Cuáles son las ventajas para el ciudadano y para el empresario? En primer lugar es la reducción de costes. En segundo lugar, es un proceso más veloz. En tercer lugar, es un proceso confidencial y voluntario”

“¿Cuáles son las ventajas para el ciudadano y para el empresario? En primer lugar es la reducción de costes. En el caso de una supuesta mediación mercantil en el centro de la ciudad de Londres que involucre un día entero de preparación incluyendo el estudio de documentos y argumentos más un día entero de mediación los honorarios rondarían en 2.000 libras esterlinas más gastos. Dichos costes serían compartidos entre las partes; mientras que el coste de un juicio por el mismo tema podría rondar entre 50 y 60.000 libras. En segundo lugar, es un proceso más veloz. En tercer lugar, es un proceso confidencial y voluntario. La confidencialidad de los temas tratados entre el mediador y las partes, así como la privacidad de los acuerdos alcanzados en general, permiten que las empresas que hayan resuelto sus desacuerdos utilizando este sistema de resolución alternativa de conflictos puedan continuar o reiniciar una relación mercantil o comercial entre las mismas; mientras que un pleito ordinario, debido a proceso formal, las costas, la publicidad que todo proceso implica, significa la ruptura definitiva de toda relación comercial futura entre dichas empresas.”

Fernando Rodríguez Prieto

D. Fernando Rodríguez Prieto, enumeró la diversidad de situaciones en que una empresa puede beneficiarse de las ventajas de las ADR: relaciones con clientes y  proveedores, entre los socios o en sus relaciones internacionales. Apoyándose en los resultados de estas en otros países,  destacó las principales ventajas empresariales de contar con este tipo de soluciones: el gran ahorro en tiempo, la confidencialidad,  el mantenimiento de las relaciones entre empresas en el caso de la mediación. Del mismo modo Rodríguez Prieto hizo especial relevancia en las ventajas de estas herramientas y las instituciones como la Fundación que aseguran en las relaciones empresariales un marco jurídico estable:
“Las soluciones a estos problemas, y a muchos otros que tienen que afrontar las empresas, ya existen y están funcionando en muchos países con una cultura mercantil igual o superior a la nuestra. Estamos hablando, por lo tanto, de soluciones referenciables de procesos que ya funcionan y funcionan eficazmente hoy en día porque las ADRs son utilizados en estos países por las empresas de una forma masiva porque han descubierto en ellas un servicio de alto valor añadido.”…..

“Creemos que estos sistemas alternativos y específicamente instituciones capaces de dar un servicio global y completo a las mismas, son en España una verdadera necesidad para la sociedad española y para sus empresas. Y con esta finalidad la Fundación Notarial Signum quiere contribuir”

“La reducción de costes en términos absolutos, desde luego, y mucho más en términos reales, teniendo en cuenta el ahorro en tiempo y los costes de oportunidad que se salvan. La confidencialidad, que se ha constituido como uno de los pilares esenciales de las ADR, que permite, por ejemplo, que en mediación incluso se puede compartir por cada parte con el mediador, en sesión separada, información privilegiada con la seguridad de que no la va a acceder la otra parte. De esta forma el mediador puede acceder a los intereses reales subyacentes y guía el proceso hacia una solución beneficiosa para ambas partes con más facilidad.”…..
“En el caso de Signum, aparte de la exigencia que nos hemos impuesto de alta calidad en la formación y en el ejercicio profesional, especial exigencia de imparcialidad y de confiabilidad que el prestigio notarial nos obliga, se pretende también alcanzar un estándar de reconocimiento o a ADR equiparable a los más exigentes existentes ya a nivel internacional y que facilitase la utilización de estos servicios en relaciones comerciales e internacionales.”…
“En conclusión, las empresas españolas obligadas a competir en un mercado cada vez más global no pueden permitirse el lujo de seguir cargando con la desventaja competitiva que supone ya, y va a suponer cada vez más, el escaso desarrollo de las ADR que existe en España, incluidas las enfocadas exclusivamente al ámbito empresarial. Creemos que estos sistemas alternativos y específicamente instituciones capaces de dar un servicio global y completo a las mismas, son en España una verdadera necesidad para la sociedad española y para sus empresas. Y con esta finalidad la Fundación Notarial Signum quiere contribuir.”

Ignacio Solís Villa

D. Ignacio Solís Villa, decano del colegio notarial de Madrid, como presidente de la Fundación Notarial SIGNUM recordó el proceso de maduración que ha llevado a su creación, haciendo mención especial en la formación y preparación. Afirmó la clara apuesta por la calidad dentro de la fundación, siendo cautelosos en todos y cada uno de los pasos a realizar. El decano expresó que la Fundación SIGNUM permite ofrecer un nuevo servicio a una sociedad abierta y libre, con el valor añadido que los notarios aportan; remarcando también el carácter social de la fundación, cuyo objetivo más importante es dar a conocer los diferentes métodos de resolución de conflictos.
“Nos hemos preocupado de la formación, ha habido cursos especiales de formación en materia de mediación, con la inestimable colaboración de Thelma, que hoy está entre nosotros, y porque, a veces, en materia de mediación todo el mundo se cree que sabe: “yo sé, esto lo estoy haciendo todos los días”. Pero cuando hemos hecho los cursos hemos visto que no, la mediación requiere unas técnicas, no es solo saber Derecho, incluso a veces saber Derecho pues puede ser casi un lastre si no sabe dominar y embridar esos esfuerzos,... Y, claro, todo eso se aprende, y se aprende practicando. En materia de arbitraje lo mismo, no basta solo con saber Derecho, hay que esforzarse también en conocer los entramados y las claves específicas del arbitraje, se han organizado varios cursos, no cursos cortos sino cursos largos en colaboración con la Universidad y queremos seguir en esa misma línea.”…

“El decano expresó que la Fundación SIGNUM permite ofrecer un nuevo servicio a una sociedad abierta y libre, con el valor añadido que los notarios aportan; remarcando también el carácter social de la fundación, cuyo objetivo más importante es dar a conocer los diferentes métodos de resolución de conflictos”

“También queremos que esto se haga, por supuesto, en colaboración. Nosotros pretendemos tener una colaboración con todo tipo de entidades, con todo este mundo que se mueve en torno al arbitraje para aprender de ellos porque tenemos muchas cosas que aprender. También podemos enseñar o participar en algunas de las cosas en las que nosotros podemos tener experiencia. Y, sobre todo, pues lo que queremos no es tanto fomentar la actividad del notario sino fomentar la difusión en la sociedad de la figura de la mediación y de la figura del arbitraje.”
En resumen El Colegio de Notarios de Madrid, a través de La Fundación Notarial SIGNUM, respondiendo a una necesidad social y siguiendo las experiencias y estándares internacionales, apuesta por las ADR (Alternative Dispute Resolution o Resolución Alternativa de Conflictos) en la gestión de las controversias de las empresas y los particulares, y pone a disposición de la sociedad la profesionalidad y experiencia de los notarios, junto con una organización y las infraestructuras necesarias para la resolución integral de cualquier disputa, y buscar los mejores niveles de calidad y seguridad legal