Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 45
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2012

Unión poliafectiva

Ocurrió en Brasil y según los medios ante la notaria de Tupá (estado de Sao Paulo) Claudia de Nascimento, a quien se la requirió para autentificar como unión estable –y lo hizo-- la relación poliafectiva entre dos mujeres y un hombre de modo que el trío contara con las mismas ventajas que una pareja. Ninguna Ley, se justificó la notaria, ni tampoco la Constitución prohíben la unión estable poliafectiva; prevén como entidad familiar la unión entre dos personas, pero reglamentar una forma sin prohibir la otra representa una laguna normativa y no una prohibición implícita.... Es más, lo que sería inconstitucional –añade- sería prohibir una unión estable poliafectiva porque la Constitución ampara toda familia y no solo la que esté constituida por un casamiento; la familia debe estar definida por la afectividad, la amabilidad y la continuidad de la unión en comunión.....”.
Esta defensa recuerda el caso de aquel trígamo al que un juez literalista liberó de condena porque el Código solo tipificaba y penaba la bigamia.

Mutualidad en stand-bay continuado

La Junta de Patronato de la Mutualidad en su reunión de 12 de julio acordó, por fin, la realización de pagos a favor de los mutualistas jubilados y cónyuges viudos a cuenta de las prestaciones que en su día se fijen..... Habrá nuevos frenos, nuevos escrúpulos.... o cualquier cosa con tal de firmar unas prestaciones retenidas va ya para doce años? ¿Habrá que buscar responsables?

Honor restaurado

El colegiado de Asturias Ángel Torres ha podido demostrar la infidelidad de dos de sus empleados que se apropiaron de 700.000 euros de la notaría y tras desfalcarle intentaron desprestigiarle acusándole de prodigalidad y otros vicios. La sentencia y la condena de prisión de los dos infieles son categóricas y demuestra que no sale gratis ir mangando por ahí ha dicho Torres. ..

Escribano hidalgo

Recuerdo merecido para el ilustre e hidalgo escribano Melchor de Ezcurdia, presente como otros muchos en la leyenda del medio rural, certificando litigios, decidiendo disputas y dando legalidad a documentos. Nacido en Gaztelu en 1794 y fallecido en Tolosa en 1864, este notario del que aún recuerdan historias los tolosanos, ha merecido una biografía del etnólogo tolosano Juan Garmendia que ha sido publicada por el Ayuntamiento de Tolosa y presentada en el salón de Plenos. Representa un homenaje a todos aquellos ilustres notarios, todos moralmente hidalgos, que han impartido legalidad y consejo por los pueblos, villas y ciudades del Reino en silencio y anónimamente durante generaciones.

Entrañable Gómez-Ferrer

Y otro recuerdo para el notario valenciano Rafael Gómez-Ferrer a quien la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Valencia ha dedicado una plaza en el distrito ocho de Patraix. Rafael, además de notario, presidió la Sociedad Filarmónica de Valencia, dio clases en la Universidad de su ciudad y fue un notario de referencia en el orden profesional, corporativo y humano.

De nuevo el ínclito Arruñada

Exasesor y exdefensor de los notarios –léase para comprobarlo, por todos su publicación The Economics of notaries publicada en la revista European Journal of Law and Economics de 1996-- y hoy defensor y asesor de los registradores, que ahora se hace partícipe de la gran tesis de este colectivo que quiere monopolizar la independencia y la autonomía, y niega la proverbial imparcialidad del notario, obligada incluso por mandato legal, equiparándole al abogado de parte, y por tanto –concluyen- incapaz de controlar la legalidad, que como es voluntad suya, es monopolio registral.
De nuevo en ese último periplo del Cinder –ahora en Holanda, donde se liberalizaron las notarías con un tremendo fracaso-- hizo oir su voz en un Informe Institucional Foundations of Impersonal Exchange afirmando que para evitar la manipulación interesada el proceso de registro debe ser independiente de todas las partes que intervienen en el contrato y este requisito de independencia hace diferente al Registro de la formalización documental de abogados y notarios.
Lo único que está claro, Don Benito, es que si hay alguien que no es independiente es su criterio.

Objeción de conciencia notarial

Difícil y delicada función la del notario al que, no contentos con las obligaciones legales, reglamentarias y deontológicas, algunos colectivos, en concreto algunas Plataformas de Afectados por la hipoteca, les piden alegar objeción de conciencia para no intervenir en las ejecuciones hipotecarias extrajudiciales que les solicitan cada vez más los acreedores defraudados porque son más rápidos y eficaces. Y así lo han solicitado en algún Colegio notarial incluso por escrito... haciendo constar que algunos notarios ya se habrían negado a realizar subastas.... ¿Cabrá la objeción de conciencia para desactivar la obligación legal de prestar el servicio referido al notario?

Información y transparencia

Es el siglo de la transparencia y de la información, complementos y atributos sine qua non de una democracia sana. Las leyes y la jurisprudencia están dando una eficaz batida para eliminar el secretismo y la ocultación. En trámite está la Ley de Transparencia para consagrar algo que la sociedad vive y demanda y en esta revista se alude en varias secciones a este tema. La Audiencia de Madrid reconoce el derecho del socio a ver el Libro Mayor antes de la Junta, incluso si antes accedió al resto de la contabilidad. Y la Audiencia Nacional ha validado una petición genérica de información sobre pagos con tarjeta superiores a 30.000 euros. Y así podríamos seguir. Choca por ello que aun en el Reglamento Notarial se mantenga como regla general y no como excepción justificada, el secretismo de los acuerdos del Consejo, y que esté reciente la prohibición de acceso a las cuentas del Consejo por los propios miembros de esta institución, los Decanos que habrían de aprobarlas. ¡Qué atavismos!
No puede por ello sorprender la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 20 de julio, que se comenta en otro apartado de esta revista, que responde a una denuncia que rezuma obsesión por el secretismo del Presidente del Consejo a uno de los decanos por haber filtrado EL AÑO 2008 a dos colegiados un proyecto de decreto. ¡Asombroso! No sirve la atenuante que alegan algunos de que el proyecto era de rebaja arancelaria y la difusión podía perjudicar al denunciante en las inminentes elecciones colegiales que luego su patrocinado perdió.
Lo que no es de recibo es denunciar, expedientar y solicitar una grave sanción para el que informa a dos compañeros de un tema corporativo de trascendencia cuando, y transcribo literalmente la sentencia: “.......como consta expresamente acreditado..... los Notarios a los que el hoy actor remitió la documentación..... resulta que ya tenían conocimiento de la misma, al punto que obraba en uno de los casos en su poder por habérsela remitido el propio Presidente del Consejo (luego denunciante) ......... La documentación remitida no sólo no era secreta sino que, además se había anunciado previamente su preparación y realización..... con ocasión de la publicación en el B.O.E....... de la Orden PRE/24224/2008M......... y, lo que es más relevante, había sido remitida, por el Ministerio de Justicia, al Presidente del Consejo........ con la finalidad de “dar audiencia a los Notarios Españoles” sobre los Proyectos de referencia........... Sorprende, por ello que se impute al Sr. Carvajal........filtrar algo que supuestamente era secreto cuando, lejos de ser tal, lo que debería haber hecho la Administración actuante era, y sin dilación, poner en conocimiento de todos los notarios Españoles la documentación que le fue remitida a tal fin........”.
En fin que se han lucido los colegiados denunciante e instructor que tras asesoramientos ruborosos, elevaba la petición de sanción a un grado inusitado, el grave. No vendría mal, comentan algunos colegiados, incorporar a la práctica corporativa la petición de disculpa.

Malos tiempos

No solo en este país vienen mal dadas. También en otros, y casi en todos. Y los notarios han de recurrir a recursos ingeniosos para incrementar su actividad. David Shohet, taurófilo empedernido y gran amante de nuestro país nos remite por curiosidad uno de los pequeños manteles que los notarios del distrito de Vaud han distribuido en bares y restaurantes de Suiza, para recordar a todos la seguridad que presta la intervención notarial, y que él recogió para hacerlo llegar a esta revista. (Nótese que la violencia de género en el último cuadro es femenina).

Alboroto

A Juvenal ha llegado nuevamente ruido de sables metafóricos en el Consejo, otra vez, entre otros temas, por cuasicompensaciones y gabelas… ¡Qué bochorno! Venturosamente, según ha trascendido, ninguno de los notarios de este Colegio que integran esa institución están argüidos y han mantenido una conducta ejemplar: ni han pedido sustitutos ni han reclamado reembolsos. También era de este Colegio quien en su día, en 2005, fue el único que se negó a recibir las inefables que llamaron compensaciones institucionales

Un notario santo

Sí, como lo oyen, un notario aspirante a santo, no un santo notario como a veces se tilda a algún colegiado llevado a extremos críticos. Nos referimos al notario granadino Antonio Moreno Torres que fue notario de Híjar, Alhama de Aragón, Padrón y al final de Bujalance, “cuna del anarquismo” donde fue detenido en 1936 por un grupo de milicianos armados, y ejecutado violentamente por estos libertarios, en represalia al parecer por otras matanzas de campesinos perpetradas por la parte contraria, por el grave delito de sus profundas convicciones religiosas.
Ahora la diócesis de Córdoba, ya lo dijimos en un numero anterior de esta revista,  está impulsando su proceso de beatificación como mártires junto a otro grupo de fieles represaliados en aquella sangrienta contienda civil, proceso que deseamos tenga éxito. Enhorabuena a su familia y a todo el notariado que ya tendrá quien por el rece, y en especial a su descendiente también notario granadino recientemente jubilado Vicente Moreno Torres.

S.A.U.

Impagables son los esfuerzos de los notarios, la mayoría jubilados, que atienden los servicios colegiales, en concreto el Servicio de Atención al Usuario (S.A.U.), un servicio que –como observa atinadamente José Fuentes uno de los que lo prestan-- es sustancialmente una continuación de la función notarial, un servicio gratuito complementario del de los notarios en sus despachos, prestado con parsimonia y sin presión, que se desarrolla en escucha, comprensión, asesoramiento y consejo. Un servicio prestado a usuarios de todos los Colegios, no solo del de Madrid, que evita conflictos, lima asperezas, apunta soluciones y supera enfrentamientos. Es, dice, un puro ejercicio de la más nítida función notarial.
Y tiene razón, es una labor oscura que soluciona más problemas de los que los notarios llegar a tener noticia, y no plantea ninguno. Son, ya decía, servicios impagables que al menos aquí quedan reconocidos.

Proyecto EUFIDES en marcha

Loables son también los esfuerzos de la CNUE para facilitar las transacciones inmobiliarias transfronterizas, sin prescindir –como acertadamente exige el Tribunal Constitucional Alemán y se hace constar en otra sección de esta revista-- del notario donde radique el inmueble, que ha de controlar el cumplimento de la “lex rei sitae” y de las demás obligaciones legales concomitantes.
Es el proyecto EUFIDES que la CNUE ha echado a rodar ya de forma irreversible y que solo deberá esperar a que todos los notarios de la Unión estén en situación tecnológica de prestarlo garantizando un adecuado nivel en la protección de datos y confidencialidad mediante firmas electrónicas y tecnologías de verificación.
La cooperación entre el notario del país comprador y el del lugar donde radique la finca, resolverá todos los problemas de seguridad fiscal, inmobiliaria (título, carga, situación urbanística, etc.) y legal (blanqueo, registro, etc.) de ambos países. No puede dejarse esta función solo en manos registrales, de un lado porque el 60% de los documentos notariales no se registran y no puede aceptarse su circulación incontrolada sin presunción de legalidad, y de otro porque ningún país más que España ha confiado un control legal a los encargados de los registros.

Misión jurídica

Parabienes también para los notarios y registradores de la Comunidad Valenciana que han colaborado con la Consellería de Turismo y el Consejo Regional de Cámaras de Comercio, para promover en Bruselas la venta de viviendas valencianas a extranjeros. Y sobre todo y muy especialmente para hacer patente en esos foros las garantías jurídicas y urbanísticas de que están dotadas esas transacciones, disipando las dudas y la confusión que desde el viejo caso McMillan en los años 80, habían desatado en el extranjero ataques malintencionados por supuestos excesos urbanísticos, leyes retroactivas, nulidad a posteriori de edificaciones inscritas o cargas ocultas, lo que en el extranjero es casi un cliché, contra un sistema que teóricamente debería prestar una seguridad jurídica de cotas difícilmente igualables. La misión merece reconocimiento generalizado.

Lamentable concurso

No se trata de un concurso de méritos sino de acreedores. Concurso voluntario en que se ha declarado un notario de Marbella. No es difícil comprenderlo, habida cuenta del declive de la actividad notarial que por doquier se denuncia. Más difícil de entender es que la instalación ahora fracasada tuviera lugar a finales de 2007, cuando ya la crisis y el derrumbe financiero habían enseñado sus fauces. Nunca estará suficientemente respetada la prudencia en las instalaciones notariales...

Cambio de rumbo

Enhorabuena a la anterior directora Mª Ángeles Alcalá que, tras su paso por la Dirección General de los Registros, se ha incorporado a una firma profesional de abogados, como con alborozo ha difundido en la prensa económica la firma en cuestión. Como antes lo pregonaron otros despachos con la incorporación de A. O. a una firma de Sevilla o J. J. Rivas a otra puntera de Madrid, que con este motivo recuerdan su presencia en el mercado. Nada hay de malo en ello. Enhorabuena a todos con el deseo de éxitos sonoros en su nuevo oficio. Aunque este cambio de rumbo les obligará a superar, como repetidas veces se lamentaba Mezquita del Cacho cuando dio ese salto tras su jubilación, el cambio de chip, la superación de la imparcialidad, del exquisito equilibrio de la sensibilidad notarial, que los registradores se empeñan por cierto en no reconocer en los notarios y que R. Adrados desarrolla en la Tribuna de esta revista.

Publicidad para todos

Magnífico por cierto el anuncio de colaboración y buena disposición de los registradores que, si antes han luchado por mantener el control y hasta el secretismo de unos asientos nacidos para ser conocidos por todos y que si contienen datos que deben estar ocultos es porque están indebidamente anotados, hoy se prestan a ofrecer generosamente los datos de ese registro que tiene vocación irrenunciable de publicidad general. También en el ámbito laboral para luchar contra el fraude, estarán abiertos los libros de los registros. Qué buena disposición, no cabe duda, aunque, según indican a Juvenal, esto no sea más que fuego de artificio... ¿Recuerdan la tinta que se gastó para acaparar el Registro de cláusulas abusivas? ¿Qué fue de él y qué eficacia prestó a los ciudadanos?
Ahora volvemos al registro de los arrendamientos. Nuevo intento de acaparar para rellenar, aunque sea con carne magra, el esqueleto de una función. Hay una buena valedora, la ministra de Fomento, extasiada ante Rajoy, como V. P. lo estuvo ante Alfonso Guerra, que -- según cuentan a Juvenal-- en la rueda de prensa en que lo anunció, prometió un desahucio express que en quince días dejará en la calle a quienes no hayan pagado los alquileres, con una condición eso sí: que estén inscritos en el Registro, lo que provocó algún comentario jocoso en la prensa: “Resulta muy interesante la discriminación que se hará a favor de los arrendatarios que hayan pasado el contrato por el Registro de la Propiedad, porque de vez en cuando hay que mirar por el sufrido cuerpo de los registradores”, se escribió. ¿Será posible que prospere este peaje?

Los datos físicos de las fincas

Nada puede sorprender que se afirme que la Ley Hipotecaria tiene como finalidad, entre otras, la concordancia entre el Registro y la realidad. Es un hecho (y una utopía). Nada debe tampoco sorprender que se anhele la concordancia ente Registro y Catastro. Algo ya sorprende que se minusvalore el Catastro porque “es de 1808 y de origen napoleónico, creado con una única finalidad de tipo fiscal y recaudatorio”. Pero la sorpresa se desata cuando se añade que el registrador de la propiedad “por su situación profesional, es el mayor conocedor de los datos físicos de la fincas radicantes en su distrito hipotecario...” cosa suscrita en El Economista con absoluta naturalidad por uno de ellos. Y todos nos alegraríamos de que realmente fuera así, porque con ello se acabarían las disputas sobre linderos, extensiones, dobles inmatriculaciones, fincas inexistentes etc....