Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil

ENSXXI Nº 49
MAYO - JUNIO 2013

En esta Sección no podemos dejar de dar noticia de la reciente aparición de dos magníficas obras escritas por dos de los colaboradores habituales de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI desde su fundación.

Argumentación jurídica
Una ha sido escrita por el catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Alicante,  Manuel Atienza que ha contribuido al prestigio de esta revista con numerosas y extraordinarias colaboraciones, todas enormemente lúcidas sobre temas de filosofía jurídica y  moral. 
La obra se titula Curso de Argumentación Jurídica (Ed. Trotta, Madrid, 2013) y aspira a proveer a los juristas de instrumentos metodológicos de carácter general para argumentar o contraargumentar las tesis que pretenden defender o refutar. Se trata de un libro que trasciende la mera lógica filosófico-jurídica y logra  sobrepasar el mundo de la teoría argumentativa  zambullendo al lector en la práctica de la argumentación misma. Es lógica jurídica, pero cercana a la disciplina teórica practicada por los juristas romanos que, como observó Ihering --ese autor injustamente preterido que Atienza con buen tino potencia en su obra--, al contrario de la jurisprudencia de conceptos, nunca pierde de vista las realidades de la vida, porque no es la realidad la que debe ceder y sacrificarse a la lógica especulativa sino que es la lógica jurídica la que debe servir a la vida como pasó en Roma.  Incluso bajo la premisa de que solo teniendo alguien con quien discutir, como ya apuntó Schopenhauer, se puede hacer filosofía jurídica, el autor recurre al sistema socrático del diálogo como forma de alumbrar el conocimiento y en un capítulo verdaderamente sagaz, el décimo, escenifica un ingenioso debate en el que profundiza con agudeza en temas cruciales de la filosofía del derecho, como el de esos casos trágicos en los que es imposible realizar la justicia a través del Derecho,  o la influencia de los elementos blandos del derecho que surgen ante decisiones que no se deben o lo que es peor que no se pueden argumentar. Enhorabuena.

España contra pronóstico
Y tampoco puede esta revista dejar de hacer mención de otra reciente publicación de uno de nuestros colaboradores,  fijo y constante desde la fundación de esta revista, el acreditado periodista Miguel Ángel Aguilar. Me refiero a la obra cuyo título ya deja entrever al lector el tono e ingenio que destila: España contra pronóstico (Aguilar, Santillana Madrid 2013). De cómo conquistamos nuestras libertades y del cuidado que requieren. El libro es una crónica sagaz  de la transición política española desde la muerte del dictador hasta nuestros días,  escrita con la lucidez y el gracejo irónico que caracteriza a todos los escritos del autor. No pretende ser historia ni dogmática ni sistemática. Son como él mismo dice apuntes despeinados ajenos a toda pretensión sistemática, solo desmenuzan  las aristas de la actualidad  que produjeron o producen asombro o pasmo en un espectador sutil, un periodista con deberes de urgencia que presenció a pie de silla las reacciones sociales a la aparición  de la  Constitución o de los partidos políticos, al ingreso de España en la OTAN o en la CEE, o a la transformación que se fue operando en la  Monarquía, en el Ejército o en la Iglesia. Son un exorcismo liberador, dice el autor,  y también una advertencia sobre la vulnerabilidad de la democracia y de la libertad recién conquistadas. Es una obra breve pero no hay una sola línea que carezca de interés. Y de intención.