Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
portadan50

ENSXXI Nº 50
JULIO - AGOSTO 2013

Cincuenta números de El Notario constituyen, a la vez, una responsabilidad y un pequeño milagro. Se trata, sin duda, de un pequeño milagro, porque poner en la calle cada dos meses desde un colegio notarial una revista que analice de manera amena, pero con rigor, la actualidad jurídica del país, a la vez que proporciona una información actualizada de calidad, no resulta nada sencillo. Pero es un milagro singular, porque puede ser explicado. Obedece al trabajo de muchos colaboradores, al de nuestra coordinadora Elena López-Ewert., y, sobre todo y especialmente, al impulso, esfuerzo y dirección de nuestro actual presidente y fundador de la revista, José Aristónico García. Él es el que ha marcado desde sus orígenes el espíritu de esta publicación y le ha dado ese carácter a la vez divulgativo y crítico, que en estos tiempos de crisis, incluida la institucional, pensamos que resulta muy necesario.

"Cincuenta números de El Notario constituyen, a la vez, una responsabilidad y un pequeño milagro"

Pero por eso mismo esta efeméride es también una responsabilidad. La de continuar ofreciendo a la comunidad jurídica española nuestra visión de la actualidad jurídica del país, de sus defectos y debilidades, y también, por supuesto, de sus posibilidades de reforma. Creemos firmemente que nuestro marco jurídico ofrece sus propios instrumentos de regeneración y que es nuestra responsabilidad estudiar y proponer los medios para aprovecharlos adecuadamente. Si somos capaces de hacerlo habremos contribuido con un modesto grano de arena en esa tarea colectiva, lo que constituye, en definitiva, nuestra máxima aspiración.
Hemos querido también que el nº 50 de la revista coincida con el lanzamiento de dos iniciativas, que confiamos en que sean bien recibidas por los lectores, y que obedecen también a ese impulso de nuestro presidente al que nos referíamos anteriormente. En primer lugar, la completa renovación de la página web de la revista www.elnotario.com. Sin perjuicio del lujo que supone disfrutar todavía de una revista en papel, no cabe desconocer que hoy en día resulta imprescindible estar presente en la red, tanto por aumentar la difusión de los contenidos de la revista como para comodidad de los lectores. Pensamos que la nueva plataforma va a potenciar notablemente esas ventajas. En segundo lugar, la inauguración de una nueva sección, denominada 2R, que valiéndose precisamente de esa herramienta digital, pretende incrementar nuestra oferta ofreciendo al público con cada número un conjunto de artículos doctrinales escogidos sobre temas de actualidad que, por su extensión y carácter científico, no pueden ser reproducidos íntegramente en la versión en papel. Animamos a todos cuantos quieran participar a remitirnos sus originales a la redacción de esta revista.
Por último, somos perfectamente conscientes de que, al final, el éxito de El Notario depende de la acogida de nuestros lectores y de su voluntad de informarse. Pero en ese aspecto estamos completamente tranquilos. Es bien sabido, desde tiempos de Solón, que una sociedad democrática exige para su conservación la activa participación de sus conciudadanos. Si algún efecto positivo ha tenido la grave crisis por la que atravesamos ha sido, al menos, el de concienciarnos de esta ineludible realidad. Pues bien, preocuparse por obtener una información fiable y de calidad es el presupuesto fundamental de la participación pública. Si desde esta revista sabemos satisfacer esta necesidad, todavía podremos disfrutar entre todos de muchos números de El Notario del siglo XXI.