Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
portadan50

ENSXXI Nº 50
JULIO - AGOSTO 2013

OTRAS INFORMACIONES

El día 1 de julio de 2013 se celebró en el Colegio Notarial de Cataluña la primera reunión del Bureau de la Comisión de Asuntos Europeos (CAE) de la Unión Internacional del Notariado en Barcelona, después de que la ciudad fuera designada recientemente como sede permanente de una de las dos reuniones que celebra anualmente esta Comisión.
Asistieron a la reunión el presidente de la Comisión, Mario Miccoli (Italia), y los vicepresidentes Pierre Becque (Francia) y Ernesto Tarragón (España), entre otros miembros del Consejo Directivo.
El objetivo central de este encuentro ha sido el de marcar la hoja de ruta de la primera reunión plenaria de la Comisión, en la que se prevé la asistencia de más de 150 representantes de los 36 países  - y otros cinco de observadores – que forman parte de esta Comisión.
Entre los acuerdos tomados en la reunión mantenida destaca el señalamiento de de la primera reunión plenaria de la Comisión, que tendrá lugar los próximos 22 y 23 de noviembre en la sede del Colegio Notarial de Cataluña. En el transcurso de esta reunión se presentarán diversos estudios sobre deontología. El presidente de la Comisión también destacó el importante estudio que se presentará sobre la autentificación de los documentos notariales. En este sentido, se presentarán las conclusiones de una prueba piloto que se está llevando a cabo con la colaboración de 10 notarios de 10 países diferentes con el objetivo de poner en marcha un sello que otorgue autenticidad a los documentos que circulan internacionalmente.
Al ser designada como sede de la CAE, Barcelona se ha convertido en una de las tres ciudades de referencia en el ámbito del Notariado europeo, junto a Bruselas, que acoge el Consejo de los Notariados de la Unión Europea (CNUE) y de Roma, sede de la Unión Internacional del Notariado (UIL). Ha motivado esta designación que a las cualidades de nuestro notariado “de amplia trayectoria y compromiso en el desarrollo de las relaciones notariales internacionales, se suman las magníficas condiciones de la ciudad de Barcelona”. Entre las condiciones evaluadas para tomar la decisión se ha valorado la ubicación geográfica, el aeropuerto y las líneas low cost, la oferta hotelera y la vinculación notarial. El hecho de tener una sede fija dará a la institución la necesaria estabilidad y permanencia que le permitirá, sin duda, una mejor organización y desarrollo de sus actividades.