Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
PORTADAN54540X380

ENSXXI Nº 54
MARZO - ABRIL 2014

Otras noticias

Redacción.- 
Preocupados por la falta de reacción del Consejo a la situación de crisis que padecemos, el pasado día 29 de marzo se reunieron en Málaga 236 notarios, una cifra record en comparación con cualquier otra convocatoria notarial producida en los últimos años, máxime teniendo en cuenta que ésta ha surgido de manera espontánea y sin apoyo institucional alguno. No obstante, estuvieron presentes en la reunión, participando como un notario más, tanto el presidente como el vicepresidente del Consejo, así como varios decanos, a los que hay que agradecer su disposición a recibir críticas en directo.
La reunión se dividió en una jornada de mañana, dedicada a reflexionar sobre lo que puede ofrecer el documento público a la sociedad del siglo XXI y sobre línea estratégica a seguir en los próximos años, y una jornada de tarde, en la que se discutieron las imprescindibles reformas estructurales en el seno del Consejo con el fin de poder ejecutar esta estrategia de manera eficiente. Los debates fueron muy animados. En los próximos números haremos un seguimiento más detallado de esta iniciativa, que promete continuar hasta revolucionar el notariado español en los próximos meses.

Reproducimos a continuación un resumen de las Conclusiones de las Jornadas cuyo texto íntegro puede consultarse en la web  http://manifiestoporlaunidad.com/

RESUMEN DE LAS CONCLUSIONES DE LAS JORNADAS DE MÁLAGA
1.- Hoy más que nunca, en una sociedad en la que abundan los desequilibrios informativos y la complejidad en la contratación, el Notariado puede y debe prestar una gran función económica y social. Y sin embargo, existe una impresión generalizada dentro de la corporación de que atravesamos una profunda crisis. Presionados por graves amenazas provenientes de distintos foros, consideramos que no se responde desde el Consejo General del Notariado con la contundencia y convencimiento necesarios.
2.- Necesitamos una estrategia global a medio y largo plazo dirigida a reivindicar las enormes posibilidades del documento público en la sociedad del siglo XXI. Estrategia que pasa por fortalecer las funciones de asesoramiento y control de legalidad en el marco de las nuevas tecnologías, imponer un régimen disciplinario realmente efectivo y consolidar definitivamente la condición del notario como autoridad pública. Las líneas maestras de ese plan deben diseñarse con la colaboración y participación de todos los notarios españoles en un congreso extraordinario. Y además necesitamos un órgano de representación adecuado capaz de ejecutarlo.
3.- Para ello solicitamos reformar la estructura del Consejo con la finalidad de conseguir un órgano de representación y gestión mucho más operativo, que supere los problemas de falta de unidad y coordinación que ahora padecemos. Un equipo directivo homogéneo, legitimado por un sistema de elección directa, que garantice simultáneamente la eficacia y la responsabilidad. Debemos aplicar internamente el principio de transparencia, poniendo a disposición de todos los notarios a través de medios seguros toda la información necesaria para enjuiciar la gestión de nuestros representantes en los Colegios, en el Consejo y en  todas sus entidades dependientes. Se deben articular asimismo instrumentos de democracia directa a la hora de adoptar decisiones estructurales que resulten de importancia para la profesión.
4.- Mientras estas reformas se diseñan y ejecutan es imprescindible que el Consejo General del Notariado se contagie desde ahora mismo de su espíritu, con la finalidad, por un lado, de priorizar una gestión unificada y eficiente de cara a atender los retos inmediatos y, de otro, de no adoptar decisiones trascendentes sin consultar directamente a todos los notarios. En cualquier caso, si los decanos demuestran su incapacidad para hacerlo, las Jornadas les solicitan que actúen en consecuencia y que todos ellos presenten su dimisión inmediata e irrevocable.
5.- En CONCLUSIÓN, los notarios reunidos en Málaga consideramos que las graves amenazas que se ciernen sobre la profesión pueden convertirse en grandes oportunidades, en beneficio de la sociedad española, siempre que se proceda a una completa restructuración de nuestro marco organizativo y representativo, por lo que emplazamos al Consejo General del Notariado a convocar un Congreso Nacional del Notariado español para que se celebre antes de fin de año, con la finalidad de:
1º Definir el plan estratégico a seguir por la institución para los próximos años.
2º Definir el diseño del órgano de representación que debe pilotarlo.
Ese Congreso debe convocarse con completa transparencia y ampliando al máximo las bases de participación desde los mismos Colegios notariales, con la finalidad de que pueda adoptarse una decisión definitiva que cuente con el apoyo democrático de la mayoría del Notariado.
En el caso de que el Consejo no proceda a convocarlo en los términos indicados, estas Jornadas solicitan la colaboración de todos los notarios españoles y de cualesquiera plataformas existentes en la actualidad que les sirvan de expresión, para que se proceda a articular esa iniciativa y realizar, tantos los trabajos preparatorios, como esa convocatoria en el futuro. Asimismo, se acuerda remitir estas conclusiones a todos los notarios españoles con el fin de recabar de forma expresa (evitando así que su silencio pueda ser malinterpretado) su adhesión o rechazo a las mismas.
En Málaga, a 29 de marzo de 2014