Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
PORTADAN56520x360

ENSXXI Nº 56
JULIO - AGOSTO 2014

Noticias del Colegio Notarial de Madrid

La Comunidad de Madrid abrirá las puertas de palacio a los madrileños para permitirles descubrir gratuitamente mediante visitas guiadas seis edificios históricos de los siglos XVIII y XIX que, por sus características, normalmente no pueden ser visitados.
Tras anunciar este programa la semana pasada, las plazas, unas 4.500, se agotaron en cinco días, por lo que la Dirección General de patrimonio Histórico está estudiando ampliar las visitas y los palacios visitados.
Este lunes, 14 de abril, arranca el programa 'Bienvenidos a Palacio', que permitirá al público conocer, cada mes, a través de visitas guiadas gratuitas, los secretos de un palacio de Madrid. Así, el Palacio del Marqués de Fontalba, donde está la Fiscalía General del Estado, podrá verse en abril.
Por su parte, el Palacete de Don Guillermo de Osma (Instituto Valencia de don Juan), en mayo; el Palacio de Fernán Núñez (Fundación Ferrocarriles Españoles), en junio; la Casa Palacio de don Manuel González-Longoria (Colegio Notarial de Madrid), en julio; el Palacio de Godoy (Centro de Estudios Políticos e Institucionales), en agosto; y el Palacio Bauer (Escuela Superior de Canto), en septiembre.

Las visitas serán dos por semana en tres turnos cada día. El primer de ellos será el de la Fiscalía General del Estado, que a partir del 14 de abril se podrá visitar lunes, martes y miércoles de Semana Santa, además del Sábado Santo, y el resto de semanas, los viernes por la tarde y sábados por la mañana.
Los palacios son bienes culturales que atesoran infinidad de valores patrimoniales (históricos, artísticos, antropológicos, etc). Su construcción, promovida mayoritariamente por iniciativa privada, así como el devenir de los tiempos, que ha transformado a muchos de ellos en instituciones públicas que debido a las limitaciones derivadas de su servicio público, carecen de visitas guiadas regulares.
Madrid, en su calidad de capital de España durante una parte importante de su historia, atesora un ingente volumen de palacios ubicados en sus calles más céntricas. Se trata de inmuebles con fachadas ricamente ornamentadas.
La Casa-palacio de don Manuel González-Longoria (Colegio Notarial de Madrid), en la calle Ruiz de Alarcón, 3, está situada en el Barrio de los Jerónimos, y Manuel González-Longoria la habitó desde 1889 hasta su fallecimiento en 1912, siendo entonces adjudicada a su hijo el I marqués de la Rodriga, don Manuel González-Longoria y Leal.