Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA N59-PRINCIPAL

ENSXXI Nº 59
ENERO - FEBRERO 2015

ANTONIO PÉREZ SANZ
Notario honorario

IN MEMORIAM

El pasado  12 de noviembre de 2014 falleció nuestro compañero Vicente Luis Simó. Santonja.
Había nacido  en Valencia en 1932, aunque él siempre se consideró “de nación alcoyana”, ya que sus padres eran originarios de la comarca de Alcoy, y en ella pasó parte de su primera infancia. Alumno brillante de Bachillerato  (Premio Extraordinario de Examen de Estado), se licenció en Derecho por la Universidad de Valencia en 1955, también con Premio Extraordinario, obteniendo el grado de Doctor en 1957 con la máxima calificación de Sobresaliente cum laude.
Tras la licenciatura y el doctorado, se inclinó por la docencia universitaria. Ayudante de clases prácticas de Derecho Internacional ganó por oposición plaza de profesor adjunto en la cátedra de Derecho Civil de la Universidad valenciana. Al poco tiempo dejó la docencia para preparar oposiciones a notarías, obteniendo la de La Puebla del Caramiñan en las celebradas en La Coruña el año 1961. La mayor y mejor parte de su vida notarial se desarrollaría después  en su tierra valenciana (Sagunto, Castellón y finalmente Valencia).
Conocí a Tito (como le llamábamos los amigos) en las oposiciones de ingreso de La Coruña y luego hemos tenido una estrecha relación profesional a cuyo amparo se cimentó una sincera y estrecha amistad. Coincidimos primero en la sección internacional (de cuyas sesiones en tantas ciudades europeas con Tito y Amparo , su mujer, conservo tan gratos recuerdos) , más adelante en el Consejo General, como colaboradores y, sobre todo en las reuniones anuales de los compañeros de promoción . Tengo , pues, razones para admirarle y  para destacar su inteligencia y su extraordinaria capacidad de trabajo  aplicadas en  su dedicación y entrega al Notariado y   a la cultura valenciana.
Dentro del Notariado desarrolló una intensa actividad en la Sección Internacional. Participó en numerosos Congresos Internacionales del Notariado Latino, y algunas de sus ponencias fueron distinguidas con el Premio Negri y el Premio Ducret. Fue miembro de la Delegación española de la Comisión de Asuntos Europeos, y durante dos períodos trienales su Vicepresidente. Fue designado por la UINL como Delegado Permanente ante la Conferencia de Derecho Internacional Privado de La Haya para las XV y XVI Comisiones. Asimismo, desempeñó los cargos de Vicepresidente de la UINL para Asia y África y Presidente de la Comisión de Derechos Humanos.
En el ejercicio de su profesión ha sido un ejemplo de notario arraigado en las localidades donde desempeñó su función , estudioso de las singularidades que se presentaban en la vida real y siempre consciente de que su misión era dar una respuesta justa y práctica a los problemas que se le planteaban en el despacho. Fue un digno continuador de tantos escribanos y notarios valencianos que él estudió y divulgó en su obra El Notariado foral valenciano (1238-1707) (Valencia, 2004).. Recuerdo un interesante trabajo suyo sobre Joan Moreno, notario y poeta valenciano del siglo XV que participó en las Obres o Trobes en lahors de la  Verge María, cuya reciente publicación dió lugar a una emocionante carta manuscrita que me envió el pasado mes de junio, en la que me daba noticia de la grave enfermedad que padecía , concluyendo que “como la cabeza funciona me distraigo escribiendo un libro, que es lo mío”.
Por sus méritos fue elegido Decano del Colegio Notarial de Valencia, cargo que desempeñó durante los años 1989 a 1995, siendo nombrado a su jubilación Notario y Decano honorarios.

"Con él se extingue un humanista admirable,  que nos ha dejado  el testimonio y el grato recuerdo de una vida dedicada a la familia, a su profesión de notario y a la cultura valenciana"

A su vuelta a tierras valencianas retomó la función docente, que desempeñó durante muchos años en la Escuela de Práctica Jurídica de la Academia de Jurisprudencia y  Legislación, de la que fue elegido Académico de Número.
Una reseña biográfica de Vicente Luis Somó Santonja no estaría completa sin mencionar su pasión por su tierra valenciana y la defensa de las señas de identidad de ésta. Ha participado en Congresos de Historia del Pais Valenciano y de la Corona de Aragón. Fue Decano de la Real Academia de Cultura Valenciana y miembro del Consell Valencià de Cultura, Caballero Jurado de San Vicente Ferrer, Cónsul honorario de la Lonja de Valencia, y autor de numerosísimos artículos periodísticos, así como de estudios sobre la cultura, la lengua, la historia, la gastronomía, el paisaje y los personajes valencianos (San Vicente Ferrer, Luis Vives...). Tras su jubilación ejerció como Presidente de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Valencia.
Fueron muchos los  premios y distinciones que además de los citados recibió: Orúe Plaza de Derecho Internacional (Universidad de Valencia 1.965), Senyera de Investigación Histórica (Ayuntamiento de Valencia),  Ausias March (Poesía en Valenciano XVIII), la Orden del Mérito Notarial de la Unión Internacional del Notariado Latino (2.010) y  la Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort, ésta última como reconocimiento a su fecunda labor como jurista.
Una de sus cualidades, que todos los que lo han conocido han podido destacar y admirar, era su inagotable capacidad de trabajo intelectual, que se tradujo en numerosas publicaciones de los más variados estilos y temas, reflejo de su polifacética personalidad. Son más de cien los libros los que publicó, a los que hay que añadir  innumerables  artículos y colaboraciones.
Es autor de varias obras en el campo del Derecho Civil, Derecho Internacional Privado, Derecho Notarial y Derecho Foral valenciano, caracterizados siempre por su enfoque práctico, como lo acreditan sus obras sobre Derecho comparado y conflictual en materias de Derecho Sucesorio y Regímenes Matrimoniales . En materia notarial aparte de su estudio sobre El Notariado español en los siglos XIII y XIV, tiene especial interés, por su trascendencia práctica, su serie de Formularios que abarcan gran parte de la documentación notarial (Actas, Sociedades, Cooperativas, Poderes, Regímenes matrimoniales, Propiedad Horizontal, Urbanizaciones y Multipropiedad); estos formularios , por encima de la estricta fórmula, presentan un detenido y brillante análisis de las instituciones referidas. La vertiente valenciana de la obra jurídica de Simó Santonja se centra fundamentalmente  en temas , de corte histórico, centrados en sus disciplinas  favoritas: el Derecho internacional y el Notariado. Así, se pueden citar La guerra privada en los Fueros valencianos , Los extranjeros en tiempo de Jaime I,  Notas para la historia del Notariado foral valenciano , El notariado en tiempos de Jaime I, Estatuto de los extranjeros en el antiguo Derecho valenciano.
 Pero al margen del Derecho hay que resaltar  sus numerosos trabajos sobre las más variadas materias, Destacan, sobre todo, los escritos sobre temas valencianos: La ciudad de Sagunto (1974), ¿Valenciano o catalán? (1975), Jaime I, Rey de Valencia (1976), Nuestros vinos (1981), La cultura del paisaje valenciano (1983), Historia de la pila bautismal de San Vicente Ferrer (1987).
Asiduo colaborador de revistas científicas y de la prensa periódica, tanto local como nacional, su semblanza no puede olvidar su obra poética en castellano (La bitácora de Celso, 1976; Sonetos nostálgicos, 2002) y valenciano (A on me'n vaig i que me deixe, 1981; Cançons de llaurador, 1996, entre otros títulos).
Humanamente Tito nos ha ofrecido una personalidad desbordante, capaz de adaptarse y destacar en todas las ocasiones y lugares,  ocupando siempre el puesto de relieve que le correspondía, por su cultura y por su simpatía, contando  para ello con la compañía y apoyo de Amparo.
Con él se extingue un humanista admirable,  que nos ha dejado  el testimonio y el grato recuerdo de una vida dedicada a la familia, a su profesión de notario y a la cultura valenciana.
Descanse en paz nuestro amigo y compañero