Menú móvil

cerrar-mobile

 

REVISTA N59-PRINCIPAL

ENSXXI Nº 59
ENERO - FEBRERO 2015

RODRIGO TENA
Notario de Madrid

El día 3 de noviembre de 2014 nos reunimos en Madrid treinta y dos notarios provenientes de toda España con la finalidad de reflexionar sobre la oportunidad de un simposio notarial  y, en su caso, sobre las características que debería tener para lograr que fuese verdaderamente participativo y fructífero.
A la vista de las enormes incertidumbres en las que estamos inmersos –tanto a nivel nacional como internacional- concluimos que resulta imprescindible crear un espacio de debate con la finalidad de reflexionar sobre los temas que más nos preocupan, teniendo como objetivo final revalorizar y defender la prestación del servicio público notarial en la sociedad actual. Ese espacio de debate debe concretarse en un proceso dilatado en el tiempo que cuente con la participación activa del mayor número posible de notarios y que culmine en una reunión a celebrar en Madrid en el otoño de 2015. Ello implica movilizar a todos los compañeros en relación a unos determinados temas de estudio, que tendrán que ser objeto de encuesta, debate, coordinación, síntesis y exposición final. Obviamente, nuestra intención es la de involucrar a todos los notarios de España, por lo que, como es natural, la iniciativa está abierta a los Colegios que consideren conveniente colaborar a su éxito y, evidentemente, a todos y cada uno de nuestros compañeros de profesión.

"El preocupante olvido por parte de los poderes públicos -desde la Administración a los Tribunales- de los efectos privilegiados del documento público es un síntoma, entre otros, cuya causa profunda es preciso localizar y combatir. Al menos si consideramos que el documento notarial puede todavía cumplir una importante función social en la España del siglo XXI"

El pasado mes de enero comenzaron a trabajar las comisiones organizativa y científica.  Con el objeto de dar tiempo a la adecuada preparación del simposio desde el punto de vista del trabajo científico, en la medida en que se busca la colaboración y aportaciones de una gran mayoría de notarios, se decidió celebrar la jornada de conclusiones del simposio los días 2, 3 y 4 de octubre en Madrid.
Se acordó asimismo proceder a la redacción y envío a todos los notarios de España de un cuestionario con la finalidad de pulsar la opinión de los compañeros sobre cuáles son los temas que consideran deben ser tratados. El objeto principal del cuestionario no es otro que ofrecer a los ponentes de los cuatro sectores temáticos en los que se va a dividir el simposio unas pautas que faciliten que el trabajo a realizar incida especialmente en el estudio y tratamiento de esos temas. Se acordó realizar una amplia lista de posibles cuestiones a tratar, con el fin de que los compañeros, a través de sus respuestas, procedan a valorarlas adecuadamente.
El simposio se dividirá en cuatro grandes bloques temáticos:  Como tema uno, los requisitos y efectos del documento, tanto en relación a los ciudadanos como a los poderes públicos; como tema dos, la función notarial a través de las nuevas tecnologías; como tema tres, la organización del Notariado; y como tema cuatro, el régimen disciplinario.
En cuanto a la forma de trabajo desde el punto de vista científico, el coordinador de cada tema repartirá entre los distintos ponentes los temas a estudiar, que se perfilarán definitivamente una vez obtenidos los resultados de la encuesta. Varios ponentes pueden tratar también un mismo aspecto del tema, cuando existan divergencias o diferentes puntos de vista, realizando una ponencia y contraponencia que se colgarán en la página web del simposio o se remitirán a los compañeros para que se puedan hacer comentarios y aportaciones. Como consecuencia de ese diálogo cada ponente redactará su ponencia definitiva. En la jornada del simposio se expondrán las conclusiones más importantes y se debatirán los temas más candentes y conflictivos a juicio del coordinador, realizándose las votaciones que procedan.

"El simposio no pretende otra cosa que estudiar entre todos esta compleja problemática, plantear soluciones razonables y ofrecérselas a nuestros representantes corporativos"

En cuanto a la forma de trabajo desde el punto de vista de la organización, se acordó designar en cada colegio notarial una persona de enlace o coordinador territorial que pueda realizar una función de movilización de los compañeros y de organización de reuniones para debatir los temas que se vayan anunciando y divulgando. Para esas reuniones se considera interesante la colaboración de ponentes y coordinadores de temas, si fuera posible, o si no de los miembros de las comisiones.
No cabe duda de que el éxito del simposio depende del interés y de la colaboración de todos los notarios. Son muchos los asuntos que hoy en día nos suscitan preocupación. Las soluciones a los problemas que se nos plantean no son fáciles, puesto que de manera inevitable plantean contrapartidas que es preciso valorar. El preocupante olvido por parte de los poderes públicos –desde la Administración a los Tribunales- de los efectos privilegiados del documento público es un síntoma, entre otros, cuya causa profunda es preciso localizar y combatir. Al menos si consideramos que el documento notarial puede todavía cumplir una importante función social en la España del siglo XXI. El simposio notarial 2015 no pretende otra cosa que estudiar entre todos esta compleja problemática, plantear soluciones razonables y ofrecérselas a nuestros representantes corporativos. Seguiremos informando a través de esta revista y de la página web del simposio próximamente en funcionamiento.