Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTAN62-PRINCIPAL

ENSXXI Nº 62
JULIO - AGOSTO 2015

Colegio Notarial de Madrid

…si sigue éste camino, estoy seguro de que dentro de diez años volveremos a congratularnos por haber dado a esta revista otra década exitosa…

Crónica de Ignacio Maldonado Ramos
Notario de Madrid y miembro del Comité Editorial de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI

Con estas palabras, cerraba nuestro Presidente, José Aristónico García Sánchez, su brillante intervención en el salón de actos del Colegio Notarial el pasado ocho de junio, al festejarse el décimo aniversario de la por él fundada revista EL NOTARIO DEL SIGLO XXI.
El acto había comenzado al filo de las ocho de la tarde, con una gran afluencia de público. Tras unas palabras de bienvenida, José-Manuel García Collantes, Decano del Colegio de Madrid y Presidente del Consejo General del Notariado, presentó a los miembros de la mesa presidencial. La representación institucional por él ejercida se completaba con el Vicedecano, Alfonso Madridejos y el Vicepresidente del Consejo, Salvador Torres Ruíz. Por parte del Ministerio de Justicia tuvimos el honor de contar con el Director General de los Registros y del Notariado, Javier Gómez-Gálligo, y la subsecretaria de Justicia, Carmen Sánchez Cortés. También se hallaba presente la plana mayor de la Revista. Además de su fundador y  Presidente, José Aristónico, ocupaban sendos sitiales a izquierda y derecha, el director, Ignacio Solís, y el Subdirector, Rodrigo Tena. La mesa se completaba con los ilustres periodistas Miguel-Ángel Aguilar y José Oneto, colaboradores de la revista.
Nuestro Presidente glosó al pasado de la publicación, recordando su difusión y acogida en muy diversos  ambientes, no sólo jurídicos, ponderando la dedicación y entrega de los redactores y colaboradores desde el principio, y agradeciendo a todos los sectores relacionados, y muy especialmente a los lectores, de los cuales dijo que habían brindado el regalo más preciado con el que puede soñar una publicación: ser leída.
Acto seguido, el Decano dio paso a los dos periodistas presentes. José Oneto destacó las características de la revista: bimensual, especializada, de una calidad difícil de encontrar y editada en papel, algo cada día mas raro, según el. Miguel Ángel Aguilar también comentó la alta calidad de nuestra publicación, señalando incluso que ya quisieran los periodistas poder contar con una similar. Los dos tuvieron además unas palabras afectuosas para ponderar y agradecer el trabajo desarrollado por nuestra coordinadora, Elena López Ewert.
A continuación tomó la palabra la Subsecretaria del Ministerio de Justicia, quién agradeció el carácter no corporativo de nuestra publicación, la cual desarrolla temas que interesan a todos los profesionales del derecho, con colaboraciones multidisciplinarias, especialmente en lo relativo al derecho de la Unión Europea. Le pareció un extraordinario mérito que haya llegado a cumplir sus diez primeros años y destacó especialmente su vertiente “on-line”, que introduce el género de información técnica y de respuesta inmediata, pero sin perder el rigor, concluyendo en la buena salud  actual de la revista y vaticinando un prometedor futuro para la misma.
El turno de intervenciones se cerró con la de nuestro Decano, quién, tras recordar que la jornada era de fiesta por él indudable éxito obtenido por la revista, recordó el afán del Notariado, desde siempre, por fomentar la difusión de la cultura jurídica y las otras muchas publicaciones institucionales alumbradas por dicha corporación. A su juicio, EL NOTARIO DEL SIGLO XXI destaca entre las mismas  por su formato periodístico, que es la causa de su gran aceptación. Comentó también el cordial e interesante ambiente que se vive en los consejos de la Redacción, y el compromiso y la seriedad en el trabajo que guardan sus miembros, lo cual constituye otra de las claves del éxito. Terminó su intervención con un cordial saludo a los miembros del Comité de Dirección, identificando especialmente a Ignacio Gomá y a Elena López Ewert, que no formaban parte de la mesa, agradeciendo a todos  su dedicación y entusiasmo.
Seguidamente, se proyectó un video explicativo de las características de la Revista, mostrando imágenes de su elaboración y contenido y de las claves de su éxito,  que resumió nuestra compañera Amanay Rivas, la más joven integrante del Comité de Dirección, señalando que “se trata de una revista jurídica que no  parece serlo.” También se recogieron primeros planos de diversas personalidades, felicitando  a la publicación por estos diez años tan exitosos.
Después se sirvió un cóctel en los salones adyacentes, amenizado por un terceto de jazz, novedad absoluta en los ágapes que se suelen celebrar en el Colegio de Madrid.
Entre la nutrida asistencia podía comprobarse la presencia de un gran número de compañeros en activo, no sólo del Colegio de Madrid, acompañados de familiares y amigos invitados. Mientras en el panel de salón de actos se proyectaba otro vídeo recogiendo intervenciones variadas relacionadas con la Revista, entre los corrillos que  se formaron circulaban los miembros del Consejo de Redacción y del Comité de Dirección, algunos procedentes de “lejanas tierras”, cómo José Luis Olaizola, Álvaro Delgado o Javier Manrique. No faltaron antiguos colaboradores de los primeros momentos, cómo Juan Álvarez-Sala.
Entre todos, destacaban por su espíritu siempre juvenil muchos Notarios jubilados, habituales de este tipo de celebraciones, cómo Víctor Garrido o Manuel Lora-Tamayo. También se dejó sentir la presencia de algunos antiguos Decanos, que en su día propiciaron también el alumbramiento de publicaciones periódicas, cómo Antonio Pérez Sanz o Antonio Fernández-Golfín. La representación de la Dirección General se completó con varios letrados adscritos a la misma, cómo Ana Fernández-Tresguerres, José Carlos Sánchez González, Luis Rueda o Ignacio Paz-Ares.  
Pero el público asistente no se limitó a la familia  del Notariado. Nos honraron con su asistencia personalidades provinentes de otros sectores del mundo jurídico. Así, pudimos apreciar la presencia de Magistrados, cómo  Eduardo Urbano y José Antonio Martín Pallín, y  Catedráticos, entre ellos Cándido Paz-Ares, Nicolás González Cuellar y Lorenzo Prats. También se hizo notar la presencia de la Abogado del Estado (y bloguera)  Elisa de la Nuez. La corporación empresarial contó con la asistencia de ilustres representantes de la misma, cómo Jesús Banegas.
El festejo se prolongó hasta bien entrada la noche, en un ambiente distendido y cordial, poniendo de manifiesto el acierto en la creación de la Revista, su excelente estado de salud y el prometedor futuro vaticinado por los asistentes.

Reproducimos a continuación por su interés la intervención de José Aristónico García Sánchez

Una publicación al servicio de la sociedad
172
JOSÉ ARISTÓNICO GARCÍA SÁNCHEZ
Notario honorario y fundador y Presidente de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI

Hoy celebramos un aniversario, el décimo aniversario de una publicación, EL NOTARIO DEL SIGLO XXI, que con decisión y entusiasmo colectivo este Colegio Notarial de Madrid  emprendió hace ya diez años.    Es una justa  celebración.
No solo por la razón de que esta revista,  con su fórmula de aunar la precisión y profundidad de los estudios profesorales con  el estilo ágil y resuelto de las publicaciones periodísticas, en solo una década ha alcanzado cotas de referencia en el panorama de la literatura jurídica y se ha erigido en prototipo de publicaciones profesionales en España,  Europa y Latinoamérica.
No solo por la razón  de que a su través el Colegio Notarial de Madrid, de talante ecuménico y cosmopolita y portavoz natural de toda la institución, ha podido dar cauce a su  solidaridad corporativa tratando de inyectar en el Notariado el utopismo regenerador que necesita;
Tampoco sólo por la razón mas elevada de que esta publicación, cuando actúa en  franquía y al margen de cauces orgánicos,  es capaz de hacer aflorar el más rico potencial latente en su base, en su solera y  en su acervo cultural,  contribuyendo como ninguna  otra a orientar la evolución corporativa de todo el notariado  y a  abrir nuevas rutas para afianzar su racionalidad y su utilidad social;

"Gracias a ese cúmulo admirable de lectores que nos han brindado el regalo más preciado que puede recibir una publicación: ser leída"

Tampoco solo por la razón añadida de que ha constituido  una palestra donde  notariado y  comunidad jurídica en general han  escuchado sus  mutuos latidos  cruzando opiniones, debatiendo propuestas y haciendo cristalizar soluciones razonables a los conflictos socales,
Sino fundamentalmente porque, en sus modestas dimensiones y libre de frenos orgánicos   ha contribuido a satisfacer con notable eficacia las demandas genuinas  de la sociedad,  trasmitiéndole información jurídica auténtica, plural,  nunca sectaria, y manteniendo siempre en la cúspide de su ideario el servicio a los ciudadanos que es lo único que como dice G.  Payne, da jerarquía a las instituciones  y a lo que deben subyugarse todas  las nomenclaturas y castas de tecnócratas.   Esta debe ser --y esta es--  la razón fundamental  de nuestra celebración.
Esta publicación, desde su modesta plataforma, ha representado un cauce de expresión libre y plural en el mundo jurídico. Y ninguna libertad tuvo mayor trascendencia que la libertad de expresión, que por sí sola es capaz de despertar en la sociedad las energías más poderosas para crecer y para corregir abusos y desviaciones que puedan dañar la armonía de la organización social o de los derechos humanos. Por eso es apotegma que cuanto mayor y de más calidad sea el número de las publicaciones capaces de formar opinión, mayor riqueza y solidez tendrán las agrupaciones humanas
No puedo terminar esta intervención sin dar las gracias a todos los integrantes del Comité de Redacción, los que lo integraron al principio, los que se incorporaron luego, los que ya no están y deberían estarlo, a todos por su entusiasmo y dedicación abnegada. A todos los notarios del Colegio, los que están, los que se incorporaron después, los jubilados, los Grandes de referencia que apoyaron decididamente  el proyecto desde el principio y luego lo enriquecieron. A los notarios de los demás Colegios que se integraron en él.  A  los catedráticos, jueces, magistrados y demás operadores y miembros de la comunidad jurídica que han participado. Gracias  a todos por la acogida y favor que siguen dispensando a esta publicación.

"Es preciso alcanzar el máximo nivel de credibilidad en transparencia, libertad de expresión y autonomía orgánica y funcional, para que  nadie se sirva de ella para ningún fin particular y, muy al contrario,  sea ella la que sirva a toda la corporación y sobre todo a todos los ciudadanos"

Y con más fervor, si cabe, gracias a los profesionales, a toda la sociedad y sobre todo a los lectores. A ese cúmulo admirable de lectores  que nos han brindado el regalo más preciado que puede recibir una publicación: ser leída. Sin olvidar que como decía no ha mucho Martin Baron, Director del Washington Post, la carga fundamental sigue correspondiendo  a los redactores,  responsables de  crear audiencias adictas. Gracias  a todos por el pasado y gracias adelantadas por el futuro.
Porque es propósito de esta revista continuar por el camino emprendido, el camino que en tan poco tiempo la ha consolidado y dotado de prestigio y buen nombre. Este aniversario es buen momento para revalidar los principios e ideario de su fundación. Es preciso reafirmar los votos de autenticidad, calidad, pluralidad y modernidad. Es preciso evolucionar hacia las formas que estimulen las terapias contra el hastío y la desidia del lector.
Y es preciso,  en cuanto al fondo,  alcanzar el máximo nivel de credibilidad en lo que constituyen  preceptos elementales de una comunicación homologable: transparencia, libertad de expresión y autonomía orgánica y funcional, para que  nadie se sirva de ella para ningún fin particular sea de la clase que sea  y, muy al contrario,  sea ella la que sirva a toda la corporación y sobre todo, como ya se dijo, a toda la sociedad, a todos los ciudadanos, con especial atención a los consumidores y a los débiles, de los que los notarios deben ser un cuerpo de asesores y asistentes en la órbita del derecho privado extrajudicial.  
Si se sigue este camino  estad seguros de que dentro de diez años volveremos a congratularnos por haber dado a esta revista otra década exitosa.

Revista portavoz de los problemas jurídicos generales
173
ÁUREA ROLDAN
Subsecretaria de Justicia

Áurea Roldán, Subsecretaria agradeció la labor que EL NOTARIO DEL SIGLO XXI ha prestado dentro del panorama jurídico español. Se trata de una revista que aunque nace en el Colegio Notarial de Madrid no es una revista corporativa, sino una publicación portavoz de los problemas jurídicos generales. Con un variado plantel de colaboradores, expone las materias con inmediatez, independencia y neutralidad, tiene la perspectiva del Derecho vivo y vivido. Es una revista que ha implantado un género nuevo basado en la actualidad jurídica especializada, pero que mantiene un nivel suficiente para investigadores, cuestión complicada en esta sociedad mediatizada que tiende a simplificar la comunicación. Áurea Roldán culminó sus palabras manifestando que la revista goza de una buenísima salud, y que le augura y desea un bienaventurado futuro.


Vídeos conmemorativos del 10º aniversario de la revista EL NOTARIO DEL SIGLO XXI: resumen de la trayectoria de la publicación y selfies de felicitación recibidos en la edición de nuestra revista.