Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTAN62-PRINCIPAL

ENSXXI Nº 62
JULIO - AGOSTO 2015

FERNANDO RODRÍGUEZ PRIETO
Notario de Coslada (Madrid). Patrono de la Fundación Notarial SIGNUM

FUNDACIÓN SIGNUM

Trayectoria de los servicios de mediación de SIGNUM

Tres años después de involucrarse en servicios de mediación, la exitosa trayectoria de la Fundación SIGNUM en este campo puede haber sorprendido a muchos. Pero no a quienes nos involucramos desde el principio con ilusión en desarrollar un proyecto que ha tenido desde el principio la vocación de convertirse en un sello de calidad en el sector. Y para eso se ha contado con una estrategia y con unas herramientas de trabajo que nos han diferenciado ya de otras instituciones y que creemos que son los más adecuados para alcanzar esos fines.
El sello notarial que, como veremos, en nuestro caso está completado con otras aportaciones profesionales, sin duda nos ha ayudado a abrir algunas puertas y superar recelos. Pero ha podido incluso ser en algunos casos hasta un inconveniente. Algunos, presos de sus prejuicios, han creído que este origen nos haría acomodaticios o pasivos, que nos dificultaría llegar a ciertas empresas o que desincentivaría el serio esfuerzo que SIGNUM como organización, y particularmente sus mediadores, han de hacer en pro de la específica excelencia profesional en mediación.
Pero la realidad les ha desmentido. Con más de 150 mediaciones al año, somos probablemente la institución que más media en conflictos civiles y mercantiles (si excluimos reclamaciones corporativas) en la Comunidad de Madrid, gracias a acuerdos con diversos juzgados y al creciente número de mediaciones extrajudiciales que nos solicitan. Y hemos comenzado a extender nuestra actividad cotidiana con planes de derivación en otros lugares, como La Coruña, gracias a la colaboración con el Colegio Notarial de Galicia, y San Sebastián. En el ámbito mercantil hemos alcanzado importantes acuerdos con varias grandes empresas, como ASISA, y otras han mostrado su interés en poder contar con nuestros servicios. Vamos a ser los proveedores de mediadores de la plataforma de ODR de Price Waterhouse de servicios de mediación para empresas. Buena prueba todo ello del importante prestigio que estamos alcanzando como fruto de tanto esfuerzo.

"La exitosa trayectoria de la Fundación SIGNUM en este campo puede haber sorprendido a muchos"

Estos comienzos no han sido fáciles. En España un verdadero boom de cursos de mediación, la mayoría de calidad mediocre, ha lanzado al mercado a miles de mediadores desde multitud de profesiones. La sociedad se ha visto así saturada de pretendidos profesionales en general deficientemente formados y sin apenas prácticas o sin práctica alguna. Incluso dispuestos algunos de ellos a mediar en cualesquiera condiciones. Esta situación no ha ayudado al prestigio de la mediación, que necesita, y lo hemos detectado con claridad, inspirar confianza en quien se plantea esta vía de solución de sus problemas.
Su primera difusión en España está siendo difícil y encuentra serias barreras, debidas al desconocimiento, a inercias profesionales y culturales, o incluso a intereses que se sienten en peligro. Todavía hoy la mayoría de las mediaciones se originan, y no sin dificultades, por derivaciones judiciales. Pero esas dificultades iniciales existieron también en otros países donde la mediación ha alcanzado ya un importante desarrollo y en los que su uso es hoy intenso en muy diversos sectores.
La implicación de los tribunales y las medidas legales y políticas de apoyo son por ello muy necesarias para su primera difusión. Es probable que se tome conciencia de ello y que una y otras se incrementen. Sin embargo en SIGNUM creemos que no debemos depender de esa esperanza, y que es en nuestro propio esfuerzo en lo que hemos confiado para el logro de nuestros objetivos.
Este difícil escenario no nos ha desanimado. La experiencia de esos países más avanzados nos enseña que los mediadores y las instituciones que resistieron estas dificultades iniciales sin renunciar a su compromiso con la calidad de sus servicios son las que mejor situadas están cuando ese mercado por fin florece y se desarrolla.

"Con más de 150 mediaciones al año, somos probablemente la institución que más media en conflictos civiles y mercantiles en la Comunidad de Madrid, gracias a acuerdos con diversos juzgados y al creciente número de mediaciones extrajudiciales que nos solicitan"

SIGNUM se está desarrollando en un mercado libre y en competencia con muchos otros operadores. Sólo los mejores subsistirán y sabemos que es preciso diferenciarse en positivo y a través de un esfuerzo continuado destinado a consolidar SIGNUM como marca de prestigio.
Con ese objetivo, SIGNUM ha intentado desarrollarse de forma diferente a otros modelos. Podemos enumerar algunas de estas especialidades diferenciadoras:
- Al contrario de otras instituciones surgidas de Colegios profesionales, SIGNUM no se ha concebido como un servicio colegial, sino como una Fundación autónoma con sus propios objetivos. No tiene la limitación de tener que acoger a todos los colegiados interesados en plano de igualdad, sino que puede exigir en sus mediadores un especial compromiso y discriminar entre ellos por la calidad de servicio que pueden ofrecer, al servicio de las exigencias de nuestros clientes.
- En un país donde la formación en mediación, incluso antes del boom, era ya en general bastante mediocre, muy académica, mal integrada y poco práctica, en SIGNUM hemos conseguido la que creemos mejor formación posible gracias especialmente a los acuerdos con Thelma Butts. Y no nos hemos conformado con la formación básica, sino que también se ha ofrecido a nuestros mediadores, y promovido entre ellos, formación continua y complementaria con talleres específicos de role-play, participación de juniors con seniors en mediaciones reales, feedback obligatorio tras cada sesión, "mesas de consulta de dudas y dificultades" y otros instrumentos formativos innovadores en España y muy eficaces.
- En SIGNUM hemos podido mantener una adecuada proporción entre el número de mediaciones que podemos hacer, gracias sobre todo a los citados acuerdos de derivación con juzgados, y el número de nuestros mediadores activos, que no es elevado. De esta forma éstos van ganando experiencia progresivamente con una suficiente práctica. Esto nos diferencia de muchos otros centros de mediación de otros Colegios profesionales, que tienen enormes listados de mediadores, la mayoría de los cuales no ha mediado nunca o casi nunca.
- En SIGNUM, y en esto creemos ser únicos, no tenemos como mediadores sólo a notarios colegiados en Madrid. También hemos incorporado a notarios de otros Colegios y a profesionales no notarios, muy bien elegidos para que nos aporten lo mejor. Creemos que esa política abierta ha sido un acierto tanto en imagen como en resultados. Hemos ganado en riqueza de visiones, experiencias y conocimientos, y en operatividad. Y hemos podido alcanzar más objetivos.

"Es mucho lo que ya hemos conseguido. Pero no nos conformamos. Queremos continuar mejorando. Frente a algunos prejuicios, nosotros sabemos que no es fácil mediar bien ni, por tanto, conseguir formar mediadores de calidad"

- En SIGNUM podemos dar servicios de mediación en gran parte de España en una auténtica red nacional, al contrario de otras instituciones dependientes de Colegios profesionales o de Cámaras de Comercio. Esa es una característica que está atrayendo el interés hacia nosotros de las empresas de cierta envergadura.
Nuestro empeño en mejorar se traduce también en otras actuaciones complementarias, como las encuestas de satisfacción a nuestros usuarios, la exigencia de una formación continuada particularmente exigente y que, en buena medida, la propia institución facilita, con los incentivos para ello, y los sistemas de evaluación y autoevaluación con formularios especialmente adaptados.
Es mucho lo que ya hemos conseguido. Pero no nos conformamos. Queremos continuar mejorando. Frente a algunos prejuicios, nosotros sabemos que no es fácil mediar bien ni, por tanto, conseguir formar mediadores de calidad. Se precisa para ello una buena formación, básica y continua, buenas cualidades personales, una honestidad intachable, mucha práctica, constancia y esfuerzo sólo recompensado en el largo plazo. En definitiva, mucha vocación. Creemos que la única manera de conseguir nuestros objetivos es reunir todos esos ingredientes. Y exigimos para ello la imprescindible implicación de nuestros mediadores.