Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA87

ENSXXI Nº 87
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2019

Por: ÍÑIGO GUILLERMO REVILLA FERNÁNDEZ
Notario de San Javier


Reseña sobre los libros Memento Experto Casos Prácticos. Derecho de sucesiones (adaptados al programa de Notarías y Registros) y Memento Experto Casos Prácticos. Obligaciones y Contratos (adaptados al programa de Notarías y Registros) publicados por la Editorial Lefebvre, de don Isidoro Lora-Tamayo Rodríguez

Pocos hay en nuestra profesión, la de notario, que no conozcan la talla intelectual y humana de Isidoro, de su enciclopédico conocimiento del Derecho y, sobre todo, de su generosidad, que se manifiesta en casi todos los campos de la vida, pero sobre todo, en cuanto a nosotros concierne, en “enseñar al que no sabe”, una de las formas más elevadas de la caridad.

Con dolor no me voy a extender en las virtudes humanas e intelectuales del autor, del que me honro en considerarme discípulo, con la largueza que merece, por exceder del objeto de este breve artículo.
Nos centraremos a continuación en el análisis de las dos obras enunciadas en el título, aunque no en su contenido, que queda perfectamente claro en los títulos que los rubrican, sino en su estructura, en su metodología y en su utilidad, o mejor dicho, utilidades.
El autor, con la humildad que caracteriza a los grandes hombres, reitera continuamente, por escrito y de palabra, que sus obras no pretenden constituirse en un tratado de derecho de sucesiones, ni de derecho patrimonial, pero a mi juicio yerra en esta consideración.
Verdaderamente no estamos ante tratados al uso, pero tampoco ante ensayos o digresiones desordenadas sobre derecho de sucesiones o derecho patrimonial, muy al contrario se trata de tratados que siguen perfectamente un orden sistemático.
Los contenidos de los libros que reseñamos están ordenados según un sistema general, el de los programas de las oposiciones de Notarías y de Registros, los cuales, a su vez, a nuestro juicio, siguen, al menos en la parte de Derecho Civil, el sistema propuesto en la obra de Castán, con algunas modificaciones lógicas, consecuencia de la especificidad de las respectivas oposiciones y del paso del tiempo con las consecuentes modificaciones normativas. La obra de Isidoro aprovecha pues, en su mayor parte, una sistematización no original, para construir un tratado completamente original.

"La obra de Isidoro aprovecha, en su mayor parte, una sistematización no original, para construir un tratado completamente original"

Para ser rigurosos, no se trata de tratados dirigidos a estudiantes de la carrera de Derecho, por cuanto no se estructuran pretendiendo explicar los conceptos más rudimentarios de las disciplinas que aborda. Para acudir a la obra de Isidoro, en nuestra opinión, aunque no se sea un experto en las materias que trata, en cierto sentido hay que “venir sabido”, aunque solamente hasta cierto punto, porque dada la claridad con la que se expresa el autor, cualquier estudiante de Derecho que haya superado con solvencia las asignaturas correspondientes a las obras que comentamos, puede comprender su contenido y sacar un gran provecho.
Por lo tanto, como ya hemos dicho, a nuestro modo de ver, estamos ante verdaderos tratados, unos tratados sui generis y muy polifacéticos, como veremos a continuación, que permiten a quien a ellos acude múltiples usos. Ahora bien, como se ha advertido con anterioridad, es necesaria una aproximación previa a las materias a las que se enfrenta el autor para sacar a sus obras el mayor rendimiento posible.
El autor, siguiendo el orden sistemático antes citado, pone como eje o fulcro de su investigación, no los diferentes conceptos fundamentales de la materia que en cada momento se estudia, sino los problemas reales que en esa parte del sistema se suscitan.
He aquí una de las innovaciones tratadísticas de nuestro autor: en vez de hacer una exposición dogmática de la materia de que se trate y después comentar “como de pasada” o en letra pequeña algún ejemplo de los problemas reales que suscita en la vida jurídica, se centra precisamente en estos problemas, a los cuales se enfrenta explicando los conceptos dogmáticos que al caso conciernen con perfecta claridad y precisión haciendo lo que debería hacer todo buen profesor: “dejar claro qué está oscuro y no oscurecer lo que de por sí es claro”.
Esta forma de estructurar la obra dentro de su sistema, o si se quiere esta especie de “subsistema”, siempre dentro de la coherencia con el sistema general, es especialmente útil a quienes vivimos día a día en la lid jurídica, pero también es muy estimulante, como nos consta por conocimiento personal, para personas que habiendo estudiado las materias objeto de explicación de un modo más “abstracto”, quieren conocer la aplicación práctica de lo que han estudiado.

"El autor pone como eje de su investigación los problemas reales que se suscitan"

Los libros de Isidoro son pues una suma de problemas o cuestiones, sistemáticamente ordenadas, en los que el autor expone en cada uno de ellos el supuesto de hecho en un primer apartado, en un segundo apartado (el fundamental a nuestro modo de ver) su opinión sobre el tema de que se trate, y finalmente en un tercer apartado, la doctrina de la Dirección General de los Registros y del Notariado y del Tribunal Supremo u otros Órganos Judiciales.
Esta metodología permite al estudioso enfrentarse al problema antes de leer la solución propuesta por el autor, e incluso, ilustrarse antes con la última jurisprudencia y doctrina de la DGRN e intentar resolver el caso con esa actualizada información. Igualmente es de gran utilidad tanto para el aplicador del Derecho, que puede consultar directamente la solución propuesta por el autor para confrontarla con la que él mismo considera correcta, y finalmente al profesional del Derecho en general, que puede acudir a las obras de Isidoro y tener enseguida una solución a su propuesta apoyada en la más actual doctrina y jurisprudencia.
Hay que añadir que en todo momento en las respuestas a los casos planteados por Isidoro existe una gran hondura dogmática, un gran aparato doctrinal nutrido de innumerables citas y reseñas a los autores más reputados en los distintos ámbitos de que se hace exposición. Asimismo, tras cada capítulo existe una bibliografía sumaria para ulteriores consultas que se quieran hacer.
Hay una característica muy importante en las obras del autor, que es la cuestión de la “civilidad”. Isidoro, con buen criterio, a nuestro juicio, considera que todas las ramas del Derecho, especialmente el privado, están atravesadas por los principios del Derecho Civil, y es al Derecho Civil, cuya finura argumentativa ha sido tejida por millares de juristas por muchos siglos, la “estrella polar” que nos ha de guiar para resolver las lagunas o deficiencias de que pueden adolecer las nuevas normas que regulan gran parte de nuestro Derecho Privado. Existe una tendencia, sin embargo, que preocupa a Isidoro, y a nosotros con él: la de separar por parte de los nuevos especialistas en materias de derecho privado (hipotecario, mercantil etc.) el Derecho Civil puro de dichas materias de las que el Derecho Civil constituye su columna vertebral, proponiéndose soluciones a materias relacionadas con estas ramas del Derecho Privado, a menudo de una factura más tosca que la que resultaría de acudir a la fuente del Derecho Civil, de donde beben esas ramas del Derecho Privado.

"En todo momento en las respuestas a los casos planteados existe una gran hondura dogmática"

La obra de Isidoro pretende corregir en la medida de sus posibilidades este estado de cosas, que nos conduce a una aplicación del derecho en ocasiones excesivamente formalista y literalista que se queda en la superficie de las cosas sin llegar a su esencia, lo cual por fuerza significará una desvirtuación del objetivo que ha de tener todo jurista: respetando en todo momento las disposiciones del ordenamiento jurídico, llegar a la solución más justa a la hora de sopesar los distintos intereses en juego existentes en una determinada situación de hecho.
Por lo demás, el estilo literario del autor es claro y sencillo de seguir, sin artificio ni retórica ninguna, lo cual se agradece, sobre todo últimamente, en que las Sentencias y Resoluciones son con frecuencia tan comprensibles como lo eran las de la Sibila del Oráculo de Delfos.
Por último, simplemente recomendar encarecidamente la adquisición de estas dos magníficas obras a todos los opositores, notarios, registradores, abogados y demás profesionales del Derecho porque les van a resultar de una grandísima utilidad. Es muy difícil que puedan hacer mejor inversión.
Sirva este artículo también como modesto homenaje a Isidoro, que brinda a los demás lo más valioso que tiene: su tiempo -que no se recupera nunca- en transmitir desinteresadamente sus conocimientos a los demás, como han hecho los grandes Maestros de la Historia.

Palabras clave: Memento experto, Derecho de sucesiones, Derecho patrimonial.

Keywords: Memento Experto, Inheritance law, Property law.

Resumen

Isidoro Lora-Tamayo Rodríguez, jurista de reputación notoria, ha elaborado las obras Memento Experto Casos Prácticos. Derecho de sucesiones y Memento Experto Casos Prácticos. Obligaciones y Contratos (ambas adaptadas al programa de Notarías y Registros). Obras que se caracterizan por demostrar una gran erudición jurídica, estar estructuradas de forma casuística con un propósito eminentemente práctico y que pueden ser muy útiles a todo tipo de iniciados, tanto en derecho de sucesiones, como de derecho patrimonial, ya sean estos notarios, abogados, registradores, opositores y estudiantes (iniciados) en general.

Abstract

Isidoro Lora-Tamayo Rodríguez, a well-known legal expert, has written the books Memento Experto Casos Prácticos. Derecho de sucesiones [Memento Expert Case Studies. Inheritance Law] and Memento Experto Casos Prácticos. Obligaciones y Contratos [Memento Expert Practical Cases. Obligations and Contracts] (both of which have been adapted for use by the Notaries and Registers programme). These books demonstrate a high level of legal scholarship, and are casuistically structured on an eminently practical basis. They may be very useful to all types of newcomers to the legal profession, specialising in inheritance law and property law, including notaries, lawyers, registrars, opponents and students (and recent graduates) in general.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo