Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
Revista88

ENSXXI Nº 89
ENERO - FEBRERO 2020


Una mirada crítica a los congresos notariales
Decía con gracia Antonio Garrigues que las conferencias deberían estar calificadas como “delito de aburrimiento” en el Código Penal. Sin duda, se olvidó incluir en el tipo penal a los congresos y, en particular, a una especie que casi parecía en peligro de extinción: los congresos notariales. Porque seamos honestos: los congresos notariales oficiales son muy aburridos. No se convocan con la regularidad que sería deseable. Los temas elegidos no suelen suscitar ni el interés del público en general ni la atención de los notarios. Quizá hayan estado excesivamente controlados por los órganos directivos, algo legítimo pero que resta frescura al debate. Y al final como siempre (y por las razones de siempre) se aprueban unas conclusiones más o menos precocinadas y cuyo cumplimiento futuro no cuenta con ninguna clase de garantía, real o personal.

Evidentemente, no todo es negativo. Los compañeros elegidos hacen grandes esfuerzos por preparar con rigor y cariño sus ponencias. Los asistentes conocen a compañeros de los que antes solo habían oído hablar por notoriedad. Y no conviene olvidar los “atenuantes” de los congresos: la hospitalidad de la ciudad elegida y los momentos de descanso y nocturnidad. Reconozcamos que todo tiene su punto.

Málaga 2020: un congreso “a la americana”
La primera semana de mayo, entre el 7 y el 10, se celebrará en Málaga el 12 Congreso Notarial Español. Los dos primeros días se dedicarán al análisis del envejecimiento como reto del milenio y el 9 y 10 al estudio de los verdaderos retos a los que se enfrenta el Notariado aquí y ahora. Esta segunda parte, para todos los notarios, es la verdadera razón de ser de un Congreso. Como coordinador de las jornadas notariales quería explicarte a tí, querido compañero, cuál es la filosofía del congreso. Y aunque un ejército de asesores de todo tipo me ha aconsejado que no lo diga, quizá para no inflar las expectativas, quiero desvelarte lo que pretendemos: romper las reglas con un congreso “a la americana”.

El 9 y 10 de mayo se celebra en Málaga el Congreso Notarial, dedicando estos dos días a la reflexión sobre los temas que de verdad nos preocupan del presente y futuro de la función notarial

El objetivo fundamental es reflexionar sobre los temas que nos preocupan del presente y futuro de la función notarial. Y como no se trata de lo que opinan los miembros del comité organizador, decidimos hacer una macroencuesta entre todos los notarios, en la que han participado más de 600 compañeros. A partir de vuestras opiniones hemos identificado cinco grandes bloques temáticos que darán paso a las cinco ponencias generales: i) la incidencia de las nuevas tecnologías en la función notarial; ii) la seguridad jurídica preventiva en España y la relación entre notarios y registradores; iii) el diseño de la organización corporativa; iv) el papel del notario en la contratación en masa y la protección del consumidor; y v) la revisión a fondo del estatuto jurídico del notario. A las ponencias generales añadiremos algunas presentaciones prácticas de temas controvertidos: cómo se constituirá telemáticamente una sociedad de capital, la utilidad práctica del índice único o una exposición panorámica de la función notarial en Europa y el mundo.

Será un Congreso “a la americana”: temas y ponentes interesantes, participación desde el principio y debate abierto

En todo caso, esa reflexión no puede limitarse al momento del congreso ni éste puede celebrarse como siempre, desde el canon clásico del aburrimiento. Por eso me permito utilizar, con cierta ligereza (y quizá como estrategia de marketing) la idea del congreso “a la americana”, porque el Comité Organizador está convencido de que la utilidad del congreso depende de la participación activa del colectivo: las ponencias generales solo nos guiarán el camino; los ponentes serán solo “agentes del cambio”, canalizando toda la energía de los notarios ocupados y preocupados por su función; y el debate en Málaga será el desenlace: mesas redondas dinámicas, tiempos tasados, mucho debate y fomentar la intervención del público. Ni sabemos ni queremos controlar el final. Pero sí queremos garantizar que ese va a ser el camino hasta Málaga, porque creemos que es lo más útil para alcanzar los objetivos propuestos y, sobre todo, es más “democrático”, si me permitís utilizar esta expresión.

La clave de la participación
Vamos a detenernos un poco más en la clave del éxito (o fracaso, que todo es posible) del Congreso de Málaga: la participación. En breve se abrirán los canales de comunicación con las ponencias para que nos des tu opinión sobre los temas propuestos. Solo hay un límite: el respeto, tanto a la dignidad de la función como al resto de compañeros, pues es muy posible que no opinen como tú.
Pero tenemos un ruego: piensa con rigor y no tengas miedo de exponer tus ideas, aunque no sean convencionales. Porque sobre todo necesitamos abordar los problemas con un enfoque algo más innovador y de ahí que necesitemos sobre todo la participación de los notarios más jóvenes.

Si lo hacemos bien, la asistencia a Málaga será el resultado de un proceso de participación activa de todos los notarios

La participación comienza con las comunicaciones a las ponencias, pero esto solo será el inicio del proceso. Los ponentes te escucharán, tus compañeros podrán leer tus propuestas, puede que os pidan confrontar con otras comunicaciones o complementar tu punto de vista con otras ideas igualmente interesantes. La idea es generar un “círculo virtuoso” de participación, en el que la acción de cada compañero genera una reacción y así sucesivamente hasta que la ponencia encuentre el camino, guiada por la “mano invisible” de la participación colectiva. 
Y, como no podía ser de otra manera, todos los caminos conducirán a Málaga para, ya todos juntos, hacer lo que siempre nos han dicho que queda mal en un congreso notarial oficial: hacer ruido. Un ruido amable, en el sentido de hablar, escuchar con atención, debatir con pasión y si es posible aplaudir con fuerza las intervención más interesantes, que las habrá. A lo mejor te suena algo irreverente, pero como es un congreso “a la americana” ya tenemos la excusa perfecta. Con razón decía antes que esto del congreso “a la americana” da mucho juego.

La asistencia como acto final
Vete apuntando las fechas del congreso: 7-10 mayo 2020. Queremos una asistencia masiva al congreso, porque entendemos que no basta la participación, sino que es preciso culminar ese proceso con algo que tiene su magia: el encuentro. Esto es como el proceso de elaboración de las escrituras: la fase previa de consulta, asesoramiento o examen de antecedentes es importante, pero sin presencia del notario no hay fe pública y no se pronuncian las palabras mágicas: “doy fe”. Pues en un congreso sucede más o menos lo mismo: que el compromiso con la función notarial también necesita de un acto de intervención personal, de un encuentro con los compañeros, en el que se pondrá en común el trabajo de muchas personas durante muchos meses. La mayoría silenciosa de notarios sabe que nuestra gloriosa función notarial exige cumplir muchas reglas no escritas: la prudencia, el consejo, la atención personalizada al cliente, echar una mano cuando te lo pide quien manda de verdad y otras muchas más… pues a partir de ahora, hay una nueva regla no escrita: asistir a los congresos “a la americana”.

Todo el proceso de participación activa, reflexionando sobre los retos de nuestra función, tiene un final lógico: elaborar la estrategia de futuro del Notariado

Tengo la intuición de que la decisión de ir a Málaga la tomarás, querido lector, una vez te veas inmerso en ese proceso de participación activa que te he adelantado. Intentaremos entre todos fomentar el interés en el congreso con ideas quizá poco convencionales para un congreso, pero que creemos que están avaladas por el sentido común: escuchar al notario de base y cogerle de la mano para que nos acompañe durante todos estos meses. ¿Que te tienes que organizar y poner en tu despacho el cartel de “Estoy en Málaga. Notaría cerrada”? Pues lo haces, con tiempo y con esa inteligencia que te caracteriza (Prometo que he sugerido a la organización repartir carteles con el lema “Estoy en Málaga. Notaría cerrada”. Lamentablemente, mi idea no ha sido aceptada por la mayoría. Ya os dije que nos van a escuchar a todos, pero muy probablemente no nos harán caso en todo).
Por cierto, que nos reunimos en Málaga y no en Burkina Faso. Clima fantástico, pescaíto frito y otras delicias culinarias y vida alegre, tanto diurna como nocturna. Hay tiempo para todo y no somos tan pesados como para estar veinticuatro horas hablando de la matriz electrónica. Otra razón más para asistir al congreso.

Epílogo: propietarios de nuestro futuro
Voy terminando. Todo el proceso de participación activa, reflexionando sobre los retos de nuestra función, tiene un final lógico: elaborar la estrategia de futuro del Notariado. De dónde venimos y a dónde queremos llegar. Identificar los obstáculos y buscar cómo solucionar todas las dificultades y todos los retos que tiene la profesión, que son muchos. Esa estrategia desembocará en algo: un Libro blanco, verde o de todos los colores. Pero ese algo depende de tí, de tu participación y asistencia.
Porque (y esto ya no es una estrategia de marketing) el momento es verdaderamente crucial. Estamos en el momento de la verdad, donde tenemos que aunar esfuerzos, ideas y talento para, entre todos, dibujar con precisión las líneas maestras de la función notarial.
Participar, asistir y decidir no es una opción. Es una consecuencia de nuestra condición de notarios, que nos hemos ganado con mucho esfuerzo. Es un respeto al legado que hemos recibido de nuestros mayores. Y es, en fin, una consecuencia de algo que a veces se nos olvida: que, juntos, somos propietarios de nuestro futuro.

ILUSTRACION VPM

Palabras clave: Congreso Notarial, Participación, Notariado.

Keywords: Notarial Congress, Participation, Notarial Profession.

Resumen

La primera semana de mayo, entre el 7 y el 10, se celebrará en Málaga el 12 Congreso Notarial Español. Los dos primeros días se dedicarán al análisis del envejecimiento como reto del milenio y el 9 y 10 al estudio de los verdaderos retos a los que se enfrenta el Notariado aquí y ahora. La clave del éxito del Congreso de Málaga será la participación. Todo el proceso de participación activa, reflexionando sobre los retos de nuestra función, tiene un final lógico: elaborar la estrategia de futuro del Notariado.

Abstract

The 12th Spanish Notarial Congress will take place in Malaga from 7 to 10 May. The first two days will be devoted to an examination of ageing as a challenge in the new millennium, and the 9 and 10 May to studying the real challenges facing the Notarial Profession in Spain today. The key to the success of the Congress in Malaga will be participation. The entire process of active participation, reflecting on the challenges of our role, has a logical purpose: to prepare the future strategy of the Notarial Profession.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo