Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA101

ENSXXI Nº 101
ENERO - FEBRERO 2022

Por: JOSÉ ARISTÓNICO GARCÍA SÁNCHEZ
Decano honorario
Presidente de EL NOTARIO DEL SIGLO XXI


LOS LIBROS

Lincoln Paine explica en su nueva obra el protagonismo del mar en el desarrollo de nuestra civilización y nos invita a releer la historia universal en esa clave, superar su poder de seducción y ahondarnos en la profundidad de su función estelar para nuestra cultura

A pesar de que dos terceras partes del planeta están cubiertas de agua, a pesar de que el mar ha recibido las más relevantes y fructíferas travesías, a pesar de que el volumen del comercio marítimo excede de cinco mil millones de toneladas al año, a pesar de que más del 90% de las cosas que nos rodean han viajado en un buque, a pesar de que más de cuarenta millones de personas embarcan en cruceros cada año, a pesar de que el mar es el factor más relevante para medir el progreso, la eficiencia mecánica y la expansión económica de la humanidad, el mar, repito, no pasa de ser, además de fuerza caprichosa e implacable, un elemento al que los historiadores han tratado injustamente de mero lugar o escenario, como el aire o la tierra, donde discurre la historia.

“El mar no pasa de ser, además de fuerza caprichosa e implacable, un elemento al que los historiadores han tratado injustamente de mero lugar o escenario donde discurre la historia”

El historiador y escritor norteamericano Lincoln Paine quiere en un libro que acaba de ser editado en España, El mar y la civilización (Antonio Machado Libros 2021), cambiar el énfasis de nuestra mirada para reconocer el papel de actor protagonista que el mar ha jugado en el desarrollo de nuestra civilización y releer la historia universal desde el prisma del mar, superar su poder de seducción y ahondarnos en la profundidad de su función estelar para nuestra cultura.

Historia marítima del mundo
Paine ha buceado en todos los relieves navales desde la Prehistoria, estén esculpidos en roca o reproducidos en grabados, murales, cerámica, dibujos, pergaminos, y por supuesto ha indagado en pecios y restos de naufragios y encallamientos. Y lo ha hecho en un ciclo que va desde el más antiguo y enigmático esfuerzo de exploración y migración marítima conocido en las islas de Oceanía, luego en Mesopotamia, Egipto, India, y en los archipiélagos del sureste asiático, etc., hasta la actualidad, con capítulos diferenciados para materias relevantes como la llegada del vapor, las armadas destructivas de acero del siglo XX o las flotas actuales de la era nuclear y la globalización digital. Una completa Historia marítima del mundo, como subtitula Paine su obra, brillante, sugerente, enciclopédica.

“El mar permitió a Grecia convertirse de simple polis en imperio. Y todas sus prerrogativas se debían al protagonismo del mar como agente de su superioridad política y comercial”

Resulta fascinante recorrer el camino que siguió el progreso naval desde la canoa, la doble canoa del Pacífico, la invención de la vela en Egipto, los avances navales más refinados de aquella creativa Mesopotamia inventora de la escritura y autora del Gilgamesh, la aparición del birreme y luego el trirreme con dos y tres bancos de remeros coordinados al ritmo de un pífano, hasta llegar a las armadas persas y sobre todo las helenas que, al decir de Temístocles, permitieron a Grecia convertirse de simple polis en imperio, añadiendo: Y todas sus prerrogativas se debían al protagonismo del mar como agente de su superioridad política y comercial. Como lo fue luego Roma, nacida de un exitoso viaje por mar, el de Eneas desde Troya, y crecida realmente de sus guerras navales contra Cartago, cuando según cuenta Plutarco, Pompeyo ordenó navegar contra la tormenta con una frase a esculpir: Navigare necesse est, vivere non necesse.

El mar objeto de deseo
Y tanto en Oriente como en Occidente, los imperios quisieron monopolizar, apropiarse del mar. Roma del Mediterráneo, mare nostrum, Mesopotamia del Estrecho de Ormuz, China de los pasos de las rutas de Oriente. Y Venecia, con mayor sutileza, afianzó el año 1000 su unión eterna con el Adriático, evocando una costumbre pagana, el Sponsalizio, el Matrimonio del Mar, que vincula, para aviso de navegantes, a Venecia con el Adriático con lazo nupcial indisoluble, signo de dominación verdadera y eterna de ese mar, costumbre consolidada en 1177 en una ceremonia en la que el Duce lanzó al mar, como anillo marital, el recibido aquel día del Papa en su presencia y la de Federico Barbarroja, rito que Venecia sigue celebrando cada año para conmemorar su unión simbólica, pero excluyente de competidores, con el Adriático. Y no fue solo Venecia.

“Venecia afianzó el año 1000 su unión eterna con el Adriático, evocando una costumbre pagana, el Sponsalizio, el Matrimonio del Mar, que vincula a Venecia con el Adriático con lazo nupcial indisoluble”

Esta idea de monopolizar el control político sobre el mar de Liguria la asumió Génova. Y españoles y portugueses sobre el mar océano mismo tras el descubrimiento de América. Firmaban tratados, como Alcaçovas o Tordesillas, en los que se repartían exclusivas sobre el mar. Y recurrían a bulas papales como la Romanus Pontifex o la Inter Coetera de Alejandro VI, que confirmaran con su suprema autoridad la adquisición justa y según ley de islas, tierras, puertos y mares…
Aunque esta idea quebró cuando un precoz jurisconsulto de 23 años, Hugo Grocio, sin duda inducido por los más prestigiosos comerciantes del momento, holandeses reformistas por supuesto, publicó en 1609 de forma anónima Mare Liberum defendiendo la libertad del mar y negando la autoridad del papa en temas temporales, tesis que abrió la veda sobre todo en las rutas de Oriente. (Anotemos que bastó que Holanda consiguiera que Portugal se retirara del Sureste Asiático, para que sustituyeran de inmediato la tesis de la libertad de los mares por su contraria, Mare Clausum, esta vez obra de otro autor, John Selden, para defender sus monopolios frente a los ingleses que empezaban a empujar).

JAGS LIBRO 1

“Españoles y portugueses recurrían a bulas papales como la Romanus Pontifex o la Inter Coetera que confirmaran con su autoridad la adquisición justa y según ley de islas, tierras, puertos y mares…”

Concluyamos recordando que, como señala Paine, las presiones sobre el dominio del mar, sean de exclusión (aguas territoriales) sean de intimidación (flotas destacadas en mares lejanos de las grandes potencias) no han desaparecido.

Una enciclopedia del mar
El mar es una obra ambiciosa, exhaustiva, una enciclopedia de la civilización generada por y desde el mar, un compendio de las gestas que el mar como agente ha propiciado.
Es también un placentero repaso de la historia universal desde un prisma diferente al habitual, desde el mar que relacionó entre sí a todas las civilizaciones, que determinó importantes decisiones políticas como la eclosión china hacia el mar cuando, superando el confucionismo rampante, que conducía solo a una navegación interna por ríos y canales, el creciente influjo arrollador del budismo, estimuló la salida de sus barcos al mar exterior que ofrecía un comercio más opulento. Y fue en el mar donde triunfó durante un periodo de tal esplendor naval que la mitad de la población total estaba ligada al agua, permitió que circulara en el siglo VIII por primera vez un papel moneda, y fletó barcos tan enormes que en ellos la gente nacía, se casaba y moría.

“Es un placentero repaso de la historia universal desde un prisma diferente al habitual, desde el mar que relacionó entre sí a todas las civilizaciones”

Analiza Paine también el desarrollo de la arquitectura naval, casco, armazón, cuadernas… La evolución de las velas, perpendicular, cuadra, latina… El invento de la plomada para medir el ángulo del sol… Describe la orientación primitiva de los marineros por el vuelo de los pájaros y los bancos de peces, por los flujos de los mares y el color del agua.. Recuerda la instalación primaria de faros en la costa persa, etc. Y la influencia decisiva en la navegación de la brújula y de la imprenta cuando aparecieron, fenómenos a os que dedica atención especial.

“El guarda de los tabúes japonés en el siglo I era un hombre sujeto a un poste en abstinencia total durante toda la travesía que debe asegurar, cual plañidera con sus ritos y rezos, el éxito de la empresa naval, y que si sale bien será agasajado sin fin, y si sale mal ejecutado”

Todo resulta sorprendente y ameno, porque el estilo de Paine es ágil y ligero, su sintaxis fácil, y su exposición, didáctica y minuciosa, aparece salpicada de anécdotas e instituciones sorprendentes. El guarda de los tabúes japonés en el siglo I, por ejemplo, un hombre sujeto a un poste en abstinencia total durante toda la travesía que debe asegurar, cual plañidera con sus ritos y rezos, el éxito de la empresa naval, y que si sale bien será agasajado sin límite ni fin, y si sale mal ejecutado por no haber sido lo bastante escrupuloso en su deber. Original es también el arma más sofisticada de la época y de terrible intimidación usada por los bizantinos hacia el año 670, una especie de lanzallamas, bote con aceite inflamable para incendiar barcos enemigos que se llamó fuego griego. O el salvoconducto (aman) inventado en el siglo XI por el Islam, que permitía a los mercaderes negociar incluso en tiempo de guerra en toda la comunidad islámica a cambio de un impuesto discriminatorio, 2% para musulmanes, 5% para residentes no creyentes y 10% para extranjeros no residentes.

Crónica negra del mar
De peor laya fue la irrupción de la piratería y las pintorescas patentes de corso que empezaron a expedir los monarcas ingleses.
Porque no todo era positivo. El libro también denuncia y reconviene el protagonismo del mar como agente nefasto en crónica negra. Aparte naufragios, hundimientos, tormentas y catástrofes, en su debe hay que anotar la llegada de la peste negra que lo hizo por mar en un barco genovés en 1347 desde Cafa, que alcanzó cotas de mortalidad del 90% en zonas de China y acabó con la vida de 25 millones de personas en Europa, la mitad de su población de entonces.

“Infame es la echazón, tirar por la borda primero cosas y luego personas, empezando por esclavos e infieles, para asegurar la flotabilidad de la nave en caso de avería, institución execrable y vil, que llegó a estar regulada”

Infame es la echazón, tirar por la borda primero cosas y luego personas, empezando por esclavos e infieles, para asegurar la flotabilidad de la nave en caso de avería, institución execrable y vil, que llegó a estar regulada y se recoge por ej. en el libro del Consulado del Mar promulgado en Barcelona en 1300.
Y no menos infame fue el frecuente y tenido por todos como normal transporte de esclavos, exclusiva de Portugal en África, donde un orgulloso “rey” del Congo se ufanaba de que su “reino” aportaba más que todos los demás juntos, y que eran transportados apiñados en las bodegas de barcos ad hoc, entre excrementos y vómitos a razón de 0,5 m2 por persona y con una altura entre cubiertas que hacía imposible estar de pie.

El mar, testimonio implacable
Paine continua su interesante relato del papel del mar como protagonista de la historia hasta nuestros días, pasando de la historia de la carabela y las armadas nacionales, a la irrupción del vapor, y luego de los portaviones, submarinos y lanchas de desembarco en la 2ª Guerra Mundial, que enseguida resultaron obsoletas frente a la energía atómica y la digitalización generalizada.

“Como apuntó Braudel del Mediterráneo, el mar, tal como se le puede ver y amar es el más sorprendente, el más claro de todos los testimonios”

El mar y la civilización, escrito en un estilo rebosante de oficio y elegancia, con un texto erudito y bien documentado, revelador de detalles, anécdotas y conclusiones inéditas e inesperadas, nos brinda una magnífica oportunidad de revisar la evolución de nuestra cultura, y la interacción, siempre por mar, de todas las civilizaciones del planeta, desde un prisma diferente, con el mar como referente y protagonista de la acción y testigo implacable de la historia. Y no olvidemos que, como apuntó Braudel del Mediterráneo, el mar, tal como se le puede ver y amar es el más sorprendente, el más claro de todos los testimonios.

NOTARIO CON VOCACIÓN LITERARIA

Un puzzle policiaco

Julio Burdiel dibuja en una novela costumbrista la realidad social de los años treinta del siglo pasado entre los renglones de una trama policiaca

Hace dos años nos congratulábamos en este revista de la edición en Sevilla de una de las novelas, la primera que veía la luz, Aquello también fue vida era el título, de un literato que en sus horas lectivas actuó como notario, excelente y reputado por cierto, Julio Burdiel Hernández cuya verdadera y primaria vocación, aunque no la ha podido desarrollar en su plenitud hasta su jubilación, era la literaria.
Aquella primera novela que se encuadró en el género costumbrista por su relato iconográfico de tipos y costumbres de la época, era una estampa crítica y emotiva de la década de los años 40 en España, con las secuelas de la postguerra, la pillería y el sufrimiento predicado como virtud y alivio en aquel fatídico valle de lágrimas, visto desde la óptica de dos escolares preadolescentes de inconfundible aroma autobiográfico.
Ahora nos ha obsequiado con otra obra más ambiciosa y conceptual, llena de ingeniosos embrollos e intrigas, Las irregulares piezas del puzzle (Edicion pr. en Amazón, Oct. 2021) tiene por título, también de aroma autobiográfico, también costumbrista y también narrada desde el catalejo esta vez infantil, de un niño de 7 años, Miguel, testigo presencial de los avatares que anudan el hilo conductor de la trama.

“El escenario sigue siendo El Barco de Ávila, patria de Julio Burdiel, y esta vez también un pueblo ficticio, un castro vetón atávico enraizado en la cara norte de Gredos”

El escenario sigue siendo El Barco de Ávila, patria de Julio Burdiel, y esta vez también un pueblo ficticio enraizado en la cara norte de Gredos, un singular y arcaico castro vetón al que da el nombre de Nava el Llano, de 53 únicos ciudadanos, aparte vecinos o forasteros, de estructura aristocrática o comunal, que en su día rehusó engancharse a la red eléctrica -lo que no impide que uno de sus vecinos se obstine en comprar una radio eléctrica que sabe que nunca podría oír-, de costumbres ancestrales y atávicas entre las que figura la de no poder acusarse entre sí, que saben hablar y no decir nada..., lo que da lugar a deducciones singulares en el atestado que la Guardia Civil levantó tras el crimen.

JAGS LIBRO 2
Porque el hilo conductor del guión, aparte tramas menores como el hallazgo por los protagonistas de familiares desconocidos o la búsqueda de personas que habían cambiado de nombre, es un asesinato de uno de los 53 ciudadanos únicos del castro Nava el Llano y la búsqueda del autor, como en las novelas policiacas tradicionales.

“El hilo conductor del guión es un asesinato de uno de los 53 ciudadanos únicos de Nava el Llano y la búsqueda del autor, como en las novelas policiacas tradicionales”

Pero ese thriller es en el fondo secundario, lo esencial de la novela es la historia social que subyace, como ya lo anuncia el autor en el subtítulo de la obra, Los misteriosos entresijos de la vida en 1935, es decir, la estampa crítica, certera y sutil de los personajes y costumbres de aquella sociedad rural de los años 30 del siglo pasado en España y que Burdiel va desgranando con maestría a través de episodios, personajes, reacciones y sensaciones enlazadas por el hilo conductor de este asesinato, del que por etapas se va informando al lector, convertido así en detective único que irá descubriendo a través de los datos y situaciones que la narración va dejando en su retina.
La obra es de lectura fácil aunque el encaje de las piezas del rompecabezas de la trama requiere atención y sutileza. De lenguaje y sintaxis cultas, a veces culteranas, más cerca del Persiles cervantino que del resto de su prosa. Sus personajes están bien conformados aunque de su boca salgan en algunos casos expresiones que sobrepasan el nivel que se supone corresponde al perfil apuntado en la narración. Pero a la larga todo encaja en el certero diseño de aquellos clanes familiares que componían la vida rural de aquella década. ¡Enhorabuena!

NOTARIO CARTÓGRAFO

Romero-Girón publica la 3ª parte de su monumental Historia de la Cartografía

No hace mucho, en el nº 88 de esta Revista, nos hacíamos eco con estupor de que un notario aplicado hubiera sido capaz de confeccionar algo tan sugerente e inesperado como una magna Historia de la Cartografía de la que acababa de publicar los Tomos I y II, que abarcan desde la Prehistoria hasta Roma el primero y desde Bizancio hasta el Renacimiento el segundo, obra monumental que, aparte su valor histórico y gráfico, constituye además un verdadero estudio de la evolución de la cultura y la civilización humanas que, vistas desde el prisma indiciario de la cartografía, constituye una singular interpretación de la historia de la que nos descubre facetas desconocidas.
La obra ha merecido un aplauso colectivo y ha obtenido el reconocimiento nacional, incluso el oficial, el del propio Instituto Geográfico Nacional, entidad de referencia en cartografía, que ha examinado el Tomo II y ha decidido incluirlo en su elenco y publicarlo a primeros de este mismo año 2022, suerte que seguirán con seguridad los demás tomos de obra tan monumental y robusta.

JAGS LIBRO 3

“La obra ha merecido el reconocimiento oficial del propio Instituto Geográfico Nacional que ha examinado el Tomo II y ha decidido incluirlo en su elenco y publicarlo”

Hoy nos cabe anunciar que Romero-Girón ha ultimado la primera parte del Tomo III de esta obra colosal y la ha editado (Ed. personal, Nov. 2021) para satisfacción de todos los estudiosos de la historia. Abarca todo el siglo XV, con el fin de la Edad Media, el Renacimiento y las Grandes Exploraciones, es decir, la cartografía precolombina, quedando para un segundo volumen la época que inicia el descubrimiento de América en 1492 y llega hasta el siglo XVII, fecha en que se cierra esta historia porque la cartografía deja de ser de creación personalizada para convertirse en una técnica.
Como los tomos anteriores no se trata de una yuxtaposición de mapas y gráficos. Es un verdadero estudio doctrinal de la evolución de las técnicas de plasmación, en la que subyace una interpretación singular y novedosa de la historia social y del conocimiento humano desde un perfil verdaderamente original.
No solo el Notariado, toda la humanidad se congratula en su reconocimiento.

EDICIONES JURÍDICAS DE INTERÉS

Irrumpe un derecho novedoso y con vocación de futuro: el derecho digital

La revolución tecnológica de este siglo ha hecho saltar por los aires los esquemas y parámetros que enmarcaban el mundo jurídico. “El reto político más importante que tiene España en el siglo XXI es el de poder participar activamente y con éxito por primera vez en una transformación tecnológica, empezando por una regulación urgente de las plataformas”.
Lo dice un pionero de esta nueva rama del Derecho, Moisés Barrio Andrés, Letrado del Consejo de Estado, Profesor de Derecho Digital en la Universidad Carlos III, en Icade y en la Complutense, que acaba de publicar un Manual de Derecho Digital (Tirant lo Blanch, 2020), propileo ideal para acceder al conocimiento de la tecnología digital y la respuesta del Derecho a fenómenos emergentes tan novedosos como la robótica, la inteligencia artificial, los blockchains y los smart contracts.
Por primera vez se extracta y analiza con profundidad el actual marco legal del Derecho Digital en España y en Europa, y se hacen propuestas para encauzar jurídicamente esa modernidad líquida que está suponiendo la digitalización universal.

Derecho de familia actualizado

Ya se ha publicado la 3ª Edición del Tratado de Familia dirigido por Mª Linacero de la Fuente (Ed. Tirant lo Blanch, 2021), tratado que además de los aspectos sustantivos del Derecho de Familia, incluye un estudio práctico de las medidas a tomar en los procesos de familia y los formularios correspondientes.
Esta 3ª edición ha sido rigurosamente actualizada a la Ley 8/2021 de apoyo a las personas con discapacidad, la Ley 20/2011 del Registro Civil, a la Ley Orgánica 8/2021 de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia y a las reformas de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, lo que multiplica su interés y utilidad práctica.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo