Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA105

ENSXXI Nº 105
SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2022

ciclo de conferencias
ciclo de conferencias
Revista El Notario del Siglo XXI - Canal YouTube
Por: DANIEL CALLEJA CRESPO
Director General del Servicio Jurídico de la Comisión Europea


CONFERENCIA DICTADA EN EL COLEGIO NOTARIAL DE MADRID, SALÓN ACADÉMICO, EL 7 DE JULIO DE 2022

Calleja Crespo, Director General del Servicio Jurídico de la Comisión Europea, analiza en su Conferencia los principales retos del proyecto europeo: consolidar la Unión Europea de la Salud, la transición ecológica y digital, consecuencias del desafío geopolítico, y la futura arquitectura jurídica de la Unión Europea.

Como Director General del Servicio Jurídico de la Comisión Europea es un honor participar en la clausura del ciclo de conferencias organizadas por la Academia Matritense del Notariado sobre la Unión Europea.
Quisiera destacar la trascendencia de la profesión notarial. Una profesión esencial que cada día debe tener más en cuenta la dimensión europea. Dos conceptos esenciales resumen la trascendencia de la función notarial: confianza y seguridad.

“La Unión Europea es una Comunidad de Derecho anclada en unos principios firmes y en unos valores comunes a todos los Estados miembros”

Decía Jean Monnet que “Europa se forjará en las crisis y será el resultado de su respuesta a las mismas". Este es precisamente el tema de mi intervención ante la Academia Matritense del Notariado bajo el título de “Los principales desafíos de la Unión Europea”. Esta conferencia se divide en dos partes claramente diferenciadas, una primera de carácter introductorio integrada por una presentación del Servicio Jurídico de la Comisión Europea y de los pilares de la construcción europea, y una segunda en la que se analizan los cinco principales retos que afronta el proyecto europeo: consolidar la Unión Europea de la Salud, la respuesta al reto económico a través de la transición ecológica y digital, el desafío geopolítico y sus consecuencias (seguridad alimentaria, energía, defensa y migración), el desafío del Estado de Derecho y la futura arquitectura jurídica de la Unión Europea tras la Conferencia sobre el Futuro de Europa.
La pandemia de la COVID-19 ha cambiado nuestras vidas. Más de 544 millones de personas han sido infectadas en el mundo y entre ellas, debemos contar, desafortunadamente, a más de seis millones de víctimas mortales. En base a unos poderes muy limitados (art. 168 del Tratado de la Unión Europea), la Unión Europea puso en marcha medidas sanitarias comunes y ha creado la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA), encargada de prevenir, detectar y responder rápidamente a emergencias sanitarias. La Unión Europea no solo es líder mundial en vacunación frente a la COVID-19, con un 81,4% de su población adulta vacunada gracias a la estrategia europea de aprovisionamiento, sino también en cooperación global para acabar con la pandemia. La Unión Europea ha exportado 2.200 millones de vacunas al resto del mundo y ha ayudado a establecer y a financiar el Acelerador Access to COVID-19 Tools (ACT) de la Organización Mundial de la Salud. A su vez, ha garantizado la libre circulación de mercancías, gracias a los corredores verdes, así como de personas, gracias al Certificado COVID Digital de la Unión Europea.
En segundo lugar, junto a la realización de la Unión Europea de la Salud, la recuperación económica es la gran prioridad. Para ello, la Unión Europea se ha dotado de medios presupuestarios necesarios para reactivar la economía, relanzar la inversión y consolidar la recuperación a través de la transición hacia una economía verde y digital, mediante instrumentos como el Pacto Verde Europeo o la ambiciosa Agenda Digital de la Comisión. En concreto, se ha aumentado el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 hasta más de 1,21 billones de euros. Además, por primera vez en la Historia de la Unión Europa ha sabido dotarse de un instrumento presupuestario extraordinario para hacer frente a la crisis: se trata del instrumento NextGenerationEU, dotado con más de 750.000 millones de euros. Por otro lado, este ingente aumento de los fondos europeos ha sido oportunamente acompañado de medidas innovadoras destinadas a proteger el presupuesto de la Unión Europea, entre las que se encuentra el conocido como Reglamento de Condicionalidad. A su vez, la invasión de Ucrania ha tenido un impacto significativo en la economía de la Unión Europea. La incertidumbre causada por la guerra, los gastos derivados de la acogida de refugiados y de la proporción de ayuda humanitaria, el aumento de los precios del petróleo, del gas y de diferentes materias primas, y el incremento del gasto en defensa y seguridad han puesto a prueba la resistencia económica de la Unión Europea.

“Las diferentes crisis han puesto en evidencia la necesidad de proteger los valores de la Unión Europea y defender el Estado de Derecho en beneficio de todos los ciudadanos europeos”

En tercer lugar, nuestro continente está viviendo una situación que no había sido vista desde 1945: una guerra de agresión ilegítima en flagrante violación del Derecho Internacional. En reacción a esta guerra, la Unión Europea ha adoptado seis paquetes de medidas restrictivas, en base al artículo 215 TFUE, contra Rusia. A su vez, la agresión rusa ha tenido un impacto negativo en diferentes ámbitos a nivel europeo y mundial. Entre ellos cabe destacar la crisis en materia agroalimentaria, en energía, en defensa y en migración, así como sus correspondientes consecuencias económicas. En cuanto a la crisis en materia agroalimentaria, la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el aumento de los precios de los productos básicos y la pandemia de la COVID-19 han supuesto un riesgo para la seguridad alimentaria en todo el mundo. Por ello, la Comisión está tomando medidas preventivas y de respuesta a las posibles amenazas para el suministro mundial de alimentos y la seguridad alimentaria. A su vez, la guerra ha desencadenado una crisis energética, a la cual la Unión Europea ha respondido con el Plan REPowerEU. En cuanto a defensa, la respuesta de la Unión Europea con la aprobación de la Brújula Estratégica, el aumento en materia de inversión o las medidas necesarias para reforzar la base industrial y tecnológica de la defensa europea, no tiene precedentes. Finalmente, en relación con la crisis migratoria, se ha suministrado ayuda humanitaria directa, asistencia de protección civil de emergencia, apoyo en la frontera, así como la concesión de protección a quienes huyen de la guerra y entran en la Unión Europea mediante la activación, por primera vez, de la Directiva de Protección Temporal.
En cuarto lugar, nos encontramos con el desafío del Estado de Derecho, protegiendo los valores fundamentales de la Unión que se consagran en el artículo 2 del Tratado. El Derecho de la Unión Europea establece una serie de mecanismos para garantizar su respeto, como el artículo 7 TUE, la incoación de procedimientos de infracción, los informes Anuales sobre el Estado de Derecho y el Reglamento relativo a la condicionalidad del Estado de Derecho.
En quinto lugar, diseñar el marco jurídico e institucional de la Europa del futuro en el contexto de la Conferencia Sobre el Futuro de Europa, es una importante empresa para la Unión. La Conferencia culminó el 9 de mayo de 2022 con numerosas propuestas, las cuales están siendo examinadas por las instituciones competentes. La Comisión ha hecho pública su posición al respecto y el Parlamento Europeo ha propuesto modificar los Tratados y ha abierto un debate sobre la futura arquitectura jurídica de la Unión Europea. En este sentido, es importante examinar qué medidas requerirían una modificación de los tratados y cuáles pueden ser adoptadas extrayendo las máximas posibilidades de las disposiciones en vigor.
En conclusión, la Unión Europea es una Comunidad de Derecho anclada en unos principios firmes y en unos valores comunes a todos los Estados miembros. Las diferentes crisis han puesto en evidencia la necesidad de proteger de estos valores y defender el Estado de Derecho en beneficio de todos los ciudadanos europeos.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo