Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA95

ENSXXI Nº 95
ENERO - FEBRERO 2021

Por: ISIDORO ANTONIO CALVO VIDAL
Notario de A Coruña



IV CONGRESO DE LOS NOTARIOS DE EUROPA EN SANTIAGO

El gran incensario, el botafumeiro, ya no recibiría ningún otro impulso por parte de los tiraboleiros que, siguiendo una costumbre y una técnica seculares, habían sido capaces de hacerlo volar hasta lo más alto del transepto de la Catedral; de estar a punto de alcanzar la bóveda, poco a poco su vaivén se iría haciendo cada vez más corto, hasta que uno de aquellos hombres se abalanzaría sobre él para detenerlo del todo y en ese mismo instante, del sábado 7 de octubre de 2107, el 4° Congreso de los Notarios de Europa tocaría a su fin.
Lo haría bajo la mirada atenta y amable del Señor Santiago a quien, momentos antes, el presidente del Consejo de los Notariados de la Unión Europea, José Manuel García Collantes, había dirigido su ofrenda solicitando del Apóstol su amparo y su iluminación para el colectivo que tiene a su cargo en veintidós de los Estados miembros de la Unión Europea el ejercicio de la función notarial.
En su contestación a la ofrenda, el oficiante del acto religioso había dado seguramente la mejor de las explicaciones que cualquiera podía esperar a nuestra presencia allí aquella mañana: somos lo que somos porque la historia de Europa es la que es.
Atrás empezaban a quedar los meses dedicados a la organización y a la coordinación del Congreso y en la memoria comenzaban a asentarse los recuerdos, lembranzas, en la lengua de Rosalía.
Como el de las veladas en el Hotel Berlaymont de Bruselas, muy cerca del edificio de la Comisión del mismo nombre, las noches antes de las reuniones del comité científico dedicado al tema de la protección de los consumidores en el entorno digital, cuando el profesor Lorenzo Prats, nuestro compañero José Carmelo Llopis Benlloch y yo nos reuníamos después de aterrizar en la capital europea procedentes de lugares diversos, y donde, dada la hora, no encontrábamos más cena que los cuencos, pequeños, de palomitas y frutos secos, con los que éramos obsequiados para acompañar unas cervezas. Gracias eternas a los dos por su entusiasmo y por su dedicación.

"Los documentos de trabajo, el resultado de los debates en los comités científicos y las presentaciones en Santiago han estado desde el principio a disposición de todos, de la misma manera que lo están ahora estos otros momentos, con toda seguridad menos trascendentes, pero que también conforman la intrahistoria de la cita compostelana"

Como el de la primera visita al Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia, lugar que iba a albergar nuestro Congreso y que nos recibió tan vacío como imponente. Era la primera vez que tomábamos verdadera conciencia de aquel espacio, asumiendo la responsabilidad de que nos correspondía a nosotros dotarlo de contenidos y, sobre todo, de llenarlo de congresistas.
Como el de las mañanas de los martes, cuando, casi siempre puntualmente, recibía el informe sobre el estado de las inscripciones, el cual que me apresuraba a volcar en un correo electrónico dirigido a los más directamente implicados en la preparación del evento y, sobre todo al principio, a modo de queja de que aquello no iba tan bien como lo que habíamos estado esperando.
Como el de la tarde de la reunión con Maximino Zumalabe, quien tenía a su cargo la dirección de la Real Filarmonía de Galicia en el concierto que se iba a ofrecer como parte del programa social del Congreso, para tratar del contenido musical del mismo, cuando descubrí que en función de las obras elegidas la orquesta podía precisar de más o menos refuerzos, tanto de músicos, como de instrumentos, que las partituras se alquilan y que, por tanto, por ellas se paga una renta, además de los derechos de autor, en su caso. De su erudición, de lo bien que el maestro entendió lo que queríamos ofrecer a nuestros congresistas y acompañantes y de lo acertada que resultó cada una de sus elecciones.
O como el de la primera de las reuniones con el responsable de TESEC, Rodolfo Porto, en la que empezó a definirse la escenografía del Congreso, con el objetivo de mostrar una imagen moderna, ágil y dinámica, de los Notarios de Europa y en la que le hice saber mi idea de que únicamente un gran ramo de rosas azules destacase sobre el escenario, porque además de su innegable belleza, en el lenguaje de las flores, las rosas azules, del color de cielo, son el símbolode la franqueza y de la libertad, pero también del misterio o del intento de alcanzar lo imposible, la utopía en que a veces parece convertirse el proyecto de construcción europea.
No hizo falta más, desde la misma mañana de la inauguración y durante todas las jornadas del Congreso un espléndido conjunto de rosas azules llamó la atención de los asistentes y fue seguramente lo más fotografiado de esos días, eso sí, después de que los más incrédulos, incrédulas, sobre todo, comprobasen, a la manera de Santo Tomás, que se trataba en verdad de flores naturales.

"La tarea que supuso coordinar todos los trabajos del 4º Congreso de los Notarios de Europa, que requirió de tiempo, dedicación y esfuerzo, ha valido la pena"

Los documentos de trabajo, el resultado de los debates en los comités científicos y las presentaciones en Santiago han estado desde el principio a disposición de todos, de la misma manera que lo están ahora estos otros momentos, con toda seguridad menos trascendentes, pero que también conforman la intrahistoria de la cita compostelana.
Y así, volviendo la vista atrás, no tengo la menor duda de que la tarea que supuso coordinar todos los trabajos del 4º Congreso de los Notarios de Europa, que requirió de tiempo, dedicación y esfuerzo, ha valido la pena.
Aprovecho la ocasión para dejar constancia expresa de mi gratitud a todos los que hicieron posible este proyecto, pero muy especialmente: al Consejo de los Notariados de la Unión Europea y al Consejo General del Notariado de España por la confianza en mí depositada para llevar adelante esta labor; a los equipos de Bruselas y de Madrid por estar siempre y en todo momento en disposición de colaborar en aquello que se les solicitara; a la Junta Directiva del Colegio Notarial de Galicia, con su Decana al frente, y a su personal por hacer que todo sea más fácil de lo que al principio parece; a mis compañeros de A Coruña, Juan Cora Guerreiro y José-Guillermo Rodicio Rodicio, por su atención y ayuda cada vez que tenía que ausentarme; a José Manuel García Collantes, a Álvaro Lucini Mateo y a quienes ellos bien saben, por todo y por tanto; y al Señor Santiago, por su protección.

Palabras clave: Notarios de Europa, Congreso, www.notariesofeurope-congress2017.eu.
Keywords: Notaries of Europe, Congress, www.notariesofeurope-congress2017.eu.

Resumen

De la preparación y la organización del 4º Congreso de los Notarios de Europa, celebrado en la ciudad de Santiago de Compostela los días 5 a 7 de octubre, han quedado imágenes y recuerdos que conviene conocer y conservar.

Abstract

The preparation and organisation of the IV Notaries of Europe Congress, which took place in the city of Santiago de Compostela between 5 and 7 October, provided many images and memories for posterity.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo