Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
Revista91-92

ENSXXI Nº 91-92
MAYO - AGOSTO 2020

Por: FERNANDO GOMÁ LANZÓN
Notario de Madrid

 

Una de las novedades en la estructura del reciente Gobierno de Pedro Sánchez es la creación del Ministerio de Consumo, al cual, de acuerdo con el Real Decreto 2/2020 en la que se definen las competencias de cada departamento, le corresponde la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de juego.

La competencia sobre el juego estaba atribuida hasta el momento al Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General de Ordenación del Juego. El cambio de ministerio manda un mensaje político: el juego no es solamente un tema de regulación o de carácter fiscal, sino que también es, y de manera principal, un asunto de salud pública que afecta a la sociedad, y parece que se quiere priorizar este tema (1).
El juego puede llegar a ser una peligrosa y devastadora adicción. Lo reconoce la llamada Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 (2) que es lo que anteriormente se conocía como Plan Nacional sobre Drogas, cuyo cambio de nombre obedece precisamente a su deseo de incorporar lo que denomina “adicciones sin sustancia”, como la ludopatía o los problemas con pantallas, internet o los videojuegos, y así se refleja en el propio documento (que menciona la palabra juego en 114 ocasiones). Su elaboración correspondió al llamado entonces Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y fue aprobado por el Consejo de Ministros en 2018. En él se contienen afirmaciones y datos muy interesantes, y que ilustran la urgencia de actuar rápidamente en el sector del juego:
La ludopatía -dice- es un trastorno reconocido como una enfermedad por la OMS desde 1992, multicausal, y en el que intervienen factores de riesgo ambiental (género, edad, nivel socioeconómico, estudios, disponibilidad y oferta de juego, etc.), psicológicos (impulsividad y búsqueda de sensaciones, déficits en estrategias de afrontamiento y solución de conflictos, comorbilidad, déficits y alteraciones neuropsicológicas) y biológicos.

"El cambio de ministerio manda un mensaje político: el juego no es solamente un tema de regulación o de carácter fiscal, sino que también es, y de manera principal, un asunto de salud pública que afecta a la sociedad, y parece que se quiere priorizar este tema"

Seguimos leyendo en el documento que en un estudio de 2015 (3), coordinado por la Dirección General de Ordenación del Juego, resultó que casi el 70% de los jugadores patológicos en España son varones. Los grupos de edad más afectados son el grupo de 25-34 años y el de 55-64 años. La edad media de inicio en el juego (jugadores con problemas) está en los 19 años, con las máquinas de juego como instrumento de iniciación y principal fuente de problemas con el juego. A medida que se incrementa el nivel de patología hacia el juego, el gasto en juegos de azar online es mayor. Los juegos online más demandados son las apuestas deportivas de contrapartida, si bien se observa un aumento del número de jugadores respecto a 2014 en el segmento de apuestas (34,4%), bingo (37,6%) y casino (80,4%), este último motivado en gran medida por la comercialización de las máquinas de azar. La mayoría de los jugadores online son hombres (83%), aunque se ha registrado un importante aumento de las mujeres (incremento del 53% con respecto a 2014). El 87% tiene entre 18 y 45 años.
El pacto de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos (4) dedica un apartado completo, el 2.10.1, a la regulación urgente de los juegos de azar para prevenir y frenar la ludopatía, en el que se proponen varias medidas:
+ Regular la publicidad de los juegos de azar y apuestas en línea, para equipararla a la del tabaco, que es muy restrictiva: así, el artículo 9 de la Ley 28/2005, que contempla la publicidad del tabaco, prohíbe el patrocinio de los productos del tabaco y, con carácter general, su publicidad, salvo ciertas excepciones muy específicas. Por su parte, el Defensor del Pueblo en funciones, en mayo de 2019, recomendó prohibir toda la publicidad de juego y apuestas en medios, salvo la de Loterías y Apuestas y la ONCE. Al respecto, dijo que el fenómeno de la difusión sin control del juego, y muy en especial si los jugadores son menores de edad, tiene unas características similares a las del consumo del tabaco o de drogas, y que ha recibido quejas de ciudadanos por la publicidad constante y continua en la televisión y medios online de anuncios de casas de apuestas.

"El juego puede llegar a ser una peligrosa y devastadora adicción"

Si nos centramos en las apuestas deportivas en línea, que están experimentando un crecimiento extraordinario, vemos que están por todas partes. En los programas radiofónicos deportivos, de manera constante, con cuñas y con los propios presentadores o colaboradores haciendo publicidad. En las vallas publicitarias de los campos de fútbol aparecen continuamente anuncios de apuestas, así como en los intermedios de los partidos televisados (5). Y muchos equipos de primer nivel lucen publicidad de apuestas deportivas. Un contraejemplo interesante en este sentido es la Real Sociedad, equipo de fútbol de San Sebastián, cuyos socios han votado no llevar publicidad de apuestas (6).
En estos anuncios de apuestas suelen intervenir famosos -actores, presentadores, deportistas, etc.-. Jugar, en esa publicidad, no es meramente apostar para ganar dinero, sino que se plantea como la pertenencia a un club con socios esparcidos por todo el mundo y que comparten emociones y vivencias intensas. Y sin embargo… leemos en la página 21 de la Estrategia sobre Adicciones sin sustancia: la amplia oferta de (video) juegos y la publicidad intensa en los medios y espacios deportivos y estrategias de marketing agresivas, principalmente dedicada a los más jóvenes, de las apuestas deportivas y juegos online y de apuesta, han contribuido a un aumento en el número de personas con problemas de adicción al juego y a un cambio del perfiles de los jugadores, especialmente online (más jóvenes, mayor nivel de estudios y, sorprendentemente, mayor número de mujeres jóvenes con problemas de juego de apuesta a través de Internet).

"Jugar, en esa publicidad, no es meramente apostar para ganar dinero, sino que se plantea como la pertenencia a un club con socios esparcidos por todo el mundo y que comparten emociones y vivencias intensas"

+ Una segunda propuesta del acuerdo es la de implementar medidas de información, gestión y limitación del consumo de juegos de azar en el marco regulador de los juegos de azar y apuesta en línea, con el objetivo de reforzar la autoconciencia y autonomía del jugador de cara a prácticas de consumo saludable y para prevenir, anticipar o identificar la generación de patrones de juego problemático. Una buena iniciativa en esta línea sería trabajar para crear una conciencia ciudadana de que no es bueno que “famosos”, en general, promocionen este tipo de actividades, porque como dice un catedrático de psiquiatría (7), si actúan así, “tienen potencial de crear una enfermedad”. La gente que está en tratamiento por la adicción al juego dice que es difícil pensar que haya consecuencias negativas si lo promociona una persona a la que respetas (8). En definitiva, que no dé buena imagen sino todo lo contrario, y acaben abandonando esta publicidad. Y lo mismo respecto de las radios comerciales.
+ Otra propuesta es coordinarse con las Comunidades Autónomas para evitar que los locales de apuestas estén cerca de centros escolares, y prohibir que abran antes de las 22 horas. Cabe decir que si se logra lo segundo, que abran a partir de esa hora, ya no tiene mucha importancia que estén o no cerca de colegios, porque obviamente estarán cerrados.
+ También se proponen medidas para que los propios operadores de juegos de azar y apuestas se impliquen en paliar los efectos indeseables del uso abusivo de los juegos de azar, lo cual es muy necesario, porque cualquier actuación será mucho más eficaz si se basa en el acuerdo y la colaboración coordinada de todos los implicados. El ordeno y mando suele dar peores resultados. Asimismo se propone la obligación de que los locales de juego y apuestas abiertos al público cuenten, en su entrada, con un cartel de advertencia sobre los peligros de la ludopatía, con un contenido y proporciones análogas a los que aparecen en las cajetillas de tabaco.
Esta equiparación que se hace respecto del tabaco debería matizarse porque en mi opinión difieren en un aspecto esencial: el tabaco es perjudicial siempre, sin importar el número de cigarros que se fumen, ni el grado de enganche al tabaco que se tenga. No ocurre exactamente lo mismo con el juego: hacer apuestas, jugar a juegos de azar no son, en sí mismos, perjudiciales, son actividades que pueden resultar muy divertidas. Lo que es dañino es la adicción, es decir, la afición enfermiza y absorbente a estas actividades, la ludopatía.
Dentro de este grupo de medidas debería incluirse la publicitación y fomento de la posibilidad de autoexcluirse de entrada en recintos de juego. La autoprohibición voluntaria. Existe un Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) (9), que estaba en el Ministerio de Hacienda, y pasará con probabilidad al de Consumo, en el que se prevé expresamente la solicitud voluntaria de autoprohibición e inclusión en ese Registro, o su modificación o baja, también voluntarias.

"En todo caso, cualquier actuación debería tener en cuenta la situación de mayor vulnerabilidad de los jóvenes no a jugar como una de las posibles actividades de ocio, sino, a caer en la adicción patológica"

El juego es una materia que con el nuevo Gobierno para a una primera línea política, pero no tiene necesariamente que ser objeto de un debate partidista, porque ya ha existido un consenso previo en el año 2018 acerca de algunas de las medidas. En ese año 2018 Unidos Podemos presentó en el Congreso una moción (10) sobre la problemática de las casas de apuestas y juegos de azar, que con cambios fue votada favorablemente por PP, PSOE y Ciudadanos, y en la que se contemplaban diversas medidas (11):
- Regularizar las reuniones del Consejo Asesor del Juego Responsable.
- Prohibir la promoción de las Apuestas a través de la mensajería instantánea.
- Mayor control en máquinas y apuestas en bares.
- Mayor importancia en la prevención.
- Medidas de control en las máquinas tales como los dispositivos que utilizan las de tabaco.
- Presentar alternativas de ocio para los jóvenes, mejorando la oferta lúdica para que no se vean abocados a entrar en una casa de apuestas.
- Que los beneficios que sacan las casas de apuestas del deporte revierta en el mismo deporte.
- Creación de la Plataforma Nacional para la Integridad para terminar con la lacra de los amaños provocada por las apuestas.
En todo caso, cualquier actuación debería tener en cuenta la situación de mayor vulnerabilidad de los jóvenes no a jugar como una de las posibles actividades de ocio, sino, como he indicado antes, a caer en la adicción patológica. Un estudio de este mismo año 2020 de la Fundación de Ayuda a la Drogadicción a través del Centro Reina Sofía sobre adolescencia y juventud (12) ofrece una serie de conclusiones que deberán tenerse muy en cuenta.
Así, el estudio alerta de la peligrosa normalización de un determinado modelo de ocio juvenil que integra con naturalidad el juego dentro de sus hábitos, los cuales tienen un carácter marcadamente grupal: “acudir a un salón de juego como paso previo a salir de bares o discotecas, elegir la ruleta o el bingo como modo de celebración, realizar apuestas deportivas mientras se disfruta con amigos o amigas de un partido, etc., se reconocen como opciones de ocio habituales, o, al menos, muy lejos de ser extrañas o minoritarias... A los salones de juego se va en grupo, se va porque va el grupo, y en ellos se juega en grupo, de tal manera que se puede interpretar que las pérdidas individuales dejan de tener sentido, pues el grupo nunca pierde: porque quizás lo que pierde una persona del grupo lo gana otra; pero, sobre todo, porque se asume la inversión grupal en tiempo de diversión, y el gasto se acepta a costa de otras actividades de ocio”.
También pone el foco en el bombardeo publicitario, que incluye figuras relevantes o icónicas del deporte o la sociedad, y el uso de “cebos” como el alcohol, aceptando su presencia “como prueba de la integración del juego en un modelo de ocio normalizado”.

"El Ministerio de Consumo tiene un gran reto por delante, y deberá contar para ello con el resto de administraciones, los otros partidos -no debería ser un tema de lucha partidista-, los operadores del sector del juego, expertos profesionales de todo tipo y asociaciones de afectados"

Otros factores que menciona el informe en sus conclusiones son la eterna expectativa de ganar y fantasía de control (aunque pierdas ahora siempre hay una nueva oportunidad de ganar o recuperar lo jugado, por lo que el riesgo queda continuamente en suspenso). La relevancia del contexto tecnológico: “Así, se entiende que, por ser jóvenes, les corresponde entablar una relación natural con un tipo de ocio online (en el cual encajaría el juego), respecto al que no se permiten injerencias del otro lado de la teórica brecha generacional. Tal puede ser el peligro de la asimilación, que no resulta extraño que algunos padres y madres confundan (o, al menos, desdibujen) problemas juveniles de adicción al juego, con problemas de adicción a la tecnología; los cuales no cargan ni con el estigma ni con la preocupación que sí pueden generar los primeros, por lo que se desactivan las principales alertas”. Y, para determinados juegos, su papel como reforzador social: “…tiene que ver con la diferencia entre los juegos de puro azar, y aquellos que se observan desde el halo que propicia asumir que es necesario “saber” para poder ganar y destacar por ello (algo que ocurre, principalmente, con las apuestas deportivas y algunos juegos de cartas, como el póquer). Entonces, quien aparentemente se maneja adecuadamente con tales juegos puede alcanzar cierto estatus como figura de referencia dentro del grupo, situación que propicia un refuerzo peligroso a la hora de consolidar conductas y hábitos de riesgo. Sin duda, la publicidad aprovecha y potencia esta percepción del juego, y explota los elementos que alimentan la percepción de jugadores y jugadoras “especiales”.
En los últimos cinco años el juego se ha disparado, precisamente de la mano del juego online -que incluye todas las modalidades, no solo las apuestas- que representó 17.000 de los 46.000 millones de euros que se jugaron en España en 2018 y está experimentando, además, un fuerte crecimiento anual (13).
En una de sus primeas declaraciones como ministro (14), Alberto Garzón ha señalado que la adicción es un problema de salud pública, que el tema de su publicidad es un caos, y que hay un grave problema con el acceso a los menores a zonas prohibidas de las casas de apuestas. El Ministerio de Consumo tiene, pues, un gran reto por delante, y deberá contar para ello con el resto de administraciones, los otros partidos -no debería ser un tema de lucha partidista-, los operadores del sector del juego, expertos profesionales de todo tipo y asociaciones de afectados.

FERNANDO GOMA ILUSTRACION

(1) Ya se tenía muy en cuenta esta cuestión de salud pública en el anterior Ministerio, pero ahora el mensaje político es mucho más evidente.
(2) http://www.pnsd.mscbs.gob.es/pnsd/estrategiaNacional/docs/180209_ESTRATEGIA_N.ADICCIONES_2017-2024__aprobada_CM.pdf
(3) www.ordenacionjuego.es/es/informe-jugador-online
(4) https://ep00.epimg.net/descargables/2019/12/30/87348523b35b92d92f5702e3cc84d950.pdf
(5) Uno de cada tres anuncios del partido Barcelona-Real Madrid es sobre esta publicidad, según consta en esta noticia de El País, de 31 de enero de 2019: https://elpais.com/ccaa/2019/01/30/catalunya/1548875544_118082.html
(6) https://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/liga/2018-12-21/real-sociedad-publicidad-apuestas-votacion_1723770/
(7) https://www.redaccionmedica.com/secciones/psiquiatria/-los-famosos-que-anuncian-apuestas-tienen-potencial-para-crear-enfermedad--4363
(8) https://elpais.com/sociedad/2018/09/11/actualidad/1536676950_651442.html
(9) http://www.ordenacionjuego.es/es/rgiaj
(10) http://www.congreso.es/backoffice_doc/prensa/notas_prensa/63124_1540309569640.pdf
(11) https://www.azarplus.com/apoyo-de-la-mayoria-de-los-grupos-parlamentarios-a-la-mocion-de-podemos-en-el-congreso-contra-el-juego/
(12) Megías, I. (2020). Jóvenes, juegos de azar y apuestas. Una aproximación cualitativa.
Madrid: Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, Fad.
DOI: 10.5281/zenodo.3601078. Disponible en http://www.adolescenciayjuventud.org/que-hacemos/monografias-y-estudios/ampliar.php/Id_contenido/127075/tipo/9/
(13) https://www.elespanol.com/economia/empresas/20200118/juego-online-dispara-millones-descontrol-frenar-consumo/460454881_0.html
(14) El día 19 de enero de 2020, en televisión: https://elpais.com/sociedad/2020/01/20/actualidad/1579511948_634886.html

Palabras clave: Juego, Ludopatía, Adicción.

Keywords: Gambling, Compulsive gambling, Addiction.

Resumen

Una de las novedades en la estructura del reciente Gobierno de Pedro Sánchez es la creación del Ministerio de Consumo, al cual, le corresponde la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de juego. La adicción patológica al juego es un problema de salud pública que requiere una actuación de los poderes públicos para regular su publicidad, proteger especialmente a los menores de caer en una “adicción sin sustancia” como es la ludopatía. Este es el gran reto que tiene por delante el nuevo Ministerio de Consumo.

Abstract

One of the new facets in the structure of Pedro Sánchez's recently established Government is the creation of the Ministry of Consumer Affairs, which is responsible for Government's policy proposals on gambling and their implementation. Addiction to gambling is a public health concern that requires the public authorities to regulate advertising, particularly above all to protect minors from suffering from a "substance-free addiction" such as gambling. This is the major challenge facing the new Ministry of Consumer Affairs.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo