Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
REVISTA96

ENSXXI Nº 97
MAYO - JUNIO 2021

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR
Periodista


LA PERSPECTIVA

Ni reforma de la Constitución, ni adopción de ley alguna fue necesaria para que se estableciera con frecuencia semanal una sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados, tampoco hubo requerimientos de ese tenor formal para que el presidente del Ejecutivo tenga que rendir cuentas en un Debate sobre el estado de la Nación de periodicidad anual. Se trata de usos parlamentarios. Su respaldo en el primer caso viene del artículo 66.2 de la Carta Magna donde se señala que “Las Cortes Generales ejercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus Presupuestos, controlan la acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuya la Constitución” y el del artículo 111. 1 de esa misma norma, según el cual “El Gobierno y cada uno de sus miembros están sometidos a las interpelaciones y preguntas que se le formulen en las Cámaras. Para esta clase de debate los Reglamentos establecerán un tiempo mínimo semanal”. En cuanto al Debate sobre el Estado de la Nación no se encuentra rastro alguno en la Constitución ni en el Reglamento del Congreso.

Convendría un estudio sistemático de las preguntas orales formuladas al Presidente del Gobierno en el Pleno del Congreso que permitiera saber cuáles son las cuestiones por las que se interesan los Diputados, con qué insistencia vuelven sobre ellas, qué abanico temático configuran, quiénes son los que inquieren, qué respuestas o evasiones merecieron. El último episodio disponible cuando se escriben estas líneas es el registrado en el Diario de Sesiones del Congreso que da cuenta de la sesión plenaria celebrada el miércoles 12 de mayo de 2021. A las nueve de la mañana, la primera pregunta, que correspondía a Pablo Casado Blanco, líder del Grupo Parlamentario Popular, en su formulación escrita inquiría si se considera el Gobierno respaldado por los españoles. Pero, una vez en el uso de la palabra Casado, dedicaba todo un preámbulo a la descalificación total del Presidente Sánchez, antes de plantear tres cuestiones, a saber: una, ¿por qué no convoca ya el debate sobre el estado de la Nación después de tres años?; dos, ¿por qué no trae el plan de reformas clandestino, como han hecho todos los países europeos para su votación?; y tres, ¿por qué bloquea el plan B jurídico para contra la pandemia, como le ofrece el Partido Popular desde hace un año, para evitar más contagios y más muertes por COVID?.

“Falta un estudio sistemático de las preguntas orales formuladas al Presidente del Gobierno ante el Pleno del Congreso que permita saber cuáles son las cuestiones por las que se interesan los Diputados, qué abanico temático configuran, con qué insistencia se plantean, qué respuestas o evasiones merecen”

Pedro Sánchez se evadió diciendo: “Señoría, sus urgencias no son las urgencias de los españoles”. Luego, discurrió sobre los procesos electorales de los últimos años: cinco, en 2019; dos en 2020; y dos en lo que llevamos de 2021. Remató subrayando la necesidad de estabilidad política y aferrándose a los treinta y dos meses que le quedarían a la legislatura, dando así respuesta a la pregunta en los términos en que figuraba por escrito en torno a si el Gobierno se considera respaldado por los españoles. Sagaz cuestión, suscitada, sin duda por la victoria en las elecciones autonómicas de Madrid de la pepera Isabel Díaz Ayuso y por el desastre cosechado en esas mismas urnas por el Partido Socialista. El presidente Sánchez recuperó también su aviso de la víspera cuando compareció en Moncloa con el presidente de Argentina. Alberto Fernández, y se sintió tan dueño de los tiempos como para decir que el estado de Alarma es el pasado y la vacunación el futuro, reduciendo el presente a una mera línea de separación entre ambos, carente de duración cronológica alguna.
La segunda pregunta del Pleno de Control al Gobierno que venimos analizando estaba adjudicada a Santiago Abascal del Grupo Parlamentario Vox, quien quería saber ¿cuáles son exactamente las líneas rojas que ha cruzado Vox? Cuando la presidenta de la Cámara le dio la palabra, el Diputado trató al presidente del Gobierno de señor Sánchez para recordarle haber dicho pomposamente que Vox había cruzado una línea y que sería la última que cruzase. Abascal quería saber con qué les amenazaba, si les iba a amordazar, a encerrar o a ilegalizar. Añadió que el único que había cruzado todas las líneas de la decencia política era el Presidente mintiendo a todos los españoles, prometiéndoles que no pactaría con estos, con esos y con aquellos (señalando a los escaños de Podemos, Esquerra Republicana y EH Bildu). En su intervención, Sánchez empezó por reprochar a su interlocutor el recurso perverso que imaginaba haría de las redes sociales y argumentar que Vox pone en entredicho los valores de pluralismo político, igualdad y libertad que proclama el artículo 1 de la Constitución, pero se abstuvo de responder a la pregunta de Abascal.

“Los partidos políticos prefieren andar a la gresca, buscando como en los programas de televisión un pico de audiencia. Pareciera que se hubiera abolido el vértigo”

La tercera pregunta la formulaba Gabriel Rufián, del grupo parlamentario Republicano, y estaba por completo abierta al lucimiento del Presidente, a quien inquiría por los planes que tuviera para lo que queda de legislatura. Oportunidad para Sánchez de declarar que su agenda coincide con las demanda de los ciudadanos españoles, vivan donde vivan y resumir sus propósitos en: superar la inmunidad de grupo, augurar un segundo semestre del año positivo para la recuperación económica y prometer que la recuperación será lo más justa posible, con doscientas doce reformas presentadas a la Comisión Europea. Enseguida, dio en imaginar el interés de Rufián por el debate territorial y añadió que el Gobierno de España está en que haya cuanto antes un Gobierno en Cataluña para retomar el diálogo. Entonces, en su segundo turno, el de Esquerra optó por hacer una confesión para tildar de curiosos unos tiempos en que la ultraderecha y la derecha española coinciden con el independentismo de derechas catalán en las acusaciones que le dedican. Así que, adoptando la pose del Ecce homo, se mostraba incapaz de comprender cómo le estigmatizaban a él de afín al gobierno Sánchez cuando había hecho el discurso más salvaje en su contra. Enseguida, expresaba su incredulidad respecto a los socialistas y aseguraba creer solo en las circunstancias del momento presente. En otras palabras, les dijo: “yo no creo en su voluntad, creo en su necesidad”. Y añadió consideraciones varias sobre el derrumbe de la alternativa imaginaria de Ciudadanos, así como sobre el sorpasso al PSOE logrado por Más Madrid en las elecciones autonómicas. En la dúplica, el presidente Sánchez -manzanas traigo- volvió a su hoja de ruta del reencuentro: luces, cámara y acción, de modo que se diría que todo está ya preparado para un nuevo paseo por los jardines de Moncloa de los invitados a la mesa, veremos con cuantas patas, a la espera de que sea investido un presidente de la Generalitat.
El jueves día 13, a la mañana siguiente del Pleno que venimos comentando, el señor Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en su informe anual, resumía el impacto de la pandemia, las medidas aplicadas, los focos de incertidumbre, tales como la vacunación, la vuelta del turismo o la fortaleza del consumo y la efectividad de los fondos europeos para ayuda de empresas en dificultades pero viables. Concluía que la respuesta debería basarse en consensos amplios, con vocación de permanencia para que resultaran creíbles. Pero los partidos políticos, como acabamos de ver, prefieren andar a la gresca, buscando provocar como en los programas de televisión un pico de audiencia. Un observador atento hubiera podido deducir que había sido abolido el vértigo.

El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo