Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil


DERECHO CIVIL

COMPRAVENTA/CONTRATOS

TRANSACCIÓN HOMOLOGADA: NECESARIA PROTOCOLIZACIÓN NOTARIAL
Resolución de 22 de octubre de 2018 (BOE 16 de noviembre de 2018). Descargar

La homologación judicial no altera el carácter privado del documento, pues se limita a acreditar la existencia de dicho acuerdo. Para que dicho acuerdo transaccional se convierta en título inscribible, será necesario su transformación en documento público en el que intervengan prestando su consentimiento todas las partes, y, en especial, las dos titulares registrales.

Leer más...


EL JUICIO DE VALIDEZ NOTARIAL DE LOS PODERES Y LA STS DE 20 DE NOVIEMBRE DE 2018

Valerio Pérez de Madrid Carreras, notario

Es muy conocido el inicio del Evangelio según San Mateo: “Libro del origen de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Fares y Zará, Fares engendró a Esron…” Así hasta que, por fin, “y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo”. Algo así debió pensar el registrador al calificar los poderes: si el TS (sentencia de 23 de septiembre de 2011) ya ha reconocido que corresponde al notario el juicio de suficiencia del poder, “sin que el registrador pueda revisar dicho juicio”, eso no es obstáculo para la calificación registral de la validez del poder, porque el artículo 18 LH establece una “competencia indeclinable del registrador de calificar la validez de los actos dispositivos contenidos en las escrituras que se someten a su consideración” y como los actos que realiza el apoderado “necesariamente está precedido del negocio constitutivo de la representación especial, cuya validez es necesario valorar”. Lo dicho, el argumento del registrador (y, se supone, de la poderosa corporación registral) es el siguiente: el artículo 98 LH es ley especial frente al artículo 18 LH… porque lo ha dicho el TS; pero el ámbito de la calificación es más extenso y se proyecta sobre el negocio base origen de la representación. Una cosa es el poder, cuyo control corresponde al notario; y otra el mandato, cuyo control corresponde al registrador. En el primer caso, juega el artículo 98; en el segundo, el artículo 18 LH. No se conforma el registrador con saber que Jesús es hijo de José y María, sino que su calificación, en este caso divina, se extiende a comprobar que éste, en efecto, es descendiente de Abrahán.

Leer más...