Menú móvil

El Notario - Cerrar Movil
Por: CRISTINA FERNÁNDEZ CÁMARA
Notaria de Barrax (Albacete)

Roma, 24 a 31 de julio de 2016

Otras noticias

En Roma, no lejos de Bolonia -donde el profesor Rolandino trazó en el siglo XII los fundamentos del Notariado en la Summa Artis Notariae-, ha tenido lugar durante los días 24 a 31 de julio, la quinta edición de la Universidad del Notariado Mundial, auspiciada por la Unión Internacional del Notariado (UIN). Cerca de setenta notarios y aspirantes al cuerpo, de unas treinta nacionalidades (España, Francia, Serbia, China, Senegal, Rusia y Brasil, entre ellas) tuvimos la satisfacción de asistir a las clases impartidas por veinte notarios de diez países diferentes, que versaron sobre los temas más variados: deontología, titulación, lucha contra el blanqueo de capitales, derecho mercantil, inmobiliario, familiar, sucesorio, protección de las personas vulnerables, nuevas tecnologías y validez extraterritorial de los instrumentos públicos.
Quizá lo más interesante de estas jornadas ha sido el hilo conductor, sentir general o espíritu que se respiraba en cada una de las intervenciones, que podría resumirse en las palabras del presidente de la UIN, Daniel-Sédar Senghor: “el Notariado existe en la medida en que es útil a la sociedad”, en la medida en que se ejerce una función pública que es útil para el ciudadano, y en especial, para el más débil.
Esta utilidad social se refleja en numerosos ámbitos de la actuación notarial, tanto a escala nacional como internacional. En primer lugar, la intervención notarial ofrece seguridad jurídica, la cual engendra confianza, y ésta, a su vez, crédito, inversión y desarrollo económico. En segundo lugar, el establecimiento de mecanismos que facilitan la circulación de documentos públicos a nivel internacional, como por ejemplo el sello notarial de seguridad (desarrollado por instituciones españolas para la UIN), favorece la libre circulación de personas y la libertad de establecimiento de las empresas, y facilita la vida a los ciudadanos; también, en este sentido, la plataforma EUFides, desarrollada por el Consejo de los Notariados de la Unión Europea (CNUE), de la que hizo mención su actual presidente, Paolo Pasqualis.

"El sello notarial de seguridad favorece la libre circulación de personas y la libertad de establecimiento de las empresas"

En tercer lugar, creemos que donde mejor se observa esta utilidad social del notario es en el servicio a los más débiles, como se aprecia en distintos campos. Más del 80% de la población africana carece de título de propiedad o de título que sostenga su derecho sobre las tierras que trabaja o sobre las que habita, problema al que no son ajenos otros países, como por ejemplo Brasil, en el caso de las “favelas”. Como señaló Antonio Ioli, recordando las palabras del Papa Francisco: “no perdamos la esperanza, pero para no perderla, es preciso primero tenerla”. La existencia de un título oponible que fije los derechos de estas personas es crucial para el desarrollo de los pueblos, puesto que permite asegurar un mejor cultivo de las tierras, evita las expulsiones de los cultivadores en beneficio de las multinacionales, asegura un lugar de vida y arraigo para la familia y que el beneficio obtenido merced a las riquezas naturales sea aprovechado por los que allí viven, y favorece el acceso al crédito. Todo esto, además, aumenta los incentivos de la población local para permanecer en sus países y evita que se sientan obligados a emigrar. En este sentido, el Notariado, en colaboración con las Naciones Unidas y la FAO, ha creado el título simplificado seguro (TSS), utilizado en países como Madagascar, donde en la actualidad la circulación de tierras con TSS supera al de las tierras con título tradicional.
La función social del Notariado, como puso de relieve María de los Reyes Sánchez Moreno, también se observa en la protección de las personas vulnerables. Ante la existencia de un familiar en situación vulnerable, o ante la posibilidad de la disminución de la capacidad propia, las personas tienen en el notario alguien en quien confiar para la organización de su situación, tanto personal como patrimonial, a través de distintas instituciones en Derecho comparado, como los poderes preventivos, la autotutela, el patrimonio protegido o los acuerdos de cohabitación. En Quebec, por ejemplo, el 36% de los adultos ha otorgado un mandato de protección y, siendo opcional el otorgarlo ante notario, el 85% opta por esta vía.
Otro ámbito en el que los notarios pueden desarrollar una labor social muy relevante, es el campo de la mediación. “El notario es el casco azul del Derecho”, enfatizó Jean-Paul Decorps. No en vano la mediación es uno de los campos donde con mayor claridad puede observarse, ya que ésta sirve de cauce para llegar a acuerdos con un alto grado de cumplimiento, que redundan en un aumento de la paz social, dado que las partes llegan al acuerdo de forma voluntaria, y se consigue crear un canal de diálogo entre personas con posiciones inicialmente antagónicas. A destacar, desde el punto de vista del Derecho comparado, el compromiso de las instituciones notariales españolas con la mediación, a través de la Fundación Notarial SIGNUM, aunque sería deseable una mayor implicación del legislador y de los gobiernos, como sucede por ejemplo en Croacia.

"La existencia de un título asegura arraigo para la familia y favorece el acceso al crédito. En este sentido, el Notariado, ha creado el título simplificado seguro (TSS)"

Para desempeñar estas funciones, el notario ha de enfrentarse a distintos retos, que son comunes a todos los países, como las nuevas tecnologías o la presión del sistema liberal-anglosajón. El notario no puede quedar al margen de la tecnología pues ésta seguirá su curso -señaló José Carmelo Llopis- sino que, más bien, deberá utilizarla como herramienta para prestar un mejor servicio; así, por ejemplo, en un futuro no muy lejano, es probable que se impongan nuevos formatos que sustituyan los documentos adjuntos por hipervínculos. Aunque en modo alguno puede admitirse que, bajo el pretexto de la tecnología, se tiren por tierra elementos básicos para la seguridad jurídica, como la comparecencia física; cual sucede en países como Georgia, donde se admiten comparecencias vía skype.
Por otra parte, nos encontramos con que el Notariado latino es contestado desde instituciones enmarcadas en el liberalismo anglosajón, como el Banco Mundial, cuando el sistema latino es el que mejor se adapta a nuestro contexto de civil law (que comprende dos tercios de la población mundial), caracterizado por la prevención de los litigios y la preeminencia de la Ley, frente a la litigación y el case law propio del sistema anglosajón. Como destacó Michel Grimaldi, el notario es un funcionario público y está orgulloso de serlo, colaborando con el Estado en materia fiscal y de prevención del blanqueo y de la financiación del terrorismo, controlando la legalidad y prestando un servicio público de asesoramiento a cualquier persona con idéntica calidad y sin distinción de capacidad económica, ya que el Derecho no es una mercancía, por lo que no debe abandonarse al mercado.
En definitiva, “es la función la que crea el órgano”, y no a la inversa, como señaló el presidente de la UIN citando al biólogo Lamarck. Si el notario desempeña su función social con responsabilidad y vocación de servicio, su existencia seguirá siendo necesaria.

El Notario - Rubén Laina Relaño / Antonio López Santalla

Rubén Laina Relaño / Antonio López Santalla El Notario - Comillas

Notas para aproximar el complejo problema de los incendios forestales
El Notario - Ignacio Maldonado Ramos

Ignacio Maldonado Ramos El Notario - Comillas

Cuando un bosque se quema…
El Notario - Manuel González-Meneses García-Valdecasas

Manuel González-Meneses García-Valdecasas El Notario - Comillas

¿Serán los ciber-consejeros los verdaderos business angels?
El Notario - María Dolores García Valverde

María Dolores García Valverde El Notario - Comillas

Servicio doméstico ¿Ahora qué?
El Notario - Francisco R. Serantes Peña

Francisco R. Serantes Peña El Notario - Comillas

Reflexiones sobre el poder fiscal
El buen funcionamiento de esta página web depende de la instalación de cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis de las visitas de la web.
En la web http://www.elnotario.es utilizamos solo las cookies indispensables y evaluamos los datos recabados de forma global para no invadir la privacidad de ningún usuario.
Para saber más puede acceder a toda la información ampliada en nuestra Política de Cookies.
POLÍTICA DE COOKIES Rechazar De acuerdo